Desde el 7/06/2013 en www.ciclismo2005.com

27 septiembre, 2006

Para la prensa extranjera

En el improbable caso de que alguien de la prensa extranjera leyese este modestísimo blog, reproduzco aquí el famoso documento que demuestra que Alejandro Valverde tenía sangre criogenizada en 2004. Ya saben: la memoria es fugaz, a veces oclusiva, y cuando empiece la próxima temporada (se supone que con la Operación Puerto resuelta) tendremos culpables y exculpados. De estos últimos, algunos sin pasar por juicio. El post se podía titular perfectamente "Para que no se olvide".

Va dirigido a la prensa extranjera porque en los últimos días el Süddeustche Zeitung, que no es un periódico para envolver el pescado, ha denunciado que existe una Brunete mediática en España capaz de ocultar con todos los medios que Alejandro Valverde, El Intocable, está metido hasta las zarpas en las modernas técnicas de dopaje. Y que ha sido uno de los principales beneficiados. Hasta este nivel hemos llegado con la Operación Puerto: la de tener que dirigirnos a medios extranjeros para estar bien informados. O a foros de Internet, mismamente.

A los habituales del blog ya les aburrirá la cantinela, pero conviene repertirla. Cuando el 22 de mayo de 2006 la UCO de la Guardia Civil detiene a la banda del hematocrito ya surgen fuertes rumores sobre los nombres implicados. Afortunadamente, y ya en los primeros compases, Carlos Arribas lanza un capote a nuestra figura patria y señera, descartando que esté implicado en estas prácticas ilegales. Menos mal. (Gran bufido de alivio). La mención, asquerosa a todas luces, ya nos puso sobre aviso de lo que podía pasar. Ahí están todos los post de este mes de mayo para poder seguir el hilo. Valverde tiene bula, Valverde tiene bula, Valverde es intocable. Tra-lará-lará.

Y así llegamos a junio. A una semana del inicio del Tour, ese que para los valverdistas (una subespecie del ciclismo muy animosa y que se solivianta ante la sola mención de su ídolo) iba a ser el de la consagración, todo seguía igual. Sevilla ganaba en Asturias, los cuatro primeros de la Vuelta a Suiza eran compañeros de arcón congelador de la estrella murciana, Basso visitaba a sus compañeros en la Dauphiné y Mancebo callaba como una meretriz, esta vez sin citar fuego y quemaduras. Tal era el nivel de caradurismo que hasta el tradicionalmente comedido Arribas titulo "El triunfo de la hipocresía" la actitud de la mal llamada familia ciclista. Mal llamada, porque la palabra "clan", "logia" o famiglia le queda mucho mejor. El mismo periodista empezó a reproducir documentos oficiales en su periódico, pero un día mal dado se le coló la parte final del folio. Cortó lo justo, para que no se viese 20.- Vains. , pero se le pasó el renglón anterior. El de 18.- Valv. (Piti).

En este blog, de siempre beligerante con Valverde y sus extrañas bulas (¡qué asco la etapa de Caravaca en la Vuelta 2004, con el pelotón maniatado porque se ha caído un dorsal que ni siquiera era el líder de la carrera!) tampoco me lancé directo a la hipotésis más evidente. Pense que podría ser Valjavec (corredor del Phonak en 2004), a pesar de que el día anterior ya había hablado de la extraña relación entre perros y dopaje, a raíz del siempre llorado Tugboat. Descubrir que el perro de Mancebo se llama Goku, el de Basso Birillo y el de Valverde Piti (gracias nickQuintus) y establecer la relación con el salvoconducto lanzado por Arribas el 25 de mayo fue todo uno.

¡Ah! Que los valverdistas dirán que el documento reproducido es del 4/5/2004, de hace dos años. Que Valverde ya no tiene nada que ver con la sangre manipulada. Ya. Que en el único documento incautado referente a 2006 (así son las cosas) su número 18.- no aparece. Claro, claro. A esas personas, además del muy genérico consejo de que los Reyes Magos son los padres (nunca es tarde para salir de la ingenuidad) les diré que en breve saldrá un post sobre como Valverde se quitó dos bolsas de sangre en Castelfranco Veneto, provincia de Treviso, Italia a los cuatro días de ser operado de la clavícula por su caída en el Tour. De como coincidió en ese hotel con Ivan Basso. Y con un médico de la red de Eufemiano. La coqueta -y riquísima- ciudad italiana no tiene mar, para el que piense que se fue a tomar el sol. A lo mejor a alguien de la prensa extranjera le interesa, visto que por aquí es imposible decir lo evidente.
***
Confirmado. Samuel Sánchez es un corredor encantado de conocerse. Su misión en el Mundial era ayudar a Valverde. Lo hizo. La misión de Piti era ganar medallas. Lo hizo. Sin embargo, el asturiano locuaz empezó diciendo que su jefe de filas se equivocó tácticamente, después que se tenía que haber parado y ahora, embriago por el cálido abrazo de sus paisanos -los mismos que adoraban a Santi Pérez-, remacha diciendo que "regaló las medallas".

