Desde el 7/06/2013 en www.ciclismo2005.com

18 mayo, 2005

El adiós de Tafi, un ciclista de los de antes

Lo van a pasar mal las revistas de ciclismo italianas ante la avalancha de corredores que están abandonando a mitad de temporada. Si bien los casos de Cipollini y Casagrande han sido una sorpresa, el de Tafi estaba anunciado, y por lo menos tendrán el reportaje preparado. Da igual: el ciclista toscano se ha retirado con una fiesta en su casa de Lamporecchio a la que asistió hasta el mismísimo Verbrugghen, quizás el mejor indicador de un ciclista al que se le pueden criticar muchas cosas, pero que ganó mucho más de a lo que parecía destinado, y ganó bien. Ya en 1991 ganó el Giro del Lazio (lo haría otras dos veces más), una circunstancia insólita, habida cuenta de su cuerpo macizo y pesado. ¿Su arma? Una fenomenal pedalada en el llano, capaz de marcar las diferencias. Ganó escapado, lo que sería su seña de identidad cuando llegasen las grandes victorias. Ya en 1994 fue el tercero en discordia en la famosa llegada del Mapei al velódromo de Roubaix, y en 1996 ganó el Giro de Lombardía escapado. Dos semanas antes había hecho saltar toda la estrategia de la selección italiana en el Mundial de Lugano, con una ataque personal y loco en pos de los fugados. Sólo consiguió ser sexto y se granjeó el odio de su paisano Bartoli para el resto de su vida deportiva.

Aunque en 1997 ganó la prueba de la Copa del Mundo de Rochester, el ciclista del Mapei empezaba a ser conocido a niveles de gran estrella gracias a sus escapadas locas en carreras como el Tour, donde no era frecuente ver a corredores con sus piernas como palancas. En 1998 hizo segundo en la Roubaix, además de ser campeón nacional. Ahí fue donde se puso como objetivo ganar al año siguiente la clásica del pavés con el maillot tricolor, igual que Moser. Y lo consiguió, en lo que es su victoria más querida y la que más le obsesionó repetir, como tantos otros embrujados por la magia de la carrera francesa. En el 2000 ganó una Paris-Tours antológica, enrabietado por no haber sido convocado para la selección de Plouay, aunque su mejor victoria, para mí, fue el increíble Tour de Flandes de 2002, con un ataque a cuatro km. de meta que sus fieros rivales (nada menos que Museeuw, Van Petegem y Hincapié, vaya tres) no pudieron evitar ni neutralizar. Tafi lo único que hizo fue meter el plato grande y rodar, rodar como un poseso. Un grandísimo Tour de Flandes. Tras pasar al Alessio y al CSC, ha consumido sus últimos meses en un Saunier especialista en dar segundas y últimas oportunidades. En teoría contratado hasta Roubaix, Tafi disputó el Tour de Georgia para despedirse de sus fans americanos, otra buena muestra de su increíble popularidad. Su despedida en su casa de Toscana, aprovechando el eco mediático de que el Giro pasaba cerca, no debe extrañar a nadie. A Tafi le gustaban como a pocos los flashes y las cámaras. Clase 66, era uno de lo más veteranos del pelotón. No tarderemos mucho en verle en un coche de equipo.
***
En la Volta, triunfo del neoprofesional del Liquigas Gasparotto. Es la primera victoria de un neo en el ProTour (Poosthuma o Contador son jóvenes, pero no neos), y es una victoria en un sprint masivo de 170 corredores tras casi cinco horas en bicicleta. Si se mira el ranking amateur italiano de la pasada temporada, Gasparotto no aparece en los primeros puestos. Ni en los intermedios. Suele ser así: los que arrasan en categorías inferiores tienen un lento despegue en profesionales, o sencillamente se quedan en tierra, mientras que los que van a ser buenos profesionales están escondidos. Bettini, por ejemplo, fue cuarto en el Mundial Sub23 de Lugano (Oro y Plata para Figueras y Sgambelluri) y ha sido, de largo, el mejor italiano de su generación. Buena suerte para Gasparotto (el Liquigas también ha pasado a un escalador anónimo pero muy bueno, Danielle Colli) y para el segundo clasificado, Claudio Corioni, también neo del Fassa. Y eso de que no había sprinters es un camelo: Hushvod, Hunter, Van Heeswijk, Furlan o Rodríguez, todos con victorias en grandes vueltas.

6 comentarios:

jaimeguada dijo...

Buenas tardes. Pues ganó Mc Ewen. No se si Petacchi lo intentará el viernes. Supongo que si, pero me temo que no pasa el fin de semana. Creo que está pagando la temporada que lleva (lleva ganando desde Febrero). Y en la Volta ganó Horrillo, creo que sorprendiendo al pelotón a 1 km (segun eurosport.com).

De Tafi nada mas que añadir (y es quer, Sergio, nos dejas poco jajaja). Solo que recuerdo cuando se ponía a tirar en un corte y hacía destrozos. Menudo "purasangre". En fin, otros llegarán.

Y mañana comienzo lo bueno en el Giro (que menudo tostón hoy). ¿Es verdad que predicen mal tiempo? se lo he oido a Beloki. Como sea verdad, menuda escabechina puede haber en el final de Giro.

Un saludo

Mazinger dijo...

Sobre Tafi, que decir. Lo que más recuerdo de él fue la exhibición que dio en la Roubaix 1999 sacando cuatro minutos al segundo y que cuando llego al velodromo todo el mundo se puso de pie gritando "Tafi, Tafi". Aquello lo recuerdo como si fuera ayer, pues fue de los recuerdos mas impresionantes que tengo del ciclismo. Y lo que debió sentir Tafi es algo impresionante.

