Desde el 7/06/2013 en www.ciclismo2005.com

10 mayo, 2005

McEwen, fiel a su cita anual con el Giro

Robbie McEwen no goza de buena fama en el pelotón. Como mínimo, de camorrista y marrullero en los sprints (se le ha visto dar bandazos de lado a lado a falta de 300m. a meta, a 70 km/h, con tal de no ser adelantado o que no gane otro), y como máximo, de chulo y prepotente: peleas, desclasificaciones y expulsiones de carrera jalonan su currículum menos glorioso. Desde hace unos años ha recalado en el Lotto, tras haber vagado por varios equipos sin mucha fortuna en sus años más mozos. Su integración en el clásico (en toda la acepción del término) equipo belga ha sido tal que incluso vive en el país de Tintín y siempre se llena la boca de palabras sobre ganar una gran clásica del norte. La temporada 2002 fue la de su eclosión, coronada por la plata en el Mundial de Zolder, que a fin de cuentas no deja de ser Bélgica, aunque llana y sin pavés. A partir de 2003 fue destinado a correr el Giro, más que nada para dar presencia al equipo en una vuelta de tres semanas, especialidad en la que el Lotto jamás a destacado de cara a la clasificación general. Ese año ganó dos etapas. En 2004 sólo una. Y ahora en 2005, en el primer sprint puro, otra. No es mal balance para un corredor que empieza la temporada en el enero australiano ganando (es el vigente campeón del país de los canguros) y que después moja en la Vuelta a Suiza y el Tour, donde ha ganado el maillot verde y quiere repetir este año, con 33 años. Es, por tanto, un veterano, pero también uno de los corredores más sólidos de la cacareada invasión australiana, que tan pronto asusta como decepciona.

En 2º posición entró Gálvez, demostrando que cada vez se encuentra más cómodo en sprints masivos, y que sabe aprovechar casi al máximo las oportunidades que se brindan cuando Petacchi se queda encerrado como ayer, bloqueado por el tren alternativo que orquesto el Credit Agricole. Cuarto en meta es una posición decepcionante para el italiano, que con el juego de las bonificaciones ve como se aleja la posibilidad de vestirse con el color rosa que hoy lucirá, camino de Valle Piana, el australiano McEwen. También merece la pena destacarse el sexto puesto del cántabro Ventoso, que en una entrevista en As afirma ir a por el Intergiro y a por una etapa, de las llanas, que para las de repecho el Saunier ya cuenta con Manuele Mori, espléndido quinto en la primera etapa. La noticia más negativa de la jornada es la brutal caída de López de Munain, que a 50 km. de la meta estrelló su cara contra el quitamiedos, siendo evacuado con múltiples fracturas y tras temerse lo peor, aunque parece fuera de peligro. Mala suerte para el alavés, que de joven cosechó interesantes resultados (alguna temporada fue de los mejores cronoescaladores del mundo, con victorias en Naranco o Bicicleta Vasca, y buenos puestos en Dauphiné) y que ahora hace bueno el dicho de a perro flaco, todo son pulgas.

8 comentarios:

Mazinger dijo...

Bueno, el sprint de ayer fue cuando menos raro para lo que estabamos acostumbrados en los últimos años en el Giro, con todo el Fassa tirando para Petacchi sin oposición. Ayer el sprint fue más tipo Tour, con casi todos los equipos de los sprinters discutiendo la supremacia del Fassa. Ante ello, Petacchi se quedó cerrado por Kirsipuu (luego Alessandro mostraba su enfado por esta acción) y de ello se aprovecho muy bien Mc Ewen para lograr un buen triunfo. Lástima por Isaac Gálvez, quien podía haber logrado un triunfo de renombre. Ah, por cierto, Mc Ewen se ganó a pulso bajo sus acciones en sprints de otras temporadas, el apelativo de sprinter marrullero. De todas las maneras el triunfo del australiano le viene muy bien a la carrera para que todos se saquen un poco el miedo al torbellino Petacchi.

En cuanto a lo de López de Munain, poco más que añadir. Por suerte, su vida no corre peligro y ya han sido descartados problemas cerebrales, así que solo queda recuperarse de la tremenda caida que tuvo. Que se recupere muy pronto.

Por último ojo con la etapa de hoy, que tiene un puerto con pinta de encerrona a falta de 10 km para la meta. Intuyo que contienen algunas rampas de consideración, así que no me extrañaria que gente como Bettini o Di Luca lo volviesen a intentar

jaimeguada dijo...

Buenas tardes. Hoy va sosilla la cosa. Km 8, primer ataque y es el bueno, ¡que gran combatividad!. La reacción del peloton impresionante. Km 30 10:38 y km 46 16:53 y a partir de ahí bajando poco a poco hasta los 10 min en el avituallamiento (km 118). La media es de 36,900 en 3 horas el escapado, así que en el pelotón será de 34. Pues aun así se han bajado 2, y uno de ellos Tom Steels. Esperemos que al final, que hay un puertecito a 13 de meta se anime algo. ¿Repetirá Bettini? ¿Di Luca? o por que no ¿y si pasa el puerto Ventoso?