32 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Se quitó o se sacó, para luego volverme a meter?

Anónimo dijo...

perdón, en lugar de "volverme" es "volverse".

Anónimo dijo...

CARTA AL DIRECTOR 26/09/2006

Estimado Sr. Sergio,
Soy un asiduo lector de su interesante blog. Lo encontré por casualidad y rápidamente lo seguí a diario, debido a los interesantes análisis y crónicas que en él se hacían de los diferentes acontecimientos ciclísticos. Más tarde fue, sin duda, la fuente más clara que encontré a la hora de tratar ciertos espinosos temas, los cuales estallaron definitivamente con la llamada “Operación Puerto”. Esto marcó un antes y un después en su trato con el deporte de las dos ruedas.
Hoy me siento enormemente preocupado por las formas que ha adquirido. Formas, y no contenidos, que me desconciertan dada la respetable imagen que uno se había hecho de usted. Hay veces en las incluso pienso que ha perdido el sentido y la razón.
Por eso, no sin antes mucho pensarlo, he decido dirigirme a su persona, ya que la situación me parece insostenible y realmente si hubo un tiempo en el que sus escritos fueron fascinantes, hoy al leerle me asaltan las dudas sobre sus valores, sus conocimientos e incluso sus objetivos para con el ciclismo.
No acierto a comprender cual es su visión del ciclismo actual. Sus continuas críticas a los diferentes resultados, da igual quien gane, da igual como, siempre hacen mención a la preparación médica. Algo que, a estas alturas, todos reconocemos como fundamental para ser competitivo. Por eso no comprendo su indignación. Siempre me ha sorprendido su radical rechazo a quienes alguna vez dieron positivo y ahora se empeña en enterrar a los implicados y sospechosos de la llamada Operación Puerto, cuando sabe, de sobra, que detrás de esa Operación hay otra, y detrás de esa otra habrá otra más. Parece conocer las reglas del juego pero se niega a asumirlas y reconocerlas. En sus análisis adquiere una postura crítica, radical, insultante y carente de respeto. Postura que dice muy poco en su favor y con la que pierde toda credibilidad.
¿A dónde quiere llegar? Si lo que ve le gusta, ¿por qué no lo disfruta? Y si no le gusta, ¿por qué lo ve? El problema puede ser, y corríjame si me equivoco, que disfruta viendo lo que no le gusta. Y eso duele. Pero aún así no comprendo su actitud, ni acierto a ver las razones que la provocan.
No pretendo decirle ni como ni lo que debe escribir en su blog, faltaría más, pero me gustaría, conocer el porque de su radical cambio tanto de contenido, ahora apenas analiza los acontecimientos, como de interés, habla de cada 1000 artículos 990 de dopaje, dentro del ciclismo. También me gustaría saber cual es su objetivo con tanta crítica y desprestigio hacia el ciclismo. Y cuales son sus motivación para seguir viendo y escribiendo de ciclismo.
Sin más, me despido con la firme esperanza de que esta carta le sirva para recapacitar, y vuelva algún día a escribir como lo hizo antes.
Un saludo y, si se me permite, un fuerte abrazo.
Atentamente Roby MacKuin.

Dani dijo...

creo que estas cosas hay que recordarlas siempre porque sino al final todos nos olvidamos de ellas, nos ponemos la venda en los ojos y la pinza en la nariz y a disfrutar de los grandes del ciclismo! Yo particularmente me opongo a ello, mientras sepa que hay un tramposo en este deporte que tanto quiero, preferiré desenmascararlo a venerarlo.

Anónimo dijo...

La que te va a chorrear Sergio por insistir e incluso incitar a periódicos extranjeros a darle caña a Valverde. No será lo más políticamente correcto, pero esta cruzada que existe por defender a Valverde a toda costa cuando a otros se les niega hasta el pan me parece demencial, caso Aitor Gonzalez.
Es evidente que este blog es subjetivo y a veces demasiado claro ensalzando a algunos ciclistas y a otros metiéndoles mucha caña, pero aquí yo rompo una lanza a tu favor Sergio. EL QUE NO LE MOLE ESTE BLOG, PUES QUE NO LO LEA, yo no compro El Marca y soy la mar de feliz. Y sobretodo a los que insultan, aquí se viene a informarse, bien o mal, mejor o peor, más o menos acorde con las ideas de cada uno, e incluso a debatir. Pero por favor todo con educación.

La información sobre Valverde es de la misma que se ha obtenido de otros corredores, misma veracidad, misma antigüedad, misma relación, mismo sistema dopante. Mientras a los unos se les ha prohibido correr y ya se les ha juzgado sin ni siquiera haber sido acusados ante la justicia deportiva u ordinaria, (nuestro pequeño Guantánamo del ciclismo), en cambio es inmoral poder ni siquiera nombrar a VALV.
Aquí debe de haber justicia por igual para todos, se llame como se llame. Siendo ejemplarmente vergonzoso el caso de Valverde o la aceptación del Astaná en la Vuelta mientras se vetaba al Comunitat Valenciana.

