Desde el 7/06/2013 en www.ciclismo2005.com

15 mayo, 2005

Sensacional victoria de Koldo Gil

Ganar una etapa en el Giro de Italia tras 190 km. escapado es una hazaña que no ocurre todos los días. Que encima el autor sea un navarro de 26 años (formado en la cantera Banesto, como no podía ser menos) ya es una hazaña que nos recuerda a la magnífica victoria de Chechu Rubiera en el Giro del 97, donde ganó la etapa reina (8 puertos de montaña) tras una fuga desde el inicio de la etapa. En general, las etapas ganadas por corredores españoles en el Giro siempre eran en los últimos km. (el monte Sirino de Cubino, la de Lastras, la de Orvieto de Aitor), producto de alguna inspiración pasajera o un contrapié, pero casi nunca por escapadas. Lo de Koldo Gil es una genialidad acrecentada por los galgos que venían por detrás. Es un chaval supersimpático que recaló en la ONCE tras correrse rumores sobre su vida nocturna (igual que Aitor o que Perdiguero), rumores que muchas veces acaban con la vida deportiva, y más en un deporte tan exigente como este, pero díficiles de demostrar a tenor de los resultados obtenidos. El año pasado dio la cara por todo el Liberty en los primeros meses, con la guinda de la victoria en Castilla y León ante un Valverde que ganó tres etapas pero no lo descolgó en el Morredero, y este año ya había ganado en Murcia.

A 20" entró segundo Cunego, demostrando que tiene piernas para etapas de más de 200 km., en contra de lo que podíamos esperar después de su fallido sprint en L´Aquila y encabezando un reducido pelotón de favoritos mezclado con otros escapados. Entre ellos, el prometedor belga Brandt (el año pasado también hizo un buen Giro, después tuvo un extraño falso positivo) que entró octavo, Fertonani (era cicloturista y se pasó a profesional, ya corrió un buen Romandía) y Simoni, muy bien situado. Entre los que se quedaron descolgados están Scarponi (47"), Basso y Cioni (50") y A. González, Gárate, Zubeldia y Karpets, a 1' 36", no mucho tiempo, pero siempre indicativo de la condición. Di Luca, que ayer provocó el ataque en el Sanmome, entró tercero y recuperó la maglia rosa con 26" sobre Cunego y 54" sobre Celestino y Simoni, que silenciosamente ya es cuarto. Mención aparte merece la mala suerte de Garzelli, que tras quedarse descolgado en el puerto se cayó en los últimos km., entró en el puesto 56, pero como ahora el reglamento incluye las caídas en los últimos 3 km, sólo 50" en meta. Peor para Cunego, que ha pasado la vergüenza de celebrar un segundo puesto pensando que había ganado (ampliaré esta información la próxima semana). Si todo va bien, tendrá ocasión de volver a levantar los brazos en este mismo Giro. Y esta vez sin cachondeo. Esperemos que la rabia se la guarde para mejores ocasiones.
***
Para hoy, crono importante con puerto de por medio. Pasará lo que suele pasar en las cronos del Giro: pocas diferencias entre favoritos, Simoni hará un buen tiempo (tiene tendencia a caerse, a ver si tiene suerte), Basso será el mejor de los favoritos junto a Savoldelli, Di Luca se defenderá bien y estaremos a la expectativa de lo que puedan hacer Aitor, Zubeldia y Karpets. Puede pasar eso, o puede pasar todo lo contrario. En este Giro ya es posible todo.

4 comentarios:

Mazinger dijo...

La verdad es que con respecto a la crono lo has clavado, salvo quizás lo de Simoni, quien ha perdido demasiado con un gran Ivan Basso. Solo su compañero Zabriskie (ganador el año pasado de una etapa de la Vuelta) pudo con él, pero a sus competidores los ha barrido en el último tramo llano (30 segundos a Savoldelli en ese tramo, quien ha sido el que menos ha cedido). Por cierto, espectacular el tramo de descenso de Savoldelli, donde ha sacado 30 segundos en cinco kilómetros a Basso. Ojo con él porque si no lo dejan en sabida, puede hacer estragos en las bajadas y sacar mucho tiempo en ellas (y estoy pensando en la etapa del Stelvio, que tiene 22 km de bajada muy dificil).
Los grandes derrotados han sido Cunego y Simoni, a pesar del progreso del primero en la especialidad, cosa que ya se vio en Romandia. Ahora está a poco más de un minuto de Basso en la general y Simoni a dos, con lo cual la batalla se presenta trepidante en los dolomitas.

Sobre la etapa de ayer, nada que decir a lo expuesto. Solo comentar que Basso se quedo ayer por un problema muscular, según comento a la Rai. Pero ya ha recuperado el tiempo perdido hoy y encima lo ha multiplicado.

jefe dijo...

Basso impresionante y sorprendente a la vez. Ha mejorado cantidad en la crono y si consigue esta prestación en la que resta es el hombre a batir porque no veo a nadie capaz de dejarle en las subidas (él no atacará, pero sí es un aguantador, como lo hizo el año pasado con Armstrong). Se puede plantear una preciosa lucha entre Damiano e Ivan, con la carta de Simoni que puede hacer mucho daño al hombre del CSC. Carrera bonita la que se presenta.

Anguel, en la etapa de ayer, ganó un amigo mío en el juego de velogames. Con él lo tendrás difícil jejeje.

Jon Rivas dijo...

Koldo Gil está yendo a más según avanza la temporada. Después de la Vuelta a Murcia parece que se lo ha empezado a creer

Sergio dijo...

Gracias por vuestros comentarios. Coincido plenamente en el análisis de lo que queda del Giro por parte de nickJefe, hoy lo amplio en mi post. Lo de Simoni ha sido un poco decepción, pero tiene 34 años y eso lastra más que todo lo que había progresado. Una pena, porque el Lampre pierde un comodín táctico para la montaña que si va a tener el Liquigas con DiLuca, Noe o Cioni. O el propio Garzelli, nunca se sabe.