Desde el 7/06/2013 en www.ciclismo2005.com

07 agosto, 2006

Figueras se impone en el Giro del Lazio

Pocas carreras tan bellas como el Giro del Lazio, un monumento del ciclismo al que el ProTour ha puesto al borde del abismo: si no fuese con el paraguas con el que el poderoso grupo de la Gazzetta dello Sport ha acogido a ciertas pruebas italianas (Milán-Turín, Giro del Piamonte, Giro de Lombardía, Milán-San Remo, Tirreno-Adriático) a saber que hubiese sido. No sólo el ProTour es culpable: en Roma el ciclismo es un deporte menor, marginal, y cada año es más evidente.

Así las cosas, la carrera ha emprendido una huida hacia delante mitigada porque disputándose por esos parajes tan bellos es muy difícil equivocarse. Ya no se llega al lado del Coliseo tras pasar en algunos momentos la antigua vía Appia y su empedrado de verdad, uno que haría enrojecer de vergüenza a la Paris-Roubaix. En los tres últimos años la meta se había desplazado a la ciudad costera de Nettuno, pero este año los organizadores han vuelto a cambiar el final, quizás influidos porque el ayuntamiento con nombre de Dios mitológico ha sido disuelto recientemente por asociación mafiosa. Quien sabe. La edición de este año, disputada el sábado, ha acabado en Rocca Priora, una población a casi 1.000 m. de altitud desde donde se ve todo el sur de Roma, la ciudad eterna. Y ha sido un espectáculo, como siempre.

Se salía de Zagarolo, un pueblo que está a 5 km. y también muy famoso en toda Italia por ser el lugar de nacimiento de una especie de Jesús Gil transalpino, Stefano Ricucci. Entre viñedos de los espumantes de Frascati los ciclistas siguieron ruta por los montes prenestrinos, una belleza de la que sólo pudieron disfrutar 104 corredores, todos de equipos italianos y el Millram, que es prácticamente italiano. Cunego realiza su primer ataque en el km. 17, pero no va más allá de los dos kms. de cortesía. En el km. 93, tras ser neutralizada una escapada numerosísima, se van por delante Marinangeli, Cuccinotta y Dyudya. Estamos a la altura de Madonna della Neve, y tendrá que ser casualidad que ese mismo día se celebre la festividad de la Virgen que se apareció en el final del Imperio Romano y dijo en sueños al Papa Liborio: "Mañana nevará en Roma y edificarás una iglesia en mi honor". Este Liborio debió pensar en una mala digestión, porque la ecuación nieve+5 de agosto en Roma es imposible, pero la leyenda dice que nevó copiosamente en una de las estribaciones del Esquilino, donde se edificó Santa María Maggiore.

El milagro no les sirvió a los tres fugados, que son neutralizados en el km. 150, cuando empieza la subida a Campo di Annibale, donde la leyenda dice que el mismo general cartaginés llegó a ver Roma, para no poder conquistarla. Aunque Dyudya intentó irse en solitario, fue cazado por un Figueras a velocidad supersónica. Coronan 16 corredores, a los que después se unen otros cinco en el peligrosísimo descenso. A falta de 20 km. ataca el corredor local Leonardo Giordani, una joven estrella fracasada que llegó a ser campeón del mundo sub-23 en Verona 99: lleva años intentando ganar la carrera de su pueblo, y esta vez parecía la ocasión. Se escapa con Nibali y Garzelli, los dos Liquigas, y los deja con suma facilidad en las primeras rampas de la subida a Rocca Priora, cuando se pasa al lado del lago volcánico de CastelGandolfo: a 8 km. de meta tiene una ventaja de 27" sobre un grupo en el que no tira nadie, hasta que Lampre se da cuenta de que está regalando la carrera.