Alka dijo...

Y en el futbol dani?????? o baloncesto????? YA se sabe que hay tramposos y los seguiras venerando,porque con unos si y con otros no????
POruqe todo son elogiospara la selecciond e baloncesto cuando sabembos que los jugadores NBA no pasan controles y en el caso de pasarlos darian positivo en todos??? a esos seguro que los veneras

Anónimo dijo...

Yo precisamente leo este blog por esto, por la valentía de decir las cosas como son. LA falta de ética en el ciclismo hay que decirla. Sería cobarde mirar a otro lado e ignorarla.
Sergio: sigue escribiendo así, nos has enseñado muchas cosas y gracias a este blog ahora me gusta el ciclismo (soy atleta).
No lo dejes.

F.I.

Anónimo dijo...

A ver, no hay valentía alguna en decir las cosas como son si no se sabe quién las dice. Que el blog está muy bien es indudable, pero no confundamos las cosas.

Anónimo dijo...

No creo que ya nadie albergue dudas con respecto a la identidad de 18-Valv (Piti); pero de ahí a decir que estuvo en Treviso coincidiendo con Basso y un médico de la red de Eufemiano para extraerse dos bolsas de sangre va un mundo. Valverde puede desplazarse a Treviso con total normalidad sin tener que rendir cuentas a nadie, de la misma manera que Uds. y yo podemos hacerlo. Afirmar rotundamente esos hechos me parece de una falsedad manifiesta por cuanto se elevan a la condición de realidad supuestas prácticas de uso más o menos habitual en el pelotón ciclista en un momento concreto.

Todo ello sin presentar pruebas concretas de los hechos que, me temo, Ud. no va a seguir sin presentar ni siquiera a nombrar. Lo contrario le situaría a Ud. dentro del mundo del ciclismo o con una mayor cercanía de la que ha querido mostrar a sus lectores.

Anónimo dijo...

Gracias Sergio por enfrentarte desde tu modesto blog a un complot mediatico para no desvelar la identidad de Valv(Piti), gracias por mostrar una realidad que se nos hace imposible, es duro saber que todo en la vidad es una mentira, trabajo, estudios, política, incluso un deporte que seguimos por afición, para disfrutar. Pero, todo lo que mueva dinero esta corrupto, o sucio, o es una mentira... no encuentro el adjetivo pero lo vinculo con la hipocresia. Una vez discutí con un amigo, ya no lo somos, por el futbol, ese gran deporte, opio del pueblo, que mueve miles de millones de euros, España se para ante un gran partido; yo alegue (a mi ex-amigo) que no me creia cierta final de la Champions, que los maletines eran muy frecuentes, incluso el me reconocio que en regionales italianas(donde el jugó) compraban los partidos, pero por favor, como va a ocurrir eso en una gran final de la champions, donde hay millones de espectadores, y mucho dinero e intereses en juego....a lo que iba, Eufe tiene al menos dos socios, los dos empiezan por "C" y son nombres italianos, siempre hay efectos colaterales, Valverde salió favorecido, Basso vinculado a un socio q cometio un error...Repito gracias Sergio, pero YO si me ilusiono en la noche de Reyes Magos, eso no lo perderé nunca.

Anónimo dijo...

Pedanterías aparte, creo q Sergio está siendo duro con el ciclismo, pero es algo q debe ser asi. Si queremos acabar con la lacra del dopaje no podemos callarnos y mirar para otro lado.

Con esto quiero decir q igual a mucha gente le duele q sea duro con determiandos ciclistas, pero es q se ha llegado a un punto en el ciclismo, q si preguntas a cualquiera por la calle q opina sobre el ciclismo, te cuentan q es un peporte mas q manchado por el dopaje.

Pero claro esto puede cambiar, cuandos de los ciudadanos de a pie se acuerda ya del Tour del Festina, o de El Chaba, o de Pantani..... NADIE. Y si dejamos pasar la oportunidad de "acabar" con gran parte de los tramposos del pelotón, mejor q mejor, pero claro sin excepciones, si tenemos q acabar con la carrera de Valverde pues acabamos, y sin remordimientos, pues es él el q ha imcumplido las normas.

Lo q me estoy temiendo es q al final quede todo en agua para borrajas, es decir, q muchos de los ciclistas (al principio se decía q 200) se queden sin sanción, y q no lo olvidemos, q hay otros deportes implicados.

Sinceramente, prefiero tener deportistas mediocres y limpios q ganadores de "probeta".

Para terminar, agradecer a Sergio sus noticias, q nos ayudan a pasar el rato y a ver el ciclismo desde mas puntos de vista q el q nos muestran los manipulados medios.

Anónimo dijo...

¿Quién se supone que era 20.- Vains.?

mitificador dijo...

supongo q roman vainsteins, digo yo, no se...

Polo dijo...

