Desde el 7/06/2013 en www.ciclismo2005.com

26 marzo, 2007

La auténtica valía de Freire

Arribas recupera en su reportaje de hoy en El País el tema ya presentado en el anterior post de este modestísimo blog. Freire existe y gana, menos para los medios españoles. El reportero barre para casa ("sólo dos periodistas españoles en la línea de meta") y se cuelga merecidas medallas, porque el sábado se desmarcó con un estupendo artículo de presentación de la Clasiccisima. El que esto escribe, freirista declarado, no puede más que estar de acuerdo con el 90% de lo dicho, salvo en un aspecto.

Empieza el reportaje contraponiendo la figura de Freire a la de Van Looy, en palmarés y en bellaquería. Anécdota tipo Abuelo Cebolleta, pero puesto en boca de otro, típico argumento y retórica de Arribas. Bueno, vale: es uno de los valores más apreciados de Freire, que es un buen tipo. Como no le conozco y cada vez estoy más convencido de que lo mejor es no conocer a ningún ciclista, ese argumento me parece muy endeble. También dicen que son personas estupendas Mancebo, Piti y Oscar Urco Pereiro, y ya ven. En ese sentido, lo único que aprecio de Freire es que suele sonreir cuando gana y que es extremadamente modesto, no poca cosa cuando se tiene su palmarés y su historial de lesiones.

Y de estos vericuetos pseudomorales se acaba llegando a una vieja obsesión española, la del dinero y su forma de gastarlo. Una de las anécdotas más conocidas, repetidas y resabiadas de Freire es cuando, en una concentración de Mapei, Bartoli decía que le tenía que cambiar las ruedas a su Ferrari cada 20.000 kms. Nuestro protagonista dijo que para su Opel Corsa no llevaba la cuenta, pero que ya tenía 60.000 kms y todavía tirarían un poco más. El argumento llega de nuevo, reactualizado: "El tuxedo de terciopelo granate, anchas solapas más oscuras, que luce Pozzato, un pincel, en la ceremonia. Pozzato, el ganador de 2006 que, según la Gazzetta, se había jugado el Ferrari a que ganaría también en 2007. Freire se destaca de todos y luce, sin complejo, ropa deportiva, camiseta azul, pantalón de chándal."

Ya ven. El perdedor del trono se engalana, pierde su Ferrari y probablemente algún reloj de lujo de su colección y la figura de Freire se acrecienta por su chandal. En lo que a mí respecta, estoy bastante cansado de esos argumentos. Cada uno -y esto es un principo máximo de libertad- se gasta su dinero como le viene en gana. Si esos son los argumentos para defender a Freire, que mal estaríamos. Freire es despistado, se equivoca ( "Soy quizás la única gran figura mundial que no está en un equipo de su país", ¿y Bettini qué?) y eso también es motivo de elogio. Debe ser que si eres metódico y milimétrico te alejas demasiado del mito hispáno del genio por generación espontánea, ese Manolo Santana que sin ver la hierba en su vida gana en Wimblendon, ese Ballesteros que desde una ciudad tan poco golfista como Santander llega a la élite mundial, ese Bahamontes que viene de la estepa y sube colosos alpinos. Ese Freire que un país sin tradición en las clásicas levanta la mano entusiasta en su primer año en el Vitalicio ante la posibilidad de correr Roubaix, en otra conocidísima anécdota.

Sinceramente, yo paso de ese endiosamiento de Freire. No creo que el despiste o la forma en la que se gasta su dinero sean motivos de elogio. Si que aprecio su modestia y, sobre todo, que celebre con sonrisas sus victorias, pero eso no parece importante. Es mejor reincidir en los tópicos de por qué corre en un equipo extranjero (¿y qué? Como si Zulle y Jalabert no hubiesen corrido en España) y bla-bla-bla. ¿Si corriese en el Saunier Duval hubiese tenido más cobertura la Milán-San Remo? Lo dudo. Si hay que endiosar a Freire, cosa que desanconsejo vivamente en la vida normal, en cualquier deporte profesional y concretamente en el ciclismo, por puro sentido común, yo lo haré por su maravillosa forma de ganar su primer Mundial, la etapa del Tour de 2002 con maillot arcoiris o por sus dos San Remos: por su valía como deportista.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Resulta muy frustrante "leer" el ciclismo. No he visto ni una sola imagen (en movimiento) de la MSR. Sólo alguna fotografía, la mayoría en el podio. A mí me cansa, creo que abandono este deporte que he practicado y del que era, hasta ayer, buen aficionado.
Pero ya estoy harto.
Disfrutadlo y no hagáis como yo.

Vier dijo...

Al anónimo frustrado, en YouTube suelen colgar resumenes y así, vale la pena verlo.

Milán - San Remo 2007

Sergio dijo...

Gracias por vuestros comentarios. Anónimo: no voy a ser el que insista, y menos aún después de que la San Remo de hace dos días solo haya podido ser vista por ETB y Eurosport. Cuando ponen todos los impedimentos posibles, normal que se pierdan las ganas de seguir las carreras.

En todo caso, la opción que deja NickVier es muy útil, y con el tiempo se acabará convirtiendo en todo un archivo libre para los aficionados.

vvid dijo...

La humildad es una escasa virtud al alcance de todos, pero hay pocos que la tienen, Freire demuestra día tras día que aunque sea famoso y tenga mucho dinero, se puede conseguir, aún estando rodeado de creidos, chulos y arrogantes que van con Ferrari..
Pero al final, en este deporte todo se demuestra en la carretera, y una vez más Freire consigue hacerse acreedor de este humildad con su esfuerzo y trabajo, sin rechistar, sin palabras más altas que otras, sin reprochar nada a su equipo que lo dejo más sólo que un calcetín sin par, para ganar como un campeón..

Sergio dijo...

Gracias por tu comentario

Anónimo dijo...

Humildad de Freire????? Yo creo que se le ha subido a la cabeza el triunfo de la Milan San Remo.
Creo que tiene parte de razón, pero queda mal que el diga todo eso.

http://www.eurosport.es/ciclismo/sport_sto1129942.shtml

Sergio dijo...

El titular de Eurosport me parece capcioso y de un mal gusto terrible. Lo único que dice es que el ciclismo español solo vive para las Vueltas grandes; y que siendo italiano estaría mucho más valorado. Son dos hechos evidentes.

Eso no son críticas, son constataciones.

Fíjate si no en el espacio que le dedicaron los periódicos el domingo a la victoria de Freire. Si en Italia hubiese un imaginario "Premio Príncipe de Saboya a los Deportes", a un triple campeón del mundo, de la disciplina que fuese, pero especialmente de ciclismo, habría mucho tiempo que se lo hubiesen dado.

Pero claro, viendo como titula Eurosport "Freire reparte críticas", no extraña que tengan el foro que tengan. O ese comentarista flipado de los cambios, el desarrollo y que es incapaz de hacer una narración lineal de la carrera, saltando siempre entre datos, referencias que no vienen a cuento e incapaz de entender que es "cabeza de carrera" o "cola de pelotón".