Desde el 7/06/2013 en www.ciclismo2005.com

27 febrero, 2007

Ullrich se retira ganando

Jan Ullrich ha anunciado que se retira. Lo hace ganando, puesto que la última carrera que disputó, en junio de 2006, se saldó con la doble victoria en la crono y en la general final de la Vuelta a Suiza. Ahí lo tienen, muy contento con sus compañeros de podio y de jeringuilla Koldo Gil y Jorg Jaskche, otros dos que no han vuelto a ver una carrera desde entonces.

A la espera de conocer la transcripción íntegra de lo que parece un espantoso espertento que empezó como rueda de prensa, no se lleven a ningún engaño. Toda la vida deportiva de Ullrich tiene que ser revisada a la luz de la única verdad de un dopado: ante la imposibilidad de saber cuando empezó con la hormona del crecimiento y el EPO, y su postura cerril tampoco ayuda mucho para esclarecerlo, su vida deportiva es como la de Pantani. Creíble sólo para los muy fans.

Jan Ullrich fue campeón del mundo sub-23 con 19 añitos, en el Mundial de Oslo 1993 en el que su némesis Armstrong ganaba entre los mayores con 21 años. Todo un presagio, dirán. Al año siguiente fue bronce en el Mundial CRI de Agrigento, en la primera edición de esta prueba. Indicios de que, nos guste o no, Ullrich está en la historia del ciclismo. En 1995 participó en la Vuelta a España de la orgía de EPO de la ONCE (Jalabert 1º, Mauri 3º, Bruyneel 4º) y ya vio como era el percal. Pero fue en 1996 cuando se presentó en sociedad de la manera más estrepitosa que se recuerda.

Se disputaba el llamado sexto Tour de Induráin y, tras una jornada de montaña asesina de esas que había a mitad de los noventa (Galibier nevando, el gran navarro sin equipo saliendo a todos los ataques) y con cuatro kms. a meta, el mozalbete pelirrojo descendió silbando hasta la cola del pelotón, vio al de Villaba bufando y con la mirada perdida, subió con dos pedaladas a la cabeza y puso un ritmo mortal. Induráin entraría en meta con 4´30”. Rijs pasó a la historia como el verdugo de Induráin, pero el ejecutor fue Ullrich. Y casi se lleva el Tour tras ganar la última crono y quedarse a sólo 1´14” de su calvo líder.

En 1997 ganaría el Tour, con varios hitos rara vez recordados. En la crono de St. Etienne consiguió la mayor ventaja en la postguerra sobre el segundo, un tal Richard Virenque que iba tan bombado que pudo ser segundo. Eso sí, a 3´14” de una máquina perfecta de pedalear. Olano, el especialista del terreno, quedó a un mundo y nadie se explicaba por qué. Bueno, pues ya se sabe. Fue todo honor y gloria aquel Tour dominado a su antojo, en lo que parecía el inicio de una tiranía. Al año siguiente se encontró de bruces con uno mucho más dopado que él y, a pesar de llevarse tres etapas, sólo pudo ser segundo. De esa fecha data su última victoria en una etapa de montaña, cuando tras su derrota en Les Deux Alps atacó al día siguiente subiendo La Madelaine para ganar en Briançon después de llevar a Pantani a rueda durante toda la jornada. Y desde entonces, como Sísifo.

Una extraña lesión de rodilla, de esa que le dan también a 18.- Valv. (Piti), le impidió participar en el Tour 1999. Entró a tiempo para la Vuelta, con una gran debut en la espléndida victoria en Ciudad Rodrigo (Ullrich siempre ha tenido un notable sprint). A rueda durante toda la carrera mientras los rivales se caían, le bastó un golpe de mano en la última crono para desbancar a un Igor ultradopado, que tan pronto ganaba en alta montaña como en cronos. Cosas del Vitalicio de Eufemiano. 25 años y dos grandes vueltas por etapas. Seguía en sus números, nada de lo preocuparse. Los finos analistas de entonces dijeron que Armstrong ganó ese Tour 99 porque faltaban los favoritos (Pantani cazado en Madonna di Campligio, Ullrich ausente, Zulle caído en el paso de Gois), sin darse cuenta que ganó cuatro etapas, a cada cual más rabiosa.

Y así llegó el Tour 2000, que servirá como esquema para las ediciones de 2001 y 2003: Ullrich no batió a Armstrong en ningún momento. Es la historia de un derrota repetida hasta la saciedad, en unas ediciones tristísimas de la carrera francesa, tal era la superioridad de la preparación del americano y –no lo olvidemos nunca- su equipo. De este año data también la que quizás sea la mejor victoria de Ullrich y la mayor derrota inflingida a Amstrong. Como buen alemán del Este (Rostock, el puerto rojo del Báltico), los JJ.OO eran la epifanía como deportista. En una auténtica exhibición en el circuito de Sydney, el alemán se escapó en el llano con dos compañeros de equipo y por detrás no pudieron hacer nada: impresionantes las imágenes de Bartoli y Bettini persiguiendo en pareja y no recortando ni un centímetro a la apisonadora del Telekom/Alemania. En la crono olímpica también fue plata por delante del bronce de Armstrong, con cara de pocos amigos –ni siquiera el oro de Ekimov- en el podio.