Entiendo el argumento de "si no te gusta este blog, no lo leas". Sin embargo, aunque a mí me gusta lo que escribe Sergio sea cual sea la temática, tengo mis preferencias sobre los temas. Por ejemplo, recuerdo el post de la previa del mundial, la crónica del Giro del Lazio, de la victoria de Freire en Suiza o de Valverde en Lieja. Crónicas apasionadas, bien escritas, bien documentadas, en las que se nota que a Sergio le encanta el ciclismo y que hacen a que mí me guste todavía más.

¿Los post sobre dopaje? También me gustan, pero de otra forma. Me parecen informativos, creo que cuentan una realidad (de forma parcial, sí, pero esto es un blog) que no cuentan los medios de comunicación tradicionales. Pero la sensación que me queda es completamente distinta a las crónicas, es como si a Sergio ya no le gustase el ciclismo (algo que estoy seguro de que no ocurre).

Resumen: seguiré leyendo este blog porque me gusta lo que cuenta, pero prefiero esas entradas que me hacen pensar que el ciclismo sigue siendo el mejor deporte del mundo.

Anónimo dijo...

A Vainsteins le pillaba fuera de juego ya el 2004, como para compartir el mismo arcón de Mancebo, Heras, Valverde, Vicioso y Serrano.

Sergio dijo...

Parece que está ardiendo el blog. Gracias por vuestros comentarios. Cuando he visto que había tantos a estas alturas de la mañana, pensé en el típico efecto del "dedo nervioso" y que me tocaba borrar, pero ya veo que son todos diferentes e interesantes.

Roby McKuin: gracias por la amabilidad de la carta. El "Parece conocer las reglas del juego pero se niega a asumirlas y reconocerlas" desmonta la argumentación. Para mí las reglas de juego son que los corredores tienen que respetar la normativa antidopaje, incluyendo las hemotransfusiones. E insisto en que el desprestigio para el ciclismo fue el día en que todos se plantaron en el Campeonato de España, en vez de señalar con el dedo a los tramposos.

Al anónimo de las 11:05: Valv. tiene toda la libertad para ir a donde quiera, pero que visite la misma zona de Italia cada dos meses de reloj, según los protocolos de Eufemiano, es muy sospechoso. Yo no voy a colgar aquí el registro de entrada en el hotel ni una foto picándose -porque no lo tengo-, sino las evidencias razonables. Y ya van unas cuantas.

Anónimo de las 11:13: no merece la pena perder una amistad por discutir de deporte.

Polo: lo calcas al 100%. Sin embargo, el dopaje es parte del ciclismo, y no por callarse va a desaparecer.

lukas dijo...

ummmm, hay algo extraño en la hoja, Valv(Piti) es el único que no aparece recuadrado.. ummm..

¿será por eso que no lo ven los medios?

¿o lo habrá metido Sergio en el documento oficial en su, según algunos, cruzada contra Valverde?

Sergio, ¿no habrás sido compañero de colegio de Valverde y te quitaba el bocadillo, verdad?

Habrá que investigar...

Anónimo dijo...

Toma Sergio, para que te sulfures. Publicado en Deia.

«Llegué a tocar el oro»
Samuel Sánchez cree que el Mundial de Salzburgo supuso el espaldarazo definitivo a su carrera: «Lo tengo todo a mi alcance, que lo consiga es sólo cuestión de tiempo»

Unai Larrea Enviado especial a Salzburgo (Austria)

«¿Resaca? No, para nada. Un poco de sueño, por el madrugón y por el cansancio acumulado, pero de resaca nada. No salimos del hotel. Yo sólo salgo una o dos veces al año, no me va demasiado». Viéndole así, con ese pelo erizado a base de gomina, con esos pantalones tan modernos, esa camiseta de último grito y esas gafas tan "chics" con las que combate los segundos rayos de sol, Samuel Sánchez (Oviedo, 1978), su aspecto exterior, se halla en las antípodas del sacrificio y de la abnegación que se le suponen a un ciclista profesional. Son las 8.00 horas y el motor del autobús ya ruge frente a la puerta del Hotel Castellani de Salzburgo. Es lunes postMundial y los ciclistas de la selección estatal van subiendo a un autobús que les llevó hasta Munich, en cuya terminal de salida posarán juntos en torno a la medalla de bronce de Alejandro Valverde. Después, a las 12.45 horas, tomaron un vuelo con destino a Madrid. El Mundial, una carrera en la que fue protagonista estelar, es historia para Samuel. Algo para recordar, pues fue precioso, pero que forma ya parte del pasado. La temporada 2006 no ha acabado aún. Al contrario. "Samu" piensa en Zurich, en Lombardía y en arañar los puntos que le permitan acabar entre los cinco primeros del Pro Tour, lo que pondría broche de oro al mejor de sus siete años en Euskaltel-Euskadi.

El del domingo quedará como uno de sus grandes días. ¿Comparte esa sensación?