Empiezan a tirar y la ventaja va cayendo poco a poco. A 4 km. de meta es cazado y ataca Eddy Ratti, fácilmente neutralizado por Cunego. Un km. después ataca Figueras, al que intenta seguir Celestino en vano. El napolitano de 30 años vuela hacia la victoria mientras por detrás Cunego controla los posibles contrataques. 20" en meta sobre su jefe de filas, que ha dado una magnífica impresión en un calendario italiano que maneja a su antojo: este año lleva cinco victorias, y las que no gana porque no quiere. También se lo ponen cada vez más fácil: si el año pasado tomaron la carrera nueve equipos extranjeros, este año sólo el citado Millram. Y así es normal que todo acabe en el enésimo duelo entre italianos, y que hasta un exmuñeco roto como Figueras obtenga su mejor victoria desde 1999.
***
En Alemania victoria en la etapa de montaña para Leipheimer, que repite el triunfo del año pasado. Cuatro Astaná juntitos a 4´39": Vinokourov, Barredo, L.L Sánchez y Yakovlev. Será para disimular; en Dinamarca victoria final para Cancellara, en un casi-copo del CSC con O´Grady y Arvesen; primera etapa de Burgos para el canguro Kemps, otro Astaná del que nos dicen que está limpio; y en el Matteoti de Pescara victoria de Pidgorny.
***
Un buen artículo que no dice nada nuevo. Con la de cosas que quedan por decir.

30 comentarios:

lukas dijo...

Libertad total

Es completamente absurdo seguir la lucha contra el dopaje. Queremos espectáculo, pues tengamos espectáculo. Más aún cuando existen ya otros espectáculos en los que los performers ponen en riesgo su salud.

Porque, ¿qué es si no un festejo taurino? ¿O una exhibición de trapecistas sin red?

Vale, que lo que está mal es tomarse pastillitas o chutes (aunque yo no pondría la mano en el fuego para afirmar que en el mundo del toreo no hay "doping").

Pues ¿qué es si no un concierto donde tenemos a músicos variopintos puestos hasta las cejas? Y no de cositas inocentes como la testosterona, no, cocaina, heroina, alcohol y todo junto.

Muchas veces incluso financiada por sus discográficas o promotores. El malogrado Kurt Cobain recibía sus dosis de caballo directamente de su discográfica porque así "componía mejor". ¿Acaso alguien ha prohibido los discos de Nirvana? ¿Acaso se desposee de los derechos de autor por "inspirarse" con polvo blanco?

Por tanto, yo defiendo la libertad total para el doping en todos los deportes. Que cada uno se la juegue con lo que crea oportuno y ¡qué viva el espectáculo!

Libertad total y si sin cargos para Eufemiano. OPV para Balco en el Nasdaq como empresa de gran potencial, que yo compro.

¿Y el ganador del tour? Landis, por supuesto.

armadillo dijo...

Eso, así el que más dinero se pueda gastar en técnicas de dopaje, será el justo ganador.

Dani dijo...

la verdad que no tengo el gusto de conocer Roma y sus alrededores pero segun lo has pintado la verdad que me han entrado muchas ganas.

POr cierto una vez pasado el tour vuelve el dominio del CSC y el Astanás, solo nos queda ver al Discovery empezando a ganar todo tambien. Creo que las palomas mensajeras vuelven a volar...

Perico Delbueno dijo...

Bueno, sin entrar en otras consideraciones, el artículo de Arribas empieza con una chorrada pseudosociológica a lo Galbraith, supongo que para darse el pisto, que es para no seguir leyendo. Por no decir que, a continuación, explica cómo el dopaje sistemático se desarrolla antes al otro lado del Telón. ¿Dónde está la lógica del capitalismo?
Volviendo al ciclismo, o alrededores, del resto del artículo me quedo con algo muy habitual: la conjunción del despliegue de datos y la incapacidad o falta de voluntad para sacar las conclusiones que se deducen de ellos. Nada más que el tono quejicoso y el abatimiento que ya pertenece al libro de estilo del periodismo pedalístico.

Trueba dijo...

Es una pena que una prueba tan bonita y de categoría HC, que acompaña a todo ese rosario de clásicas italianas de agosto (Camaoire, Agostoni, 3 valles varesinos, etc...) tenga una participación tan limitada este año. Lo cierto es que es una prueba que siempre han dominado los italianos, dominio que solo logró romper Flecha en 2004. ¿Por qué en España no hay apenas clásicas de renombre y belleza como las italianas? Es una pena.