En 2001 cambió un poco la preparación y tomó la salida en el Giro de Italia. En la redada de San Remo, con pocos días para acabar, fue de los que saltó por la ventana ante la irrupción de los Carabinieri. No volvería a la carrera italiana hasta 2006. En 2002 estuvo de nuevo lesionado en la rodilla, tuvo un incidente con la policía tras llevarse por delante varias bicicletas mientras conducía borracho y con algunas tostis en el cuerpo y se perdió toda la temporada. El Telekom lo puso de patitas en la calle. Entonces se creó el engendro del Bianchi en torno a su figura –compañeros como Casero, Triqui Beltrán, David Plaza y director Juan Quimicefa Fernández- y Ullrich, en su enésima resurrección, casi pone contra las cuerdas a Armstrong. Salvo en la crono de Cap Decouverte (su única victoria en el Tour en el período 1999-2006), siempre detrás del yanki. Como siempre. Como de costumbre. Y esta vez con tonterías como cuando se zampó solo el Tourmalet con Armstrong 100 metros por detrás. Tanta potencia, tanta fuerza, tanta droga, para malgastarla así.

En 2004 sólo pudo ser cuarto y en 2005 tercero, en ambas ocasiones batido por su compañero de arcón congelador, médico y jeringuilla Iván Basso. Fue su fin en el Tour, carrera de la que forma parte con su increíble sucesión de 2º, 1º, 2º (x3), 4º y 3º. En el resto de carreras (competía un poco más que Armstrong, pero no mucho más) la tónica es parecida: cuatro veces segundo (increíble, pero cierto) en Zürich, dos Mundiales CRI, dos Vueltas a Suiza, algunas clásicas de un día italianas ganadas de una manera maravillosa y muy poco más. En 2006 ganó la primera crono del Giro de manera sorprendente, y a los pocos días estallaba la Operación Puerto.

De los papeles conocidos, Ullrich consta como cliente de Eufemiano Fuentes desde 2003 como poco. Era uno de los mejores clientes. Pagaba bien y compraba mucho. Tanto, que le corresponde el dudoso mérito de ser el número 1 del arcón congelador, indicio de la antigüedad del tratamiento. Valverde, por ejemplo, sólo es el 18. Tomaba de todo por medio de su camello-mentor (figura que se confunde con cierta frecuencia, como sabe Manolo Saiz), que le facilitaba toda la gama de productos dopantes del mercado. Tenía el equivalente a 2´5 litros de sangre congelada en Madrid. La mitad de la que lleva habitualmente el cuerpo de cualquier persona. Según el estadillo de existencias draculianas publicado por El País el 25/07/06 (y con fecha del 15/5/06, una semana antes de la actuación de la Guardia Civil), cuatro bolsas de 450 ml. de sangre sacadas en septiembre de 2005, otra en diciembre y media más en febrero, que el arcón no daba para más. La preparación para el Tour, a punto.

Ullrich se despidió ayer dando palos a todos, negando la mayor y dos días después de que intentase impedir el envío de una de sus bolsas abandonadas en España hacia Alemania para cotejar con su material genético. Su última carrera ciclista, como aparece arriba, se saldó con victoria. Al menos en eso igualó con Armstrong.

32 comentarios:

Anónimo dijo...

Algo así es lo que pedíamos. Una postura clara, de las tuyas. Que trabajes mucho,

Un lector incondicional.

Anónimo dijo...

Sergio, ante todo es un ser humano, respeta a la gente, no los trates como a delincuentes.
Claro que se ha dopado, pues ya esta, joder, te dedicas a humillar, insultar, criminalizar a gente que no conoces.

Anónimo dijo...

Yo por lo menos estoy con hambre de ciclismo. Desde mañana por lo menos en ETB retransmiten la vuelta a la comunidad valenciana. Con o sin EPO tengo claro que me tragaré todo el ciclismo que me pongan. Hoy he visto como ponian el anuncio de la carrera con esa musiquilla tan cañera, mañana a las 15.30

Copolillo dijo...