Sí. Fue un día importante. Ahora, con la cabeza fría, pienso en lo que hice... y sí, fue importante. Lo que hice fue regalar medallas. Hice de lanzador de lujo para tres grandes campeones. Hice el trabajo que se me había encomendado, y pienso que estuve fenomenal.

Y sin embargo...

El sabor que me quedó fue algo agridulce, sí. Primero, porque me quedé con la medalla de chocolate, aunque menos es nada y me la comeré encantado. Y, segundo, porque me quedé cerquísima incluso del oro, que llegué a acariciarlo, a tocarlo. Por un momento, cuando arranqué, pensé que Valverde cortaría a Bettini y a Zabel, pues pienso que tanto él como yo habríamos salido beneficiados. Habiéndose salido de mi rueda, habrían ocurrido dos cosas: que Bettini se viniera a por mí, con lo que el italiano ya habría quemado un cartucho y Alejandro habría podido batirle al sprint; o que Bettini se hubiese parado, con lo que yo habría llegado solo a meta. Pero, en fin, aquello ya pasó y sobran los comentarios.

En su actuación hubo más cosas que aquel ataque a 700 metros. También hubo ataques en el momento de la verdad. Decía usted que de "tapado" no tenía nada, que la gente ya le conoce.

Arranqué tres veces y las tres veces sólo Bettini, ningún corredor más, vino a por mí. Si él no sale, nadie habría salido, porque cuando yo arrancaba, arrancaba de verdad.

¿Fue el día de su confirmación?

Sí. Yo creo que soy un corredor muy polivalente y rentable para mi equipo. Puedo pelear por la general de una vuelta grande, ganar una vuelta de cinco días, que es lo que quiero hacer el año próximo, o una clásica de la antigua Copa del Mundo, incluso un Mundial. Pienso que lo tengo todo a mi alcance, y que todo es cuestión de tiempo, nada más. Soy un corredor que va paso a paso, que no se quiere estancar y que el año próximo, con 29 años, encara un año decisivo en su carrera.

¿En qué sentido?

Pretendo dar otro paso más, subir otro escalón, y hacerlo debe de llevarme ya a hacer algo muy importante, a que se me considere uno de los grandes del ciclismo mundial. Ahora mismo soy noveno en el Pro Tour, he hecho cuarto en un Mundial, séptimo en la Vuelta, donde gané una etapa y casi gano la última crono... Creo que está bastante bien.

¿Cuál es su sueño?

Mi sueño fue el domingo, haber ganado el campeonato del mundo. Tenía la corazonada de que ganaría el Mundial, a pesar de que el circuito no se adaptaba a mis características.

¿Una medalla le habría dejado otro sabor de boca o sólo le habría consolado el oro?

En el ciclismo sólo vale ganar, pero haber sacado medalla habría estado muy bien. Yo pensé nada más llegar a meta: "Joder, qué pena, ya podían haber venido dos a mi rueda y no tres, pues así habría sacado el bronce", incluso después de haber lanzado el sprint a Alejandro. El maillot arco iris es algo que sueño tener algún día en mis vitrinas.

En las piernas ya lo tiene.

Sí, sí, lo vi claro. Pienso que si sigo con esta planificación puedo hacer muy buenos Mundiales en años próximos.

Hubo años, no hace tanto, en los que no había forma de que usted, que andaba muchísimo, ganase una carrera. De pronto, ha desarrollado un instinto rematador que asusta. ¿Qué ha cambiado?

La edad. He madurado, me tomo las cosas con más tranquilidad, sé esperar mi momento y sé aprovecharlo cuando se me presenta. Ya no lanzo tiros al aire a ver si cae algo. Ahora escojo, apunto y disparo. Soy más frío, más observador que antes. Me fijo en todos los detalles.

¿En qué se fijó el domingo?

En la selección italiana, en sus movimientos, también en la gente que podía estar al final. Iba observando a Boonen, a Bettini, a Zabel le vi regulando mucho en los repechos...

¿Habló con Bettini?

Sí. Me decía que había que probar en las cuestas para dejar a Boonen.

¿Qué debe mejorar?

Debo programar mejor el año y lo hablé ya con Igor. Soy un corredor que no necesita correr muchas carreras. Pienso que debería correr poco, pero ser muy rentable y obtener buenos resultados en las carreras a las que vaya. Puedo ayudar mucho al equipo en determinadas épocas, desde marzo hasta mayo, y después hacer una buena Vuelta, el Mundial, Lombardía... El equipo puede sacar mucho provecho de mí aprovechándome en esas carreras al 100% y dejando otras carreras de lado. Me falta preparar las carreras con más tiempo, seguir trabajando como hasta ahora y nunca dar por hecho que las cosas van a venir porque sí. Aquí, si no te sacrificas y machacas cada año más...

El Tour no lo cita.

No me gustaría hipotecar todo un año por el Tour. Hombre, si lo preparas y te sale bien, das un paso enorme en tu carrera, pero pienso que puedo serle más rentable al equipo haciendo un buen principio de año y un buen final.

¿Clasicómano, hombre de cinco días, de tres semanas...?

