Desde el 7/06/2013 en www.ciclismo2005.com

20 abril, 2005

Subir la única montaña de Bélgica

La Flecha Valona es la única gran clásica que acaba en una cuesta, el famoso Muro de Huy, una subida no muy larga y asfaltada que tiene tramos brevísimos al 20%. Es más, se sube otras dos veces en el desarrollo de la prueba, para que los corredores se vayan acostumbrando a la explosión de ácido láctico que supone pasar desde un llano afrontado a 60 km/h (uno de los momentos más espectaculares de la temporada) a una subida revirada, donde no importa lo fuerte que uno empiece, porque siempre acabará dando golpes de riñón y amagos de bandazos. Por sus características, siempre ha sido ambicionada por corredores de vueltas por etapas, no siempre con éxito. En los últimas ediciones, destacan los tres triunfos de Argentin, los dos de Jalabert (espectacular el segundo, dejando sentado a Leblanc), el maravilloso de Bartoli en 1999 (escapado desde el km 90, fundió a Camenzind bajo un frío helador y un aguacero de antología), Casagrande en 2000 en su única victoria en Bélgica (igual que Fondriest en 1993) y el gran Astarloa en 2003. Por el medio, muchos corredores que tienen en la Flecha su mejor victoria, como el dopado Hamburguer, Aerts o Verbrugghe. Para hoy, el máximo favorito es de nuevo Di Luca: subida corta y explosiva, lo que mejor le va de siempre. Espero que esté por delante Etxebarría, que en el pasado cosechó buenos puestos aquí, Perdiguero, Astarloa confirmando su recuperación y, por supuesto, Rebellin.
***
En el Giro del Trentino, la carrera de una semana más prestigiosa en Italia después de la Tirreno-Adriático, participación con más de 150 corredores, que en tiempos del ProTour es todo un éxito. Primera etapa para el absoluto desconocido polaco Niemec por delante de Casagrande, y entrando con los favoritos dos españoles con posibilidades: Julián Sánchez Pimienta, el extremeño del Fassa, y Peio Arreitunandía.
***
A veces el fotoperiodismo ciclista, demasiado acostumbrado a las grandes firmas (Watson, Sirotti) y a las tomas repitiendo esquemas vistos una y mil veces, se descubre con una toma que resume todo un momento y toda una carrera de siete horas en un solo instante, el que tarda el obturador en captar el momento decisivo. Miren la foto. Freire ve el ataque de Di Luca, está al lado, pero no puede, no puede, y lo demás ya es historia. Boogerd lo ve, no como dijo en meta. Valverde está detrás del italiano, pero tampoco podrá seguirle.

3 comentarios:

jaimeguada dijo...

Pues ganó Di Luca. Entre éste y Petacchi vaya Giro que nos van a dar. A ver si rascamos algo.
Un saludo

Anónimo dijo...

¿Sabes el número de lectores que tienes?

Sergio dijo...

No tengo ni idea, hay contadores, a ver si algún día le dedico una horita y me pongo uno...en todo caso, no importa la cantidad sino la cantidad de lectores. Gracias por leerme.