Desde el 7/06/2013 en www.ciclismo2005.com

27 julio, 2005

Empieza la era post-Armstrong

Sólo alguien como Lance Armstrong podía anunciar su retirada con tres meses de antelación. Y con la seguridad de que iba a ganar la carrera. “Quiero vencer para mí. Para la historia ya he cumplido ganando el sexto consecutivo, el séptimo en serie es una motivación personal”. Eso anunció en la misma rueda de prensa donde anunció su retirada. Ha cumplido ambas cosas, ambas basadas en una descomunal fuerza psicológica. Nunca ha intentando ser simpático, pero nadie puede ser indiferente ante uno de los mayores fenómenos de la historia del ciclismo y el mejor corredor en el Tour de Francia.

Apuntaba fuerte y lejos: el Mundial junior de Moscú en 1989 o en Utsomiya 1990, ya en aficionados, atacaba de manera loca y salvaje, pero sin orden ni sentido. En 1991, con 19 años, ganó la Semana Bergamasca, una carrera open donde batió a muchos profesionales italianos. En 1992 pasa a profesionales tras las Olimpiadas, y llega el último en la Clásica de San Sebastián: tres años después la ganaría, pero sólo dos semanas después de su debut gana una etapa de la Vuelta a Galicia y entra segundo en el GP de Zurich…a partir de ahí, nuevos récords: ganador más joven de una etapa del Tour (desde 1945) en Verdún 1993, Campeón del Mundo más joven ese mismo año, bajo un aguacero y con Indurain y Ludwig escoltándole en el podio…Todo esto sirve para indicar que Armstrong era un corredor con gran potencial, y que había demostrado muchas cosas antes de sufrir el cáncer que le cambió la vida y la orientación como corredor. Una vez más, una tremenda fuerza psicológica hizo que lograse desarrollar ese ritmo de molinillo en las subidas; si, puede que vaya dopado, pero eso sólo se consigue con miles de horas de entrenamiento duro, duro, durísimo. Y el descenso que hizo hace menos de una semana en la crono de St-Etienne, ¿alguien se ha dado cuenta? Era el que mejor bajaba, y el que más riesgos asumía. Con el maillot amarillo encima.

Armstrong como ciclista es un fenómeno. Lo ha sido siempre. Otra cosa es su carácter como persona (algún día habrá que recuperar el comportamiento mafioso que tuvo con Simeoni en la última etapa del Tour 2004) y que tengamos que tragarnos que también en su equipo son todos unos fenómenos y los demás unos mantas. No, por ahí no trago. Quizás algún día se sepa toda la verdad, quizás, pero que a nadie le quepa la duda de que gran parte del éxito de Armstrong no hay que buscarlo en pócimas secretas, sino en su increíble voluntad, espíritu competitivo y en un organismo privilegiado al que sólo le ha exigido dos meses de competición al año. Que tengo buen viaje hacía su futuro (¿política? Si Swarzenagger ha podido…), quizás a partir de ahora podamos ver ciclismo en el Tour y no el monólogo de un solista.

6 comentarios:

Sergio dijo...

Post dedicado a Anguel...por supuesto que le iba a dedicar un post a Armstrong por su increible record y retirada, no he podido antes por los problemas de agosto...a ver si se entiende mi postura respecto a el de una vez. Y tu opinion la comparto al 90%, que duda cabe.

Stojakovic dijo...

Pues sinceramente, si un tío me cae a patadas tampoco le dejaría ganar, sea quien sea. Esto es una competición y nunca se debe dejar ganar al enemigo, una cosa es que Induráin dejara ganar hasta al más cojo y otra cosa es que haya que institucionalizarlo. Pues no, si Simeoni (al cual considero un simple resentido) ataca, no hay autoridad moral ninguna para decir que Lance Armstrong no le pueda coger. Otra cosa es que no sea políticamente correcto (que no lo es) pero también es verdad que no siempre hay que plegarse a lo políticamente correcto. Además el numerito de Lance nos ha servido para quitarnos de en medio al resentido de Simeoni que, como no ganaba, pues se picaba e incluso cuando ganaba (recordemos en la Vuelta cuando se bajó de la bicicleta) no lo sabía hacer.¿Porqué? Muy fácil: Este señor solo buscaba hacer el espectáculo y darse a conocer, ya que reivindicar por el ciclismo de esas maneras no le entran en la cabeza a nadie, al menos eso creo yo....
Respecto al equipo, es el único equipo cuyos corredores (salvo Hincapie) centran toda la temporada en el Tour, eso le da un plus evidente creo yo. Por otra parte, el señor Hincapie, si no llega a estar en el equipo de Armstrong no se diría nada, seguro, tiene 32 años, sí, pero claro otros corredores como Rominger que también explotaron en subida a los 30 ya entrados nada de acusaciones (aunque sean indirectas), aún así, la progresión de Hincapie ha sido año a año, no ha sido un "boom" al estilo Bjarne Riis, pero eso no se dice, ya el año pasado aguanto en La Mongie con los 15 mejores. Pero bueno como el tema "equipo" ya aburre me abstengo de seguir con este tema.

anguel dijo...

Gracias por atender mi petición Sergio, en cuanto llegue a casa posteo como se merece que ahora no puedo mucho.

jefe dijo...

Un grandísimo corredor, como bien dices apuntaba cosas desde muy joven, cosa que los que sólo ven el Tour no sabían y por ello no sabían de donde había salido y se empezó a hablar de dopaje. En fin, ya expuse mi opinión en otros posts. Un excelente corredor con una capacidad de sacrificio y mental fuera de lo normal.

javi dijo...

Y no se pase por alto una campaña de clásicas de primavera -no recuerdo que año, pero antes del cáncer- en que Amstrong no ganó 3 o 4 por su mala cabeza para jugarse la victoria con viejos zorros de la categoría de Pascal Richard. Ni su cuarto puesto en la Vuelta en el año de su regreso.

En cuanto a los modos... no se puede exigir (pedir sí, tal vez) que la fiereza, la obcecación, la agresividad, que se necesita para ganar cuando se está en carrera se desprenda como si de una máscara se tratase en cuanto uno se baja de la bici. A Amstrong, sencillamente, ahí le falta cintura; siendo así, si fuese simpático, relajado, quizá no habría ganado 7 tours.

Y estoy de acuerdo con lo dicho sobre Hincapie: no ha sido algo de ayer para hoy, ni resulta tan sorprendente; ya dije que su progresión me recordaba a la de Indurain (pero con una importante diferencia de edad, eso sí).

Sergio dijo...

Pues a mi lo de Hincapie me sigue pareciendo muy raro...esta muy bien eso de progresar, pero seguir haciendolo con 32 tacos a cuestas...en fin.