Desde el 7/06/2013 en www.ciclismo2005.com

05 agosto, 2006

La francachela de diciembre

Corría el mes de febrero de 2005 y Eufemiano Fuentes daba una entrevista a Diario Vasco donde anunciaba que dejaba el ciclismo y que se volvía a Canarias a “investigar 400 casos de retinoblastoma en el Instituto Canario del Cáncer”. ¡Qué persona tan buena y bondadosa!. Deja los 40.000 euros por cliente/año por una noble causa, y no porque tres meses antes se hubiese descubierto parte del pastel de Phonak con Hamilton y Sancti Petri. Según Gómez Peña, porque ese mal ocular afectaba a un familiar. Ustedes se podrán creer lo que quieran, pero lean atentamente esto que viene.

Por partes. ¿A que suena mal un Instituto Canario del Cáncer?. La investigación de calidad está reñida con el aislamiento geográfico y el magro nivel de la Facultad de Medicina isleña (el propio Fuentes estudió en Navarra), por no hablar de la inexistente red de empresas de biomedicina en la isla. Prueben a buscar el historial investigador de los grupos constituidos o la relevancia de sus investigaciones en el Science Citation Index. Un nivel tercermundista. Pero claro, todo es una tapadera. Incluso ellos mismos tienen dudas: los dos primeros párrafos de la presentación en la página web son inenarrables. Por no hablar de la sección de links, con enlaces a ver las ballenas o surf. Todo muy científico, la verdad. Pero vayamos al ciclismo.

Desde hace dos años los ciclistas del clan de Eufemiano acuden en ¡diciembre! a una francachela disfrazada de marcha cicloturista, en donde se divierten, se sacan fotos comprometidas y luchan contra el cáncer. También hablarán de sus cosas. Íntimas. Lo contrario atenta al sentido común: vean las galerías fotográficas en donde se reúnen Mancebo, Sevilla, 18.- Valv. (Piti) y Santi Pérez, además de Santos González. ¡Qué gran reunión la de 2004! ¡Con Sancti Petri ya positivo por hemotransfusión y en agradable camadería!. Daba igual. También está en la de 2005, porque el asturiano es una persona comprometida con la causa. Y con su doctor.

Como el año pasado ya no se podía poner ningún maillot profesional, le hicieron uno del Instituto Canario del Cáncer, y así el asturianín se pudo sentir integrado, mientras sigue su batalla por demostrar su inocencia. Para darle un toque aún más rancio, no faltaron los bailes y jaranas. No se pierdan las simpáticas fotos de ciclistas del Comunitat Valenciana como Eladio Jiménez y García Quesada posando con Belda y Yolanda Fuentes, la hermaníssima. Es todo muy entrañable. Después pasarían a planificar la temporada, con algún engorde con alubias. Que grande ver a Chechu Rubiera, tanto tiempo lejos del Kelme, comprometido con la causa del cáncer. Ya saben: si quieren entrar en el mundo de Eufemiano, ya está abierta la inscripción para 2006.

No tengo palabras para explicar las sensaciones que me ha producido descubrir esta francachela anual de dopados y sus doctores. Quizás lo explique mejor la página web del evento, siempre tan delicada: “El ambiente que se ha creado entre el mundo ciclista para venir a Fuerteventura es tal que los equipos profesionales participantes, Santos González y otros ciclistas se pagaron sus propios billetes, y vinieron sin cobrar, para colaborar con la causa del cáncer. Eso puede que sólo sea posible en Fuerteventura, por la generosidad de los hoteleros pusieron gratis las habitaciones”. ¡Hombre, y de Eufemiano! ¡Qué malagradecidos! ¡Mira que olvidarse del anfitrión!.

12 comentarios:

Anónimo dijo...

Sergio, eres un crack

Dani dijo...

impresionante labor de investigación Sergio, muy buen articulo!

Yo me he reido mucho viendo las fotos de todos los ciclistas. Que raro que salgan justo los que todos imaginabamos, y por cierto, aparece mucho Alejandro Valverde, por si alguno todavía tenia alguna duda. Es gracioso ver sus caras de felicidad, esta claro que cuando hay una siberia congelada cerca el mundo parece mas bonito.

Ahh y si en esto del ciclismo ya se hemos hablado de los vasos comunicantes ahi tenemos uno mas, lucha contra el cáncer, a que os suena eso??

Sergio cuando cites ya a estos ciclistas se me ocurre que lo podrías hacer como "la banda de Dunas de Corralejo". Yo al menos recordaré estas fotos cuando lo hagas y no podré parar de reirme.