No tengo mucho interés en saber de dónde eres, Sergio, pero podrías ser perfectamente italiano con ese gran conocimiento que siempre has mostrado sobre Italia.

lukas dijo...

exactamente, hacer del dopaje un elemento más de la competición. Es lo mismo que pasa en la Fórmula 1 donde nos creemos que Alonso es el mejor. A ver que hace con un RedBull (el coche). El que más dinero tiene para el coche es el que mejor coche tiene.

Extrapolemos ese concepto, en lugar de cerrar los ojos, asumámoslo como algo intrínseco al deporte y que cada uno se juegue su vida, por supuesto, a sabiendas.

Así se autorregulará todo, los deportistas con mejor base física conseguirán los mejores contratos, pero siempre habrá avances por otro lado que desbanquen al campeón...

Sergio dijo...

Gracias por vuestros comentarios. Lo del dopaje libre es una liebre que han soltado recientemente The Economist y Finalcial Times, dos muy, muy influyentes medios económicos. Yo estoy en contra de ese absurdo, porque los apóstoles de la libertad para todo son unos cucos cuando lo ven en proyecciones y expectativas, pero después unos cobardes para afrontar los gastos de los muñecos rotos, de los que no llegan. O de los que llegan y después caen.

Y esos son el 99%.

lukas dijo...

Habría que estar a las duras y a las maduras, por supuesto.

Creo que lo fundamental sería la información para el deportista. Antes de acabar como muñeco roto el deportista debe saber que juega con fuego, pero ¿acaso no pasa eso mismo en el resto de profesiones de la vida donde el 99% no triunfa?

Yo, aún compartiendo la visión de que es absurdo, cada vez es la única solución que veo y estoy más de acuerdo con ella.

Porque, si lo piensas, lo realmente absurdo es seguir manteniendo records y palmareses de competiciones de todo tipo con dopados, supuestos dopados o más que supuestos dopados y esperar que los de ahora jueguen limpio.

¿Dónde ponemos el punto y final y empezamos de nuevo? ¿Es posible hacerlo? Si no lo es deberíamos darles a los deportistas actuales las mismas oportunidades que tuvieron los de la era pre-controles (leáse previa a que existiesen controles que detectasen lo que usasen). Sería lo justo.

O eso o seguir con la carrera interminable de investigación-detección-investigación...

Polo dijo...

Completamente off-topic, pero creo que puede ser interesante: mañana día 8 a partir de las 18:00 horas Oscar Pereiro estará en El País respondiendo a preguntas de los lectores.

Bueno, o de cualquiera que plantee una pregunta en la web de El País.

Zamorano dijo...

Eso de libertad total para el dopaje me parece una locura.

A ver si todos los ciclistas, y su entorno, querrán poner en peligro su salud concientemente. ¿Que pasará si los ciclistas mueren por su desmesurado consumo de dopaje? ¿De quien es la responsabilidad entonces, el médico, la UCI o del propio ciclista?
¿O es que vamos a poner límites a su uso para minimalizar los riesgos a la salud? ¿Pero quien nos puede asegurar entonces que no habrá ciclistas que concientemente pasarán esos límites? Estaríamos en la misma situación que ahora.

¿Y que haremos con el ciclista que no querrá doparse? ¿Le vamos a robar su profesión y sus ingresos, simplemente porque no podemos parar a los tramposos? Eso, o obligarle a poner en peligro su salud para seguir. Sería un método mafioso.

¿Y que diran en los otros deportes? Esos tambien querrán doparse.

Es absurdo.

lukas dijo...

Sin límite ninguno, y, en última instancia, el responsable sería el propio ciclista que debe conocer lo que se mete o su suministrador si se lo proporciona adulterado.

Aunque aquí tengo mis dudas y debería compartir la responsabilidad el médico que los lleve pudiéndosele acusar de homicidio en segundo grado. Al fin y al cabo, mi objetivo también es que al asumir el dopaje como una práctica común éste se erradique parcialmente por sí solo o al menos se controle más.