Los grandes campeones son de todos los tipos. Valverde hace de todo, Indurain hacía de todo, Armstrong era capaz de ganar en Donostia y siete Tours... Un campeón, si está en forma, puede hacerlo todo, y yo considero que estoy ahí, que puedo ser capaz de hacerlo todo.

Está más cerca de ganar una gran clásica que una Vuelta a España.

Sí, hasta ahora ha sido así, pero estoy trabajando para estar cada vez mejor en las carreras de tres semanas.

Los dos últimos años, ha acabado usted la Vuelta pletórico.

En la última semana de la Vuelta fui el corredor que menos tiempo perdió con respecto a Vinokourov.

¿Y a qué se deben ese mal comienzo y ese gran final? En cuanto solucione ese arranque es usted podio seguro.

Es cierto que llego corto, pero siempre llego bien entrenado. Yo no voy a más con el paso de las etapas, sino que son los demás los que bajan su rendimiento cuando yo lo mantengo. Soy un corredor de fondo.

¿Y ahora?

Ahora, a por todas en Lombardía y Zurich. Estoy noveno en el Pro Tour, y puedo meterme entre los cinco primeros. Ése es mi próximo objetivo.

¿Y el año próximo?

Todos debemos contribuir a reforzar eso que ya se ha empezado a ver este año, esa mentalidad de equipo que nos está inculcando Igor Galdeano. Entra savia nueva, nuevos corredores, e intentaré ayudarles.

Habla ya como un veterano.

Es que el año que viene voy a hacer ocho años aquí.

¿Cuál ha sido el peor momento del año?

La crono de la Vuelta al País Vasco. Iba líder, corría en casa, me veía ganador... No tuve un buen día y lo pasé mal.

¿Y el mejor?

La etapa de Cuenca.

¿Más especial que el Mundial?

Sí, sí. La sensación que vives al ganar no se paga con dinero.

¿Qué imagen recordará de Salzburgo?

La de Bettini sentando el culo la tercera vez que le arranqué. Le comí la moral.

kikeconk dijo...

Te leo a diario pero nunca encuentro el momento de comentar algo. Empecé a visitar este blog porque hablaba de ciclismo, lo narras y explicas muy bien.
Últimamente hablas casi siempre de dopaje, tú sabrás, a mí se me hace muy aburrido pero a fin de cuentas es tu diario.

Sobre Valverde, a mí me encanta como ciclista, va camino de ser uno de los mejores españoles de siempre y me gusta su estilo de correr, aunque la cague de vez en cuando como todos.
Si ha hecho trampas ojalá no se salga con la suya, eso es claro, pero no comparto tus críticas en la competición, con 27 años tiene una plata, un bronce y al menos un tercio del oro en el que lanzó a Freire, el gran Óscar. Me recuerda a Bugno, puede llegar a ganar alguna de tres semanas y estará ganando etapas hasta los 35, salvo que Sergio esté en lo cierto y le pillen.

En lo que sí estoy de acuerdo contigo es en denunciar la lamentable actitud de los medios españoles, hablar de conspiración cuando un medio extranjero publica sus sospechas es ridículo, el periodista debería dudar de todo y no estar seguro de nada, pero en este caso lo tienen todo decidido, si se dopa Balaverde se terminó el ciclismo en España así que ni mentar la bicha.

Sergio dijo...

Gracias por vuestros comentarios. Lukas: Valverde me quitaba el bocadillo, pero sólo cuando lo llevaba de morcilla. Será por la sangre. Al anónimo: muchísimas gracias por la entrevista, no tiene desperdicio y de cabeza va a mi archivo particular de "apoteosis de la fanfarronería" (mal muy extendido por la región autónoma de Samuel Sánchez). Más que enfadarme, me ha tronchado.

kikeconk: ya pido disculpas a los habituales del blog en el post de hoy por ser tan machaconamente insistente en lo mismo. Disculpas de nuevo. En todo caso, son ya los últimos posts de la temporada. A partir de ahora bajará la frecuencia y después hibernaré hasta la nueva temporada.

Espero veros a todos por ahí.

jefe dijo...

El problema de estos posts no es que sean de dopaje, ni de Valverde o fulanito. El problema es que siempre es sobre los mismos. Igual que Sergio dice que hay bula mediática con Vlaverde, que la hay, hay corredores sobre los que Sergio no investiga, no hace el esfuerzo, por si acaso encuentra algo, supongo... No olvidemos que Valverde nunca ha sido de su agrado como corredor ni en sus declaraciones, y creo que gran parte de sus esfuerzos por desenmascarlo se deben a ello. No me negarás, Sergio, que para decir lo que dices sobre Italia y lo de las bolsas no inviertes mucho tiempo, porque no me lo trago... Igual que se pide justicia por si hay que sancionar a Valverde (que por cierto, si se le tiene que sancionar en la OP se hará, no lo dudéis) yo también defiendo en este sensacional blog, una vez más, la igualdad de trato hacia todos y cada uno de los ciclistas. Lo que no me parece serio es que si Valverde no gana se argulla :¿Véis? No es pa tanto" y cuando gana es gracias "a los picos de Eufemiano". Y lo mismo para otros. Soy el primero en defender que si a Valverde se le tiene que caer el pelo se le caiga bien caído, pero también me gustaría que se midiera a todos por el mismo rasero. Y eso a día de hoy, no existe en este blog. Y no digo que sea fácil de conseguir, pero es que canta en exceso. ¿Acaso sólo hay un tramposo en el pelotón y su nombre y apellidos es Alejandro Valverde Belmonte? Ojalá fuera así, entonces el problema del dopaje estaría casi solucionado. Tramposos hay muchos, demasiados, casi todos...¿O son todos?

