Desde el 7/06/2013 en www.ciclismo2005.com

15 febrero, 2005

Plan Nacional antidopaje

A pesar de que la temporada sigue su curso (ayer victoria en Andalucía del notable belga Baguet, un poco madurito pero que en 2001 y 2002 hizo grandes temporadas), con la disputa de la piccola San Remo hoy en Laiguelia, siguen apareciendo noticias relacionadas con el dopaje. La nueva administración socialista ha decidido impulsar un Plan Nacional sobre el asunto, con la importantísima novedad de extender el Código Penal a las prácticas prohibidas, especialmente para el llamado entorno del ciclista. Como es sabido, la promulgación de normas legales no sirve de nada si no vienen acompañadas de las correspondientes garantías de ejecución, que en este caso van a ser la creación de una policía antidopaje específica y una unidad antidopaje en la Fiscalía General del Estado. Vamos, que la juez Madroñero va a poder seguir ocupándose de sus asuntos locales de Madrid sin que nadie la venga a importunar sobre hemotransfusión o drogas de caballos en vena. Y en cambio Eufeminio, Virù y "todos aquellos que inciten al dopaje" (léase directores deportivos) tienen motivos para sentirse inquietos. Vamos a ir viendo las reacciones a lo largo de toda la tramitación.

De momento, As publica hoy una entrevista con Casero, Ese Ídolo, en el que el simpático corredor levantino afirma, tan pichi él, que "yo soy de la opinión de que cada uno con su cuerpo sabe hasta dónde puede llegar. Quien quiera llegar más lejos o más allá de lo que sea conveniente para su cuerpo, él sabrá. Personalmente, yo quiero vivir muchos años y no quiero ganar ahora mucho dinero para luego estar en una caja de pino mientras que lo disfrutan los demás. Yo llego hasta dónde llego y si no hago más, pues no hago más". Curioso: Casero, el corredor que después de ganar la Vuelta 2001 con las bielas de Eufeminio pretendía cobrar 1 millón de € al año (a pesar de que acabó el año como el 61 de la UCI, indicador matemático de su rendimiento) y, como nadie pagaba, pataleta y sin equipo hasta el plazo límite, cuando recala en el Coast: abandono en el Tour 2002 y sexto en la Vuelta. Al año siguiente, llega Ullrich con Bianchi de patrocinador y Casero abandona el Tour después de proclamar, escudero él, que "en principio voy con el alemán de colíder al Tour" (ya he comentado en anteriores post lo que piensa Juan Fernández, el director por entonces, de colíderes). Y la temporada pasada en blanco, sin licencia, esperando el favor de la diputación valenciana del PP, partido en el que milita.Curioso, digo, que hable de doping de manera tan destemplada. Y de dinero. De momento ha abandonado en Mallorca. Pero en Kelme (perdón, Comunidad Valenciana) sabrán hacer de él un líder. Belda, ¿no dijiste que mientras fueses director del equipo Casero no sería pupilo tuyo?

1 comentario:

Yoyanoseque dijo...

Las declaraciones de Casero cada vez son más dignas de Salsa Rosa. ¿Para cuando un duelo face to face entre el Pino y el Casero?