Desde el 7/06/2013 en www.ciclismo2005.com

14 marzo, 2007

De ciclismo y records

El ciclismo es un deporte con un único récord. A diferencia de otros deportes basados en recorrer distancias en pistas estandarizadas, como el atletismo o la natación, el ciclismo es una disciplina dúctil, que cambia sus recorridos hasta el punto que el Mundial de la especialidad es siempre nuevo y diferente. Existen los récords acumulativos (tipo siete Tours seguidos, tres mundiales), como en todos los deportes, pero el único récord auténtico es el de la hora, siempre en el limbo entre la hibernación/olvido total y el calor de la disputa y la moda.

Sin embargo, en los últimos años, y claramente influenciados por el desembarco anglosajón, se han empezado a tomar los tiempos en algunos puertos, estableciendo una especie de récords oficiosos de subida, difícilmente homologables porque mezclan contrarreloj con ruta, no tienen en cuenta el viento ni los km. previos y tampoco se conocen las prestaciones de los campeones de antaño. Aún así, han prosperado en sitios tan dispares como Alpe D´Huez, el Naranco o el Mortirolo, para gozo de cierto sector de los aficionados, esos de los desarrollos, el carbono: ¿mejor que el titanio? y la revolución de Rotor, que va a cambiar este deporte. A mí me resultan meramente anecdóticos por esos mismos problemas de homologación que he comentado, pero hoy voy a traer uno que está destinado a permanecer per secula seculorum.

Fue en junio de 2004 cuando el ciclismo se tiñó de vergüenza y las cobayas de los doctores se prestaron al ejercicio de pavoneo de los nuevos métodos de dopaje en la ya mítica (por nauseabunda) cronoescalada del Mont Ventoux en el Dauphiné Liberé. El récord pertenecía a Jonathan Vaughters, un americano-Guadiana por excelencia, al que un buen día se le cruzaron los cables y dejó el ciclismo con 28 años, por presión de su mujer: ya saben que siempre velan por nuestra salud. Aquel día de 2004 hasta siete corredores pulverizaron su récord de 1998, pero si uno destacó sobre todos los demás fue el vencedor, Iban Mayo.

No me voy a cebar en la triste suerte del corredor vizcaíno desde aquel día, al que sólo deseo que haya invertido con sabiduría todo lo ganado en el ciclismo, pero si me interesa resaltar que su record probablemente le transcienda como ciclista. Su marca, conseguida con técnicas y ungüentos inconfesables, quedará en los anales pequeños del ciclismo igual que en algunas disciplinas del atletismo permanecen los records de las atletas masculinizadas de la República Democrática Alemana en los años 80. Records inalcanzables, igual que los de peso o martillo, que están ahí para vergüenza de la Federación Internacional y para que los periodistas los obvien y pasen la página. Y su nombre quedará asociado indisolublemente al de la duda, por mucho que nos vendan que “fue un día mágico”, al estilo de la final de salto de longitud de México-68.
***
Ayer etapa en París-Niza para el Liquigas Pellizotti, especializado en brillar en primavera. Se aprovechó de un final caótico con Voeckler haciendo la estrellita junto con Fischer (compañero de equipo del italiano) recuperado para la competición después de su 2006 en blanco tras haber medio arrasado en el otoño de 2005. Esas cosas que pasan en equipos de medio pelo italiano, como era el caso del Naturino y su velocista brasileño. Mejor no les hablo del Selle Italia de 2005, ese de Rujano e Ivan Parra (el año pasado en blanco en el Cofidis) arrasando en la montaña.

Kolobnev ha ganado la etapa de hoy, con una fuga que ha dejado a los sprinters con la miel en los labios. Tres etapas en línea de la prestigiosa carrera francesa y los triunfos para Nazon, Pellizotti y este ruso recién llegado al CSC. El año pasado ya ganó por las mismas fecha la primera etapa de Valencia, pero después volvió a desaparecer, su tónica desde que en 2004 sorprendiese con sus resultados y rendimiento. Tiene 25 años, Rijs puede hacer de él lo que quiera.
***
Primera etapa de la Tirreno en torno a Civitavecchia. La victoria ha sido para McEwen, batiendo a un Freire que tuvo que superar un pinchazo en los últimos kms. Mañana me extenderé más en esta prueba, especialmente en la repentina gripe que ha afectado a DiLuca y Bertagnolli, dos compañeros del Liquigas que tenían que brillar en la carrera. El primero venía fresco de ganar la Milán-Turín, el segundo está desaparecido después de su victoria de etapa en la misma prueba hace un año. Que mal pinta todo. Especialmente cuando conocemos que el veteranísimo Petito, otro llegado al Liquigas esta año, ha tomado la salida únicamente porque Civitavecchia es su ciudad. Tres del mismo equipo, y los tres golpeados por la gripe, a pesar de ser tres puntos geográficos distintos. Que hablar de DiLuca, el hombre de la apendicitis en 2004 tras ser 3º en Amstel y 4º en Flecha, justo antes de encarar Lieja. O de su abandono en la primera etapa del Tour 2006, también por algún problema glandular. Ahora les diré que seguro que Petito no tenía ninguna gana de ganar en su casa. Seguro que no.