Un saludo y disfrutad los que podáis verlo. Yo lo seguiré en "La Gazzetta"

Anónimo dijo...

Me temo que Petacchi lo va a tener más chungo en el Giro que otros años, ya que el nuevo funcionamiento del Protour ha hecho que equipos que no iban ni pensaban en el giro hayan tenido que mandar a sus corredores y aunque no han mandado a sus primeros espadas si que estan casi todos los más fuertes en cuanto a la disputa de sprints. Desde me punto de vista esto es lo que hará que como comenta otro usuario los sprints sean más parecidos a los del Tour.

anguel dijo...

El sprint de ayer fue muy desordenado y hasta peligroso. La recta no era lo suficientemente ancha para acoger a toda la gente que quería sprintar a la vez, unos cuantos, y provocó que varios llegadores quedaran cerrados.

Todo ello lo aprovechó muy bien McEwen que aparte de polémico y sucio se sabe mover muy bien en estas llegadas y curiosamente él nunca queda encerrado.

Muy bien Gálvez que cogió su rueda y casi lo bate y muy bien Ventoso, corriendo su primera gran prueba.

¿Que hubiera pasado si en un sprint como el de ayer hubiera participado Abdoujaparov?

Es que cada vez que recuerdo como movía la bici pensaba que se iba a caer él o iba a provocar una caída y viendo un sprint como el de ayer podría haber pasado de todo con el Uzbeko corriendo, jejeje.

La caída de López de Munain durísima, todo por hacer el afilador con otro corredor, esperemos que se quede en un susto como dicen.

Hoy había un puertecillo no excesivamente duro, pero si lo suficientemente cerca de meta para que los sprinters no hayan podido recuperar el tiempo perdido por la cima. Victoria para Di Luca por delante de Cuengo (¿Como un tío que básicamente es escalador y que supuestamente es el máximo aspirante a ganar el giro puede sprintar así?). Bettini estuvo a punto de irse contra las vallas al tomar la última curva en paralelo con Di Luca y luego ya no pudo remontar, viéndose rebasado por más gente y no pudiendo obtener bonificación, aunque recupera la maglia rosa.

Saludos.

Anónimo dijo...

Que pena ha haber visto el final. La verdad que el Giro parece que esta volviendo al camino de hace unos años, donde muchas etapas tenían una "sorpresa" al final que las hacía emocionantes. Sin duda esto es mucho mejor que ver a Petacchi ganando nueve etapas. Es lo que me gusto del Giro la primera vez que lo ví, hará ya casi 15 años. Ver un sprint entre Cunego y Di Luca el tercer día ya suscita bastante interés. Por eso me ha gustado siempre esta carrera más que el Tour.

Respecto a lo calificar a Cunego como escalador, Cunego es uno de esos ciclistas ganadores, que puede ganar en cualquier terreno, al tiempo con las cronos. Puede ser escalador porque va muy bien para arriba, aún recuerdo la etapa del año pasado donde dio una auténtica exhibición en solitario, pero Cunego es un Ganador, "sólo" eso.

Mazinger dijo...

Bueno, acabo de ver el último km de la etapa y preciosa llegada y por lo que he visto por comentarios el puerto como preveia se las traia. Así los favoritos se han ido en un primer grupo y los sprinters no han podido. Di Luca ya ha obtenido su primera victoria, y sobre lo de Cunego, recordar que el año pasado ya ganó en la segunda etapa de la misma manera que hoy ha sido segundo y luego pasó lo que pasó, aunque si que es cierto que el año pasado el Giro era mucho más suave que este y que tampoco es adecuado dejar muchos esfuerzos por el camino.

Los favoritos todos juntos y de momento no se pueden sacar muchas conclusiones, más que lo del otro día. El Sábado seguro que se ven más cosas en San Momme (Ojo con él, 6 Km al 8% y con puntas del 15%)

anguel dijo...

Ahí le has dado Mazinger, eso es lo que yo estaba insinuando.

El giro del año pasado también me pareció mucho más suave y no creo que Cunego tenga la resistencia y la experiencia que tienen Simoni o Basso cuando lleguen las duras etapas de este año.

Si al final gana chapeau para un corredor que es capaz de ganar al sprint y subiendo, pero quiero verle cuando se suban el Stelvio, el Paso Duran o el Colle delle Finestre (durísimo).

Sergio dijo...

Gracias por vuestros comentarios. Si, a Cunego hay que confrontarlo con etapas de montaña de gran kilometraje y puertos, aunque de momento, que le quiten lo bailado: con un Giro y un Lombardía ya se podría retirar, pero lo mejor es el potencial que lleva dentro...¡cómo sprinta!