Que cada uno arriesgue hasta donde crea oportuno. El que no quiera doparse que no entre en el circo, se trata de convertir el dopaje en una parte más de la preparación, igual que el entrenamiento en la medida de que sería una combinación de ambos lo que determina el nivel final del deportista. Por tanto plantear qué hacemos con el ciclista que no quiera doparse es igual que plantear qué hacemos con quien no quiera entrenar. Que no corra.

Y respecto a los otros deportes, por supuesto, igual, desde el principio he planteado el tema como algo genérico, solo que éste es un blog de ciclismo. Se trata de dar libertad total en todos los deportes.

lukas dijo...

...incluso más, la liberación del doping traería consigo una caída de los precios de las sustancias, que, de hecho, aunque no soy un experto en farmacia, supongo que habrá testosterona y hormonas del crecimiento y demás a precios asequibles, pues lo realmente caro de los "tratamientos" actuales es todo el entramado que hay alrededor con objeto de ocultarlo.

Al estar liberado, todos los laboratorios "honrados" podrán fabricar la suya y tirar precios.

Así también se solucionaría el problema de que quien más pasta tenga mejor irá.

Más aún, debería acompañarse de una subvención de las sustancias por parte de las federaciones. Que todo esté al alcance de todos de forma asequible, igual que las botellas de agua con sales minerales.

Trueba dijo...

Estaría bien, así lo de Tom Simpson en Mont Ventoux sería algo más habitual de ver.

Admiren el espectáculo, ¡¡ un ciclista con convulsiones que está a punto de morir en la subida al Galibier !!

¡¡ Y miren a ese otro, echando espuma por la boca !!

O los titulares de prensa: "Ayer murió a la edad de 43 años el ex-campeón del Tour del 2010, debido a una leucemia"

Bueno, pero, ¿y el espectáculo que nos brindó?

Y evidentemente habría que ir preparando a los ciclistas desde cadetes a lo de los chutes.

En fin, que debe ser que los apologetas de la química en el deporte, sacan sus ideas en pleno proceso narcótico mediante otro tipo de doping, porque si no, no se entiende tal sucesión de alucinaciones/majaderías fuera del plano de la realidad.

jefe dijo...

Estamos en la época del "todovale", Trueba. Y pasa en todos los estratos de la sociedad y por supuesto está llegando al deporte. Creo que el concepto "libertad" se confunde demasiado a menudo.

Perico Delbueno dijo...

Fantástico. Lo que sí está en el plano de la realidad es seguir con esta verbena. O, mejor, condenar a trabajos forzados a los que se dopen. Y a los médicos y los directores, fusilarlos al amanecer.
Por cierto, todavía nadie me ha respondido a algo que planteé hace días: por qué hay que detraer recursos del Estado para dedicarse a perseguir a quienes contravienen las reglas en una actividad privada. Con todos los respetos, lo siguiente podría ser intervenir judicialmente en las partidas de petanca de los abuelos.
Y tampoco hemos visto esa lista tan dramática de caídos por el dopaje. Es de pura lógica que, siendo una actividad omnipresente en el deporte, deberíamos ir a obituario por día, y yo no los veo; será que los ultradopados se internan en lo profundo de la selva para morir, como los elefantes.
Lo que no vale es señalar al primero que caiga a menos de doscientos metros de un congelador, sin la menor prueba científica, por un mero prurito moralista mal entendido. Si ponéis a Pantani y el Chaba lo mismo podéis incluir al Vaquilla. Y, desde luego, si vuestro argumento más fastuoso es sacar a pasear el cadáver de Tom Simpson, muerto en la prehistoria del dopaje por un reventón de anfetaminas, no vais muy sobrados.
Pero, vamos, que todas estas opiniones se las va a llevar el viento bien rápido; los hechos son tenaces y cualquiera puede ver que el ciclismo que hemos conocido -y este ya era de mentira- tiene los días contados, si no ha palmado ya. Ahora toca hacer algo o sentarse a lamentarse, vosotros veréis.

Trueba dijo...

Nuestras opiniones se las llevará el viento tan rápido como las tuyas. De hecho creo que serán las tuyas las que más rápido vuelen.