Dani dijo...

Alka dijo:
Y en el futbol dani?????? o baloncesto????? YA se sabe que hay tramposos y los seguiras venerando,porque con unos si y con otros no????
POruqe todo son elogiospara la selecciond e baloncesto cuando sabembos que los jugadores NBA no pasan controles y en el caso de pasarlos darian positivo en todos??? a esos seguro que los veneras


Yo no venero ni a mi padre, pero esta claro que muchos de los jugadores de futbol o baloncesto que me gustan, si tuviera el mas mínimo indicio de que son unos tramposos dejarían de gustarme y los indicaría con el dedo como tramposos que son. Este caso de Valverde es tan claro que incluso me parece increíble que sea Sergio el único que esta intentando demostrar lo que todo el mundo que estamos minimamente al tanto de la actualidad ciclista hemos visto pero que muchos prefieren mirar a otro lado y seguir pensando que en España tienen a un crack que además siempre va "limpio".

A mi tambien me encanta cuando Sergio habla puramente de ciclismo, disfruto de esos artículos peor esta claro que tambien hay que hacer artículos-denuncia sobre todo si en realidad seguimos queriendo este deporte ya que estas cosas nunca deberían caer en saco roto, y ase ha hecho la vista gorda durante muchos años y eso ha hecho mucho daño al cclismo asi que ya es hora de decir las cosas como son.

Anónimo dijo...

alguien me podria indicar que significan los numeritos que hay al lado de cada tramposo...ullrich tiene hasta 6 numeros d esos.. y otro detalle, porque valv. piti es el unico nombre en "clave" k no esta recuadrado?

Anónimo dijo...

"apoteosis de la fanfarronería" (mal muy extendido por la región autónoma de Samuel Sánchez).

Me parece una opinión fuera de lugar.

Chema dijo...

Pues a Dani le digo que de momento borre de sus idolos a todos los jugadores de la NBA y si hablamos de ciclismo puedes borrar a todos incluyendo por supuesto a los Merckx, Hinault, Indurain, Delgado, etc, etc, etc...
El asunto está aquí en lo sutil que puede llegar a ser la línea entre la legalidad y la ilegalidad. Si te tomas un par de cafés antes de una prueba deportiva darás positivo probablemente (eres tramposo pues) pero si te sometes a microdosis de EPO durante meses es, como hemos comprobado, legal. ¿Es lo legal justo?
A mí me pasa lo que a muchos: que estoy perdiendo el gusto por el ciclismo. Hablando todo el día de doping se desvirtua el espectaculo, más que nada porque si los hay limpios no están jugando en igualdad de condiciones y las "machadas" de antaño parecen reducidas a "megadosis" con lo que el espectaculo se resiente de manera sensible. En la NBA no pasa esto por ejemplo, allá cada uno se pone como quiere (ver Pau Gasol cómo llegó y cómo está) y luego se miden en igualdad de oportunidades.
Actualmente creo Sergio ha llegado a un punto en el que es complicado continuar hablando de ciclismo porque se han bloqueado tantas puertas que hablar en terminos deportivos es casi imposible (este anda por la bolsa del arcón y este por las siberias y a este le ha dado el bajón porque no ha pagado, etc... en fin, resulta dantesco tratándose de mi deporte favorito)
de ciclismo resulta dificil.
¿Que se puede hacer con este panorama?...

L.A.M.F. dijo...

La entrevista con Samuel Sánchez no tiene desperdicio. Abuela, desde luego, no tiene. ¿Qué habría pasado si llega a ganar?

Sobre el tema Valverde: Lo reconozco, es de mis corredores preferidos... pero Sergio tiene razón. ¿No tienen los medios sensacionalistas (o deportivos) carnaza suficiente con lo de Valv(Piti)? No hablo de los juzgados, ahí sí que hay que aplicar la presunción de inocencia, y probablemente se haya librado de chiripa... ¿pero los medios de comunicación? Lo lógico (y triste, si queréis) es que fueran más beligerantes incluso que Sergio, destripando al murciano sin piedad. Sea culpable o no.

Repito. No digo que sería lo correcto, pero es lo que se estila, y "algo" impide que lo hagan. Y no me gusta nada, porque no creo que se trate de un repentino ataque de ética periodística.