Sobre lo de Horrillo, muy merecida su victoria. Ayer lo intento y hoy lo consiguió de la misma manera, al estilo Nijdam o Skibby de los 80-90. Atacando a falta de km y medio para el final y aguantando al pelotón.

Y en cuanto al Giro, la victoria de Mc Ewen si cabe tiene mayor valor que las otras dos, por haberle ganado de tu a tu un sprint a Petacchi. Un Petacchi que espero que aguante hasta el final, porque no va a correr el Tour. Y mañana ya empieza lo bueno con la etapa de Zoldo Alto, etapa que no podré ver en directo. Esperare a verla repetida por Rai Sport Satelite. por cierto, en las últimas horas ha caido una nevada de espanto en el Stelvio y la organización ya tiene un recorrido alternativo, si bien se prevee que el día de su paso (Domingo) el tiempo haya mejorado.

anguel dijo...

La verdad es que el ciclismo italiano está perdiendo bastantes ciclistas y muchos de ellos de los más carismáticos. Al golpe de Pantani del año pasado se unió la retirada del gran Michele Bartoli, a la que han seguido en cadena Cipollini, Casagrande y Tafi.

La verdad que la edad y las lesiones no perdonan.

No te cabrees por lo que dije ayer de que no había nivel de sprinters en la volta. La verdad es que en cuanto a número hay bastantes no como en otras vueltas por etapas del territorio nacional, pero no son de primer nivel (salvo Hushovd) ni se pueden comparar a los que hay en el giro o a los que irán el Tour. Lo dicho salvó Hushovd que ya está contrastado y que ayer no ganó porque se quedó un poco encerrado (si no hubiera ganado fácil porque venía progresando como un toro) y hoy ha ganado con una pierna a todo el pelotón, eso sí por detrás de Horrillo que no se porque ha dedicado toda su carrera deportiva a trabajar para Freire cuando pienso que podría haber sido un buen cazaetapas y tener mucho mejor palmarés, tiene unas buenas condiciones.

En el giro hoy la etapa ha sido un peñazo (no la he puesto hasta que no ha acabado la volta y encima de no haber emoción llevaba un retraso de espanto). Una etapa intrascendente en la que sobraba el circuito final, peligroso y con muchas curvas cerradas y estrechas (suerte que no ha llovido en la línea de meta, si que lo ha hecho en el resto del trazado).

Pues McEwen le ha vuelto a mojar la oreja a Petacchi, además O'grady y Zabel han estado más cerca que nunca de ganar.

Mañana empieza la montaña que esperemos que como en años anteriores no se vea capada, ya que en las últimas ediciones por unos motivos o por otros se han suspendido muchos tramos o etapas de montaña descafeinando el giro.

Mañana los puertos no tienen mucha altitud con lo que espero que no haya nieve y se pueda correr con normalidad (la etapa de mañana pinta preciosa). Como bien dice Mazinger han dicho en la Rai que han caído 30 centímetros de nieve en el Stelvio y estaba cerrado al tráfico. Si no nieva más con unas cuantas quitanieves se podría dejar la calzada limpia y rememorar el último paso por el coloso en el 94 con Franco Vona escapado y paredes de nieve a su lado.

Esperemos que la climatología nos deje ver este puerto y todos los que se van a subir en el giro.

Mañana coinciden dos etapas de montaña. Yo por participación y por orografía me decantaré por el giro, aunque echaré un ojo a la volta cuando pueda.

Por cierto mañana empezaremos a ver abandonos como churros en el giro, apuesto a que de los primeros en bajarse es Kirsipuu.

Un saludo a todos.

Sergio dijo...

gracias por vuestros comentarios, como siempre muy interesantes y aportando nuevas cosas. Empiezo por el final: yo creo que Kirsipuu no ha acabado ninguna grande en toda su carrera, es ver una montaña y bajarse. En todo caso, anda cerca de las 100 victorias como profesional, lo que está muy bien.

Creo que el Stelvio se ha subido después del 94: ese año venía después el Mortirolo (ya sabeis que etapa fue...), y después se volvió a subir al menos otra vez. No se si en el 96, en la etapa antes del Gavia (donde Olano consiguió la maglia rosa y Bugno hizo tercero) y creo que en el 2000, pero no me acuerdo.

Sobre la nieve, lo importante es que no vuelva a caer. El año pasado Garzelli pasó fugado por el Gavia con unas paredes de hielo impresionantes, en normal que nieve (y mucho) en los Dolomitas en mayo. Peor será que llueve subiendo el Finestre...

Voy fatal en el Velogames, que gafe.

Ballerini dijo...

Hola!
Muy buenos tus artículos sobre Tafone y Horrillo. El uno se va por la puerta grande. Y el otro un currela como pocos que todos los años gana "algo", además en sus columnas de "El Pais" la borda.
Un apunte, el Stelvio no se sube desde el 94 con toda seguridad. Aquel año fue el de la mítica etapa de Indurain contra Berzin, que ganó Pantani. Entonces fue Vona quien coronó en cabeza. Desde entonces nada de nada, y ese si que es uno de los grandes puertos del Giro. Esperemos disfrutarlo.
Un saludo.

vlaanderen dijo...

una pequeña pega, y me extraña que ballerini no se haya dado cuenta. en la paris roubaix del 94 no fue la tripleta del mapei, fue en 1996. en el 94 tchmil, baldato y ballerini, y en el 96 mussew, bortolami y taffi.

agur bero bat !!!