El caso de Tom Simpson fue extraordinario, y yo no he dicho lo contrario, lo que sí digo es que sería mucho más habitual de ver si desaparecieran los controles, se distribuyeran drogas y pócimas como caramelos a la puerta del colegio, y resto de majaderías que se sueltan por aquí. Eso sí es de pura lógica.

"Toca hacer algo" ¿El qué? Yo ya tengo bastante con haber dedicado buena parte de mi tiempo al ciclismo, tanto a su práctica como a su fomento. Lo único que me queda es denunciar a los tramposos como aficionado indignado al que no le gusta el doping y las trampas. Y si algún día llega esa utópica e irreal época de los ciclistas megadopados pero eso sí, muy libres en sus decisiones, pues por mi que cierren el chiringuito. De hecho no creo que durara mucho abierto. Mala suerte. Yo seguiré montando en bici.

Perico Delbueno dijo...

Al hablar de opiniones que volaban ya incluía las mías, no te preocupes. Me refería a todo este debate en general, unos y otros.
Yo entiendo perfectamente que alguien que ha vivido de cerca el ciclismo durante años, como parece ser tu caso, esté indignado con todo esto y se resista a dar por buena una práctica que considera inmoral, lo que se podría interpretar como rendirse al "enemigo" y unirse a él.
Ahora bien, quienes tenemos unos vínculos más laxos con el deporte no sólo tenemos todo el derecho a opinar también, sino que podemos aportar perspectivas menos mediatizadas por las emociones. Yo lo veo con bastante claridad: el modelo actual está agotado y no se lo va a resucitar a golpe de código penal.
La aceptación del dopaje, de las muchas modalidades de las que no se ha demostrado un efecto sensiblemente negativo en la salud -no de las anfetas a lo Simpson, ni la LSD-25, ni la estricnina, que reducir al absurdo se nos da de miedo-, es una propuesta. Otra podría ser, se me ocurre ahora, tratar de potenciar las clásicas y las pruebas cortas en las que el dopaje puede tener una incidencia menor sobre el resultado final. Pero, por supuesto, el patrocinador quiere que vean su camiseta quince días por la televisión en un acontecimiento de máxima audiencia, la mística del Tour y tal y cual. Volvemos al modelo de gestión, etc.
En fin, debate, que se supone que es para lo que entramos aquí. Pero me parece que hablar de "absurdos", "necedades" y "mamarrachadas" está de más, especialmente cuando no se propone ninguna alternativa que no merezca esos mismos predicados.

Trueba dijo...

No, si yo creo que desde el aficionado más esporádico al deportista profesional, todos pueden opinar, faltaría plus. Pero también creo que muchos aficionados unicamente se guían por su afición de ver a cualquier precio "espectáculo" en un cómodo sofá un día en la sobremesa, y a otra cosa mariposa, mientras otros ven muchas otras cosas que hay detrás de este deporte, porque es nuestra pasión.

Veo que pones límites a la "libertad total" para llegar a la "libertad relativa". ¿Quien te garantiza que no se empezarán a traspasar esos límites que has impuesto, incluso con productos que sean todavía más perjudiciales para la salud que los actuales? Efectivamente, siempre va a haber deportistas dispuestos a "ir más allá" en el deporte profesional con tal de ganar, y siempre va a haber gente interesada en proporcionarles los medios para ello. Por eso creo que lo mejor es poner el listón muy alto y procurar la máxima limpieza en el ciclismo, porque en caso contrario se entrará en una espiral suicida. No tengo alternativas porque este sistema me parece el menos malo de los sistemas, aunque sea manifiestamente mejorable (, por ejemplo, espero que la nueva Ley Antidopaje cubra diversos vacíos legales que existían en España): Controles a tope y duras legislaciones en lo judicial y lo deportivo. Estaré encantado de oir alguna vez otras alternativas en boca de todo el colectivo ciclista profesional, porque es de esos de los que hay que esperar movimientos y soluciones en vez de lamentos y pasadas rapidísimas de página, y no de nosotros, simples aficionados, tú y yo.