11 comentarios:

Sergio dijo...

Lamento mucho publicar tan tarde, confío en vuestra paciencia.

Anónimo dijo...

¡Uf!
Ya lo que nos faltaba que te creyeras que igual no dormimos si no publicas comentario y nosotros no lo leemos.
¡Lo que nos faltaba!
Pero es bastante habitual es una profesión como la tuya. Bueno, la envidia también, pero eso es otro tema.

bartoli dijo...

Pues sí Sergio, esto no pinta bien. La verdad es que todo esto empieza a cansar un poco. ¿Se seguirá tratando a los aficionados como a ignorantes?
Por cierto, ¿qué hacen los ciclistas implicados en la OP que no tienen equipo? Lo digo porque este fin de semana pasado nos adelantaron un Euskaltel (lo siento pero no me dio tiempo a reconocerlo) y Unai Osa relevándose, como si les fuese la vida en ello.
Sergio, sique así con tu blog. Es más interesante que cualquier publicación especializada(¿?).

Anónimo dijo...

El Euskaltel mostró interés por Unai Osa, pero ahora mismo no sé como se encuentra el asunto. En su día Madariaga dijo que era un corredor con el que había tenido muy buena relación, y que no descartaban ficharle. Pero hasta que se aclarara la OP dijo que no le podían fichar.

Unai ahora está en ETB como comentarista, aunque creo que no le dure mucho. Hoy mismo ha dicho que los ciclistas son los payasos del circo, no creo que le falte razón.

Anónimo dijo...

Por cierto, Vicente Reynés también se retiró ayer porque le dolía el riñón o algo así. Que a mí ni me va ni me viene, pero por comentar...

Mari dijo...

No sé si has leído el semanario META DOS MIL al respecto de la OP,sin desperdicio (la venda en los ojos del negro más tupido). ¿Han visto algún papel QUINTANA y compañía? ¿Todo es mentira?. Me he quedado con ganas de llevar el semanal directamente al contenedor del reciclaje. Me encantaría que les dedicaras un comentario si tienes la oportunidad.

Anónimo dijo...

Escalofriantes demostración de antiperiodismo en la entrevista de ABC a Oscar Sevilla. No entiendo cómo Carabias saca un día una información y al día siguiente un compañero hace una entrevista tan bochornosa.
¿DONDE HA QUEDADO LA CLAUSULA DE CONCIENCIA?

Copolillo dijo...

POr cierto Sergio, ¿qué te parece a bochornosa campaña de apoyo a Manolón que está haciendo Urraburu? LLeva dos día siguiendo disparando por todos lados para salvar au amigo El Gordo (igual de gordo que él).

Anónimo dijo...

El Grueso del Pelotón -así se conoce a Benito- es como la antigua Nomenklatura soviética: estaba en el frigorífico sin decantarse, por si la tortilla daba la vuelta apuntarse al otro bando, pero ahora que ya ve por dónde van los tiros, a defender a su amiguete. Creo que esta vez va a tener que rectificar, pues a pesar de muchos, la cosa va a ir cambiando poco a poco. Paciencia.

Sergio dijo...

Gracias por vuestros comentarios. Con vuestro permiso, me atrevo a decir que estais incluso más corrosivos que yo. No tengo nada de tiempo para leer los periódicos, si dejais los enlaces por aquí lo ire viendo poco a poco. Gracias anticipadas.

En cuanto a Meta 2000Mil, siempre me ha parecido un periódico carísimo, muy difícil de encontrar y, la última vez que lo leí, (¿otoño de 1995?) como el BOE. Sólo lo leen corredores de categorías inferiores para ver su nombre reflejado. También sus familiares, claro.

Anónimo dijo...

Yo leo el Meta 2000 como mcuhos aficionados, auqneu en mi caso bien es cierto que en la biblioteca.
Sobre Mayo, del que soy fan, si , iba como todos en Mont Ventoux, y le metió una buena a Armstrong, Hamilton y Sevilla.
Mayo es un crack y lo volverá a demostrar.
Que si, que los que tú sigues van muy limpos, que si...