Desde el 7/06/2013 en www.ciclismo2005.com

13 marzo, 2006

Landis y su tesoro

Eddy Merckx adelgazó mucho y repente, quizás estén ahí las causas de sus últimas declaraciones. Tras conocer que le había regalado una bicicleta a Fidel Castro mientras loaba su figura histórica (¿intereses comerciales? Creía que fabricaba bicicletas de lujo), hace unos días dijo que veía a Landis “muy fuerte” y “capaz de ganar el Tour”. A la espera de que sus declaraciones proféticas se vean corroboradas por la realidad, lo cierto es que el americano de 30 años ha ganado la Paris-Niza, su primera victoria de verdad entre profesionales. Supergregario de Armstrong hasta los 28 años, el año pasado fracasó rotundamente como líder del Phonak, especializado en fichar a domésticos del heptacampeón americano. Ya en 2004 fue líder de la Vuelta y se disolvió como un azucarillo, en 2005 iba fuerte en Dauphiné hasta que una crisis en el Joux Plane dejó planos de su cara a punto de llorar, para después cumplimentar un Tour anónimo y a rueda de los favoritos. En su equipo le han cambiado la preparación y de momento ha ganado las dos vueltas en las que ha participado, California y Paris-Niza. De ahí a que pueda ganar la gran cita de julio...pues media un mundo.

Sus rivales en la clasificación general fueron incapaces de desencadenar ninguna acción significativa para destronarlo. Nada que reprochar a Patxi Vila, porque era la primera vez que se veía en esas lides, pero si al Euskaltel de Samuel Sánchez, un corredor que debería estar cansado de obtener buenos puestos en esta carrera y en otras del mismo nivel. La etapa del sábado la ganó brillantemente Kasheskin ante la legión de eternas promesas francesas (Casar, Chavanel), mientras que el domingo Markus Zberg, un veteranísimo del pelotón que siempre consigue un buen puñado de puntos pero poquísimas victorias, conseguía imponer su reducida velocidad en un final tan prestigioso como el boulevard des anglais en Niza. Boonen se había ido a casa, y no porque estuviese lejos. Vive desde hace unos meses en Montecarlo por motivos fiscales y se ha llevado a cinco superfieles a volver a explorar los kilómetros finales de la San Remo, que tampoco están lejos. No deja de ser significativo que la única superfigura de la carrera se autoexcluya sin alegar ningún motivo y nadie clame al cielo. La Paris-Niza ha vivido mejores tiempos, y eso es algo que se ve con sólo mirar la clasificación final.
***
El sprint del sábado en la Tirreno-Adriático fue realmente increíble. Petacchi contaba con todos los ingredientes: sus lanzadores, un final llano-llano que más no se puede (un paseo marítimo) y las ganas, quizás lo más importante. A falta de un km. Freire iba perfectamente soldado a rueda del superclase italiano, al que todavía le quedaba un gregario y Zabel, que es mucho más que eso. Con 500 m. para meta empieza a progresar por la izquierda Enrico Degano, el sprinter del Barloworld. A su rueda lleva un cliente difícil, muy difícil: el enorme noruego Hushvod. Sin tiempo a reaccionar, y cuando Degano acaba su gasolina, se pone a competir de tú a tú con Petacchi, al que le falta “punch”. A falta de 50 m. Freire saca su increíble cambio de ritmo y a punto está de colarse entre los dos colosos del sprint, pero se cierran no intecionadamente y el menudo cántabro deja de pedalear ante el serio riesgo de caída. A 10 m., según se ve en la foto-finish, Petacchi estaba para ganar la etapa, pero sin embargo es Hushvod el que cruza primero la meta. En declaraciones a la periodista RAI, que parece sacada de Corazón, corazón, el sprinter del Millran se muestra desolado por haber fracasado, en unas declaraciones en las que me parecía estar escuchando a Bugno. Pedía perdón al equipo, a la afición y a la carrera. Increíble.

En la crono de ayer, 20 km. sin apenas dificultades orográficas, gran prestación de Cancellara. El CSC tiene la mejor nómina de contrarrelojistas del pelotón, no en vano Julich ya había ganado el prólogo de Paris-Niza...y todavía tienen a Voigt, Basso y Zabriskie. A 3” Leif Hoste, el espigado belga que fue segundo en Flandes en 2004 tras ir escapado todo el día y que milita ahora en el Discovery. Tercero el gran favorito, el veinteañero Thomas Dekker que ahora es el líder de la general. Hoy se sube el monte de la Laga, una subida ya conocida en el Giro de Italia: aquí ganó Pérez Cuapio en 2002. Los rivales del Rabobank son varios y numerosos: un Ballan que crece por momentos, Savoldelli que es cuarto en la general, Rebellin...pero sobre todo Jaksche. Habrá batalla y espectáculo. Veremos de que pasta está hecho el pequeño campeón holandés ante el mayor desafío de su corta carrera.

5 comentarios:

Sergio dijo...

Suspendida la subida al Monte de la Laga y el puerto anterior. Mucha nieve, habra final al sprint. El Rabobank controlara para Freire y para Dekker. Vaya chasco de espectaculo,

jefe dijo...

Entonces ya está claro que gana Dekker.

Y siento disentir en lo de Vila. Precisamente porque es su oportunidad (dudo mucho que se vuelva a ver en otra) tenía que haber dado el todo por el todo. Ni siquiera un amago, nada de nada.

Ballerini dijo...

Estoy con jefe, siempre hay que intentarlo, nunca se sabe como puede ir Landis. Yo no vi la etapa pero habría que saber que tal iba Vila, por que es muy fácil decir que hay que arrancar, pero si vas con lo justo igual te vale con ir ahí y no perder el segundo puesto, que para un gragario como él no está nada mal.
Lo que contabas de Bettini y la Tirreno en el artículo anterior... lamentable. La verdad yo no me lo esperaba de Bettini que fuera a apoyar una causa así, me decepciona. Es de vergüenza que los ciclistas reclamen que se suspenda una carrera, si está malo dew verdad ya lo harán los jueces que para eso están. Una de las grandezas del ciclismo es esa, que muy muy malo tiene que estar para que se aplace la competición, da igual la categoria y la prueba siempre se disputa. De todas formas, hoy, por lo que decís, se ha suspendido así es que sin Bettini también hay oposición. Aunque supongo que las condiciones son mucho peores.
Y de Freire... que voy a decir, no simpatizo especialmente con él, sobre todo por sus múltiples escusas, pero está claro que es el corredor con más clase del pelotón; entrena dos días y gana en cualquier lado. Es un fuera de serie. Me alegro que esté recuperado, por él y por el ciclismo, a ver de que es capaz en primavera, lo mismo la lía en Flandes que en Lieja. Eso sí, y no me canso de decirlo, que no se dedique a ir a rueda para llegar al sprint, por favor!
Un saludo.

jefe dijo...

De Vila, lo hecho, hecho está, pero lanzó a Petrov por delante y fue todo el rato delante de Landis el 4º del pelotón, así que dudo que fuera justito. Pero él verá.

Y en el comentario de Freire, totalmente de acuerdo. El año pasado en Brabançona dio una exhibición no parando de atacar y romper la carrera él solito. Ojalá lo hiciera más veces.

Sergio dijo...

Quizas para ver a ese Freire atacante tengamos que esperar a que pierda velocidad...y eso no pasara, viendo como aguantan los sprinters de hoy en dia, hasta dentro de tres-cuatro temporadas. En todo caso, siempre ha dicho que no se ve retirandose joven...ha competido muy poco.