Por cierto, las clásicas importantes están potenciadas por sí solas y tienen tanta audiencia o más que las grandes vueltas, salvo en España. Cosa de los medios y de los periodistas deportivos, que suelen rellenar el mes de julio con ciclismo porque en lo futbolero no da mucho de sí, aunque desde la época Freire y ahora Valverde la cosa mejoró un poco..

Anónimo dijo...

Perico no es que tenga unos vínculos más laxos con el ciclismo, es que los tiene con la realidad. Espero que no le toque trabajar en una empresa en la que tiene que gestionar todos los días a unos jóvenes que se han puesto el finde pasado hasta las cejas de anfetas y coca y el lunes son incapaces de recordar un pedido, de ordenar una estantería, de recoger un papel.

Anónimo dijo...

Más sobre la francachela (el término buenísimo, ya lo copiamos en la pandilla para cambiar del denostado "botellón"): http://www.calimatriatlon.com/FOTOS/cicloturistacorra/cicloturista.htm

Anónimo dijo...

http://www.calimatriatlon.com/FOTOS/
cicloturistacorra/cicloturista.htm

Anónimo dijo...

A mi me parece que se debe de empezar de cero en el tema del dopaje. No me parece justo que vayan a pagar unos cuantos, cuando todos los ciclistas van igual, toman lo mismo. Han cogido a los corredores que trataba Eufemiano (no a todos, se ve que hay algunos que tienen más "mano", y no han salido en las listas aún habiendo pruebas), pero hay muchos médicos que seguro que practican las mismas técnicas y suministran los mismos productos. Me parece muy injusto que cuando todos van igual sólo se vaya a marcar a unos cuantos, y ahora vendrán diciendo que ya las carreras son limpias.... que ya se ha acabado con los tramposos, en fín.

Van Basckish dijo...

Trueba: entiendo tu malestar. Hasta hace no mucho tiempo, era de tu misma opinion. Pero me parece casi imposible erradicarlo. Por que no interesa a nadie, salvo al que le salpica el asunto del dopaje, pero hasta entonces tampoco le importa. Si de verdad interesa eliminar el dopaje, las farmaceuticas, a todos los productos dopantes les añadirian un producto quimico inocuo, el cual saldria en el resultado del anilisis, para saber que lo ha tomado. ¿Por que no lo hacen? por que sino nadie compraria esos productos y no podrian ganar dinero. Las empresas patrocinadoras, solo quieren que su mallot aparezca, lo que haga falta para eso. Solo les molestara que sus corredores se dopen, si les salpica a ellos, mientras tanto a llenar los bolsillos de dolares o euros. La UCI ¿cuanto dinero recibira de las farmaceuticas para callar?. ¿Si todos los productos dopantes llevasen el producto inocuo, que seria una psoible solucion ¿cuantos se quedaran en el paro? arbitros de la UCI, medicos, transportistas, abogados... en definitiva, por desgracia vivimos en un sistema capitalista, y lo unico que importa es ganar dinero cuanto mas mejor y acosta de quien sea. Si de verdad importansen las personas, el 20% de la poblacion mundial, no viviria acosta del 80%.

Anónimo dijo...

He llegado a este estupendo blog por un enlace desde el foro de Eurosport. Por ahí te ponen a parir, pero no tienen ni puta idea. Lo tuyo es lo mejor que he leído de ciclismo en mucho tiempo y coincido casi al 100%.

Espectacular que no tengas ganberros entre los comentaristas, sobre todo por el enlace desde ese nido de Eurosport.

Dani dijo...

es verdad Sergio te estas haciendo famoso, ya se habla de ti en otros foros los Eufe-boys.

Anónimo dijo...

