Desde el 7/06/2013 en www.ciclismo2005.com

07 marzo, 2006

Duelo a distancia

En Andalucía las espadas quedaron en alto, tras dos victorias a favor del italiano y la última, con un golpe de riñones, para el indomable flamenco. Desde entonces, sus caminos se separaron. De Boonen sabemos que ha estado entrenando muy duro por todo el recorrido final de la San Remo, cosa que no se cansa de repetir en un tic que se volverá en su contra en caso de no alzar los brazos dentro de dos semanas. De Petacchi, que se lleva de maravilla con Zabel, y así lo proclaman a los cuatro vientos en cuanto pueden. Como dos tortolitos.

Ayer se desafiaron a distancia. Petacchi competía en Italia en la carrera de su casa, el Giro de Lucca convertido desde el año pasado en prueba de un día. De La Spezia a la ciudad toscana hay apenas media hora de autopista, y el fenomenal velocista italiano prefiere entrenarse por la Versilia y la Lunigliana, que al fin y al cabo de cuentas no se diferencian tanto del recorrido de la San Remo. Una carrera en el patio de su casa, como se dice. El problema es que Cipollini sí que es de Lucca, y el año pasado le mojó la oreja en esta misma carrera, que a la postre sería su despedida. Petacchi se quedó con un amargo sabor de boca y ayer se quiso enjuar al mismo tiempo que ejercía su poder de vasallaje sobre Zabel. En palabras del alemán, “era la primera vez en doce años que tenía que lanzar el sprint para alguien, y estaba nervioso”. Ambos cumplieron como era de esperar, y en la meta el padre de Petacchi, en algo que sólo puede calificarse como una italianada, se fundía en un abrazo con el desconocido alemán. Abrazo de mocos y lágrimas, al estilo Manolo Saiz. Zabel, un poco sorprendido por las cámaras y el señor, mantuvo el tipo como pudo. Por mi parte, creo que voy a consultar esta escena con algún amigo psicólogo.

Con el triunfo muy fresco, media hora después Boonen ejercía su autoridad en la primera etapa de la Paris-Niza, igual que el año pasado. Sin rival serio, Davis, Ventoso (muy bien, su mejor posición en una carrera de prestigio), Rigotto, Napolitano y Steegmans apenas si pudieron ejercer de comparsas en el Boonen-show. Este año ha fichado a Matteo Tossato del tren de Petacchi, y así es prácticamente imbatible. El año pasado había hecho una operación parecida con el fenomenal Guido Trenti, que se abre paso a pedaladas y codazos. Y después está toda la corte belga. O la maldición del campeón del mundo empieza a actuar ya o tenemos maillot arcoiris de aquí a octubre. La victoria de Boonen es una declaración clara y directa a Petacchi: voy a ir a tu casa a ganar con tus mismas armas. Tu tienes a Zabel (cuatro San Remos y dos segundos puestos en su haber) de lanzador, yo tengo a cuatro-cinco corredores que pueden llegar frescos a Vía Roma. El desafío está lanzado y ojalá se sumen más corredores, en especial Freire, para darle más jugo a este duelo que está monopolizando el inicio de temporada.
***
Arkaitz Durán, el corredor niño de ese equipo caleidoscopio que es el Saunier Duval, a 17´ en meta. Lo llaman aprendizaje, pero cualquier día se darán cuenta de que en sub-23 tampoco se está tan mal.

6 comentarios:

jaimeguada dijo...

La crueldad del ciclismo:

Nicolas Crosbie (Agritubel)ha atacado de salida en la Paris-Niza. En el km 34 tenía 17 minutos y 27:30 en el km 81. Pues le han cogido a 13 de meta. Cuantas veces pasa esto, ¿eh? eso tenía que puntuar para el Uci Protour.
Y ganará Boonen.

un saludo.

Pelderoke dijo...

Pues si, a vuelto a mojar Boonen, además el hombre se va a inflar de aquí a final de temporada, ya tiene todo un equipo a su entera disposición. Pena grande lo de Contador, el chaval no anda sobrado de suerte, caída a poco de la meta, pero de lo que si anda muy sobrado es de condiciones, como sube el chaval!!!, y encima no es malo ni mucho menos contra el crono, me parece que este si que apunta muy muy alto.

Van Basckish dijo...

Yo no he visto la caida, pero lo de la mala suerte habria que estudiarlo, por que no es casualidad que Zulle se cayera muchas veces, o que Hamilton otro tanto.

jefe dijo...

Según todociclismo.com, lo de Contador ha sido pinchazo.

Boonen es impresionante. Hoy por hoy es imbatible.

quintus dijo...

Imbatible salvo que se enfrente con Petacchi e incluso McEwen. En San Remo veremos quien es el más imbatible de los imbatibles.

Atención a la etapa de hoy en la París-Niza, terreno propicio para que los Liberty con Contador a la cabeza intenten recuperar terreno.

Sergio dijo...

Gracias por vuestros comentarios. En cuanto al tema de caidas, cuando una cosa se repite varias veces deja de ser mala suerte para ser costumbre: Hamilton era torpisimo con la bici, igual que Zulle, por culpa de que ambos empezaron muy maduros a montar en bici. De Contador no se que decir, pero me parece que la Paris-Niza sin crono se le queda grande, grande.