Perico Delbueno dijo...

http://www.elmundo.es/elmundodeporte/2006/08/05/ciclismo/1154803233.html

Zamorano dijo...

Totalmente de acuerdo con lo que ha dicho Dani.

Impresionante, tanto la investigación como el artículo.

Me da pena verles asi, tan felices, sabiendo lo que se ahora. Casi prefiero no saber nada de dopaje y ver esas fotos con los ojos de un niño.

Lo de Santi Pérez siempre me ha dolido. Me hice un poco aficionado de el, cuando estaba en el Kelme y hizo un buen comienzo de ese Giro tan extraño en 2002. Me pareció un chaval muy simpático pero un poco desafortunado.

Anónimo dijo...

Hola Sergio y amigos del blog.

Enhorabuena por tu post Sergio, es muy esclarecedor.

De todas formas a mi me han surgido algunas dudas:

No eran "los verdes" y "los azules"? Por que están los "los naranjas" (y su cantera)? Donde están "los azules"?

Entre "los mios" no falta algún que otro Phonak?

Un saludo,

Arturo

Anónimo dijo...

Absolutamente genial el post. A ver si la Guardia Civil te lee, o al menos Interviú y El Pais. Esto se tiene que saber.

Anónimo dijo...

repondiendo a un comentario sobre los naranjas. Eufemiano llevo la preparación encubierta de la Real Sociedad, como también llevo la preparación encubierta de todo el equipo euskadi en 2003. A Pie de campo estaba Jesús Losa, pero Eufemiano era digamos el director en la sombra, tan ene la sombra que ni los mismos ciclistas eran consciente de que los llevaba Eufemiano-lo sabian , pero no lo sabian-. Podiamos asemejarlo a un mayorista, dnd los pequeños comerciantes van por género para sus clientes.

Digamos que esuskatel fue como en la formula 1 , cuando Ferrari le alquila sus motores a los Red Bull.

Anónimo dijo...

Esa página web (majorero.com) y sus fotos seguro que desaparecen dentro de 3 o 4 dias...
¡todos a guardar una copia!

Van Basckish dijo...

En un post anterior, escribi que Fran Gutierrez fue plata en Lisboa, cuando lo cierto es que fue en Zolder, como ya lo dijo alguno. La memoria falla.

contra la injusticia dijo...

Sois un poco injustos todos. La asociación que organiza el evento es real y si, tal y como comentan en sus páginas, gracias a esta organización se ha conseguido que haya UN oncólogo en Fuerteventura, yo doy por buena cualquier acción que se haya realizado para llamar la atención.

Si se aprovecha el evento para planificar siberias, me da igual. Si Armstrong ha aprovechado su enfermedad para conseguir licencia de testosterona me da igual.

Hacer esta asociación directa de lucha-contra-el-cáncer=trama-de-dopaje es de lo más mezquino.

Me alegra que no os haya tocado ningún caso de cerca porque solo así puedo entender algunas frases de este post y algunos comentarios, pero os aseguro que cuando vives algo así de cerca, el hecho de que un ciclista se dope para subir un puerto es algo que no merece ni la más mínima atención y pierde toda su importancia.

Sergio dijo...

Gracias por vuestros comentarios; me temía un comentario como este último, en el que no voy a entrar: entiendo tus razones, igual que entiendo que Rubiera tenga una prima bien joven con cáncer o que la madre de Samuel Sánchez muriese de lo mismo.

contra la injusticia dijo...

Me imaginaba que esperarías algo así, como también me imaginaba que no ibas a entrar en este tema. Lo que no me imaginaba es que fuese el único.

En realidad, insisto, creo que has puesto en duda la actividad de una asociación y un centro de investigación sin ningún tipo de prueba como también lo han hecho algunos de los comentaristas al hablar de "vasos comunicantes" en la lucha contra el cáncer y doping.

Para mí está justificada la asociación simplemente por haber llamado la atención sobre la situación de los enfermos en las islas.

Si eso se ha conseguido gracias a relaciones indirectas de familiares enfermos de Eufemiano y sus contactos en el mundo del ciclismo profesional me parece estupendo. Cada cual tira de lo que tiene.

Si Eufe y los demás han aprovechado el encuentro para otros temas allá ellos y sus conciencias. Lo que está claro es que apoyar una buena causa, aunque sea de rebote, no es algo reprochable y reprocharlo es una injusticia.

Todos los personajes públicos o famosos que apoyan causas lo hacen, de alguna manera, por interés personal, aunque solo sea por los canapés del evento.