"Por cierto, todavía nadie me ha respondido a algo que planteé hace días: por qué hay que detraer recursos del Estado para dedicarse a perseguir a quienes contravienen las reglas en una actividad privada. Con todos los respetos, lo siguiente podría ser intervenir judicialmente en las partidas de petanca de los abuelos." Pues si te sirvo yo para responderte,lo haré gustosa. El Derecho Penal interviene tanto en la esfera pública como privada (te sonarán procesos contra empresas defraudadoras y tal).Pero es que además la salud de las personas es un asunto público y de hecho el Código Penal regula con bastante detalle todo lo que se refiere a la elaboración y tráfico ilegal tanto de medicamentos como de drogas.
Y el argumento de que como siempre existirá una cosa,pues mejor permitirla,no me parece muy válido,porque legitimaría burradas varias.
En todo caso,los que (¿todo el pelotón?) ya se han dopado antes de que se legalice (si se legaliza) y de tapadillo,son unos tramposos y nos han estafado a los espectadores y a las televisiones (dinero público, ya que hablábamos del tema).No entiendo cómo algunos los justificáis.

Perico Delbueno dijo...

Sé perfectamente lo que el Código Penal regula, lo que cuestiono radicalmente es la legitimidad para hacerlo, desde el punto de vista moral, y la oportunidad, desde el pragmático. Las leyes, Jefferson dixit, están, o debieran estar, para protegernos de los demás, no de nosotros mismos. Lo de que la salud de las personas es un asunto público es un principio comunitarista -por no llamarlo de una manera más gruesa- que no comparto ni de lejos. Sobre la "salud pública" ya hablé en otro hilo, y estoy encantado de discutir estas cosas contigo, pero nos alejamos del ciclismo.
No se trata de aceptar "cualquier burrada" porque esté generalizada; se trata de despenalizar una práctica consentida por sus supuestas víctimas en la medida en que no se demuestren esos supuestos efectos devastadores para el organismo. Y luego, cada organización que ponga las reglas que le de la gana, y vigile con sus medios que se cumplan.
Tampoco se aplica lo del fraude, porque aquí no hay unos tramposos que defraudan a unos honrados, sino una situación donde todos participan en mayor o menor medida, y todos saben, y todos callan. Es decir, un ambiente de hipocresía generalizada, como Sergio y otros han denunciado repetidamente ante las melifluas declaraciones de los supuestos "defraudados" (Pereiro, etc).
Trueba, lo de las clásicas era sólo un ejemplo que se me ha ocurrido sobre la marcha. Por supuesto que los profesionales deben plantear soluciones, pero, ¿por qué no vamos a debatirlas nosotros también?
Y al simpático anónimo de las 5:43: no me iba a molestar en responder, pero ya que estamos... Te compadezco sinceramente por trabajar rodeado de botarates, tus lunes deben de ser muy frustrantes. Ahora, ¿nos puedes explicar qué tiene eso que ver con lo que se está debatiendo aquí?

Sergio dijo...

Gracias por vuestros comentarios. Veo que el tema del doping sigue por sus fueros...yo que intenté hacer un post para recuperar la costumbre de escribir sobre competición...en fin.

Spirit dijo...

La verdad.... ¡Que bonito el editorial!. Que maravilla de comentario deportivo. No me imagino un articulo periodistico-deportivo que pueda conjuntar de esa manera (que parezca fuera de lugar, sin que sobre)tal cantidad de informacion.

Luego despues de leer los comentarios me ha vuelto a dar un bajon. Siempre lo mismo...

Claro, al dia siguiente les das carnaza.

Han podido contigo y con el romantico que llevas dentro... Sergio.

un saludo.

jamondeteruel dijo...

Ver a un tio ganar una etapa sacandole veinte minutos al segundo, treinta al tercero y cuarenta al cuarto... solo porque su equipo es el mas rico... No se. Yo tengo otra concepcion del espectaculo. Prefiero que vayan "mas limpios", por tanto mas despacio, las diferencias sean menores, las clasificaciones mas apretadas y entre en juego la estrategia. Estoy hasta los cojones de ver siete años seguidos al mamon del pistolero de Texas llegando solo y perdonando la vida a los demas. Ah, perdon, que es un icono de la lucha contra el cancer, disculpas por mencionarlo.

En serio, la "barra libre" no aumentara mas espectaculo que lo que decian por arriba, poder ver a otro palmando en directo "a lo Simpson". No es ese el ciclismo que quiero. Para eso, mejor ver alguna de Tarantino.