Gramont dijo...

Estoy completamente de acuerdo con muchas de las cosas que ha escrito Roby MacKuin en su mensaje dirigido a Sergio. Dice, por ejemplo, esto:

"Parece conocer las reglas del juego pero se niega a asumirlas y reconocerlas."

Es cierto. Aunque sabemos que prácticamente todos los ciclistas profresionales se dopan, algunos (como en el caso de Sergio) sólo lo recuerdan en ciertos momentos (cuando les interesa) y con determinados corredores. ¿Por qué? Quién sabe...Lo que está claro es que es un comportamiento contradictorio y ridículo.

Dice Roby también: "¿A dónde quiere llegar? Si lo que ve le gusta, ¿por qué no lo disfruta? Y si no le gusta, ¿por qué lo ve?"

En estas preguntas está quizá la clave y el fundamento del problema del dopaje en el deporte profesional, que es sobre todo un tema de libertad individual (como en el caso del consumo de drogas, legales o ilegales).

Si a algunos no les gusta que los ciclistas tomen EPO o se hagan transfusiones de sangre, pues que no vean las carreras. Lo que no deberían tener es derecho es a decidir lo que pueden o no pueden consumir. La "preparación médica" de un ciclista (al igual que el entrenamiento, la alimentación o la táctica en carrera) deben decidirla libre y responsablemente ellos mismos y nadie más, después de recibir el consejo y la ayuda de los especialistas.

En éste caso, como en otros, la actuación de la sociedad y el Estado debería estar limitada por la libertad individual de los ciclistas para decidir por su cuenta y riesgo lo que piensan que es lo mejor para ellos.

Esto no quiere decir que no tenga que haber ningún tipo de normativa al respecto, sino que tendría que ser muy diferente a la actual. Pienso que lo más razonable y efectivo es intentar evitar el abuso de ciertos productos, y crear las condiciones para que en éste asunto todos los deportistas compitan en igualdad de condiciones, de tal forma que el consumo de ciertas drogas no sea decisivo en el resultado final, sabiendo que nunca estaremos completamente seguros de que pueda darse a veces esa situación.

Hace unos cien años, en los inicios del ciclismo profesional, el entrenamiento duro e intensivo estaba muy mal visto. Los motivos de ese rechazo, en gran parte, eran parecidos a los que se dan actualmente en el tema del dopaje. Lógicamente, el tiempo ha puesto a cada uno en su sitio.

Espero que algún día, la mayoría de la gente cambie de opinión y se dé cuenta de que el consumo de ciertas sustancias no es en sí nada inmoral o "sucio", que tan sólo es un elemento más en la preparación de un deportista profesional, y que, si se hace en las debidas condiciones, no es ninguna trampa, ni tampoco tiene por qué ser perjudicial para la salud.

Si recortamos la libertad y los derechos individuales de otros (en éste caso de los ciclistas) hay que andarse con mucho cuidado, ya que más adelante alguien puede hacer lo mismo con nosotros. ¿Os gustaría y os parecería bien que, con la disculpa de proteger vuestra salud, os obligaran a llevar una vida "sana" y "saludable" (hacer ejercicio diariamente, dieta alimenticia,...etc.) y os prohibieran determinados comportamientos, aunque penséis que os dan placer y bienestar? No, ¿verdad? Pues eso...

Si a pesar de todo, basándose en argumentos falsos y contradictorios, continúa aplicándose el actual reglamento sobre dopaje, vamos por muy mal camino. Como dijo (más o menos) hace poco Bettini: "Si esto sigue así, en unos dos años estamos todos en casa". Así que, ánimo Sergio (y compañía), seguir poniendo vuestro granito de arena, que con un poco de suerte os podéis cargar un deporte tan extraordinario y emocionante como es el ciclismo profesional. Eso sí, las porras las tendréis que hacer con el fútbol, o si no os gusta, pues con el padel, que según dicen (de momento) no se dopa casi nadie.

Anónimo dijo...

Que digo yo que si hay sangre de Valverde en un arcón congelador, ¿Porque no se le somete a una prueba de ADN y se despeja las dudas de los que las tengan?

Anónimo dijo...

Valv (Piti) no está recuadrado porque en ese momento en que Eufe lo iva a recuadrar , entró la guardia civil y se lo llevó esposado.

nineu dijo...

A ver, a ver, que tampoco es cuestión de mezclar churras con meninas.
La hoja es del 2004, no de este año, es por eso que aparecen Santi Perez, Hamilton y demás, nada de que no está recuadrado porque justo lo iba a hacer al ser detenido.

Sergio dijo...

Gracias por vuestros comentarios. Si las reglas del juego es asumir que todo el mundo va dopado, son ellos los que la han establecido por el plante masivo en el Campeonato de España. Los númeritos al lado de los nombres son las existencias de bolsas de sangre congelada en el haber de cada corredor. Perdón, cliente.

Sergio dijo...

Estoy teniendo muchos problemas para publicar hoy, lamento los incovenientes que pueda causar.