Pues se habrá dopado, pero nos ha regalado algunos gestos de una gran belleza. Podría hablar de la exhibición de Andorra en el Tour que ganó, del mano a mano con Pantani en la Madeleine, de su oro en Sidney, de su portentoso talento. Pero me quedo con un par de gestos de gran caballero del deporte. El escueto y noble apretón de manos a Armstrong en el Tour 2001 o el maravilloso momento en que decide esperar a Armstrong tras la caída del americano subiendo Luz Ardiden en 2003. Ha demostrado su valentía en muchas ocasiones, luchando hasta el final aún sin tener opciones. Se le ha tachado alguna vez de ciclista aburrido, pero en realidad ha sido un gran romántico. gracias, Jan.

Anónimo dijo...

Como bien dices en tu post, comparte podio con sus compañeros de arcón congelador. Ante la imposibilidad de saber con exactitud los datos de dopaje, lo que parece claro es que todo aquel al que ganó iba al menos como él. De lo que se desprende su gran categoría como ciclista. Basta con revisar las últimas clasificaciones del tour de Francia, de 10 años, más o menos. Así si que se le puede dar su justo valor a este ciclista.

Además creo recordar que Ullrich a conseguido alguna victoria de esas que te gustan, con astucia y no sólo por cuestión de fuerza. Recuerdo varias buenas actuaciones en clásicas que lo demuestran.

Anónimo dijo...

Pues a mi la etapa de Luz Ardiden 2003 me parece que la corrio como un juvenil que corre su 1ª carrera, vaya mal que lo hizo, se desgasta atacando en el puerto previo a Luz Ardiden, no recupera bajando, se cae Armstrong y se pone a esperarle y cuando salio el americano enrabietado tras la caida no pudo seguirle la rueda, ¡como que el americano le iba a esperar a él!.

Ernesto dijo...

Eso, bonitas gestas....... Aqui vale todo por el espectáculo, ese tio se estaba matando pero ¿que mas da? Lo importante es el espectáculo !!!!!!

La gente se muere por el dopaje, hace decenas de muertes prematuras de ciclistas de los 70/80 pero ¿que importa eso si tenemos diversión a la hora de la siesta?

Que se dopen todos, que se maten, que se metan que ya son mayorcitos...... si es por el espectaculo, todo vale.

Que triste, si ese es el espíritu del ciclismo, por favor, que dejen de rodar porque no vale la pena.

Anónimo dijo...

Ala pues yo también me sumo a esto de criticar detrás de un anónimo (o un nick que para el caso es lo mismo)que es grátis y a todos nos sale nuestro justiciero. Sergio, si tán seguro está de todo lo que escribes, porque no lo firmas y pones tu DNI? Lo que haces con gente que entre otra cosa se gana su vida de su IMAGEN (de dopado, de virgencita, de chupa tintas ó de lo que quieras)podría considerarse como tu DOPING tu propia OP. Te quejas de gente que hace trampas, de mentirosos, compañeros de arcón... y tu? sal de tu arcón y firma lo que afirmas. Si quieres te doy el telefono de algúno de los de la foto de hoy, le llamas y le dices lo que le tengas que decir, así se podrá DEFENDER, derecho fundamental que tu te pasas por el forro de los huevos, acaba con esta farsa, sé honrado, de lo contrario pasas a ser de la misma calaña de aquellos que criticas. Consejos vendo y para mí...

Sergio dijo...

Gracias por vuestros comentarios. Al último anónimo: no me interesa el número de teléfono de Koldo Gil ni de ningún ciclista profesional, pero gracias por el ofrecimiento.

Polo dijo...

Fue todo honor y gloria aquel Tour dominado a su antojo, en lo que parecía el inicio de una tiranía.

Yo tampoco tengo ese recuerdo... Ullrich ganó ese Tour con cierta superioridad pero también por un error táctico garrafal del Festina camino de Montbéliard, donde después de cortar el pelotón en dos grupos con Virenque (y siete Festina más) por delante y Ullrich (sólo con Udo Bolts) por detrás los Festina empezaron a pedir colaboración en vez de ponerse a hacer una crono por equipos y terminaron mandando a Didier Rous por delante a ganar una etapa... en lugar de intentar ir a por el Tour.

Roberto dijo...

Sergio, repasa lo que has puesto del Tour 96. Has mezclado etapas. Un saludo.

Copolillo dijo...

Estoy de acuerdo en que corrió la etapa de Luz Ardiden del 2003 como un juvenil, nunca fue un dechado de inteligencia en carrera, pero el poco acertado gesto de esperar a Armstrong cuando se cayó encierra una grandeza incalculable. Claro que el americano no lo hubiera hecho. Es una de las cosas que les distinguen.

Anónimo dijo...

Polo: los Festina bastante hicieron yendo como iban. Lo raro es que Rous viera la línea de meta y no continuara pedaleando hasta que se hiciera de noche.
Esa etapa de Luz-Ardiden fue antológica en lo que se refiere a estrategia. Lo de Euskaltel y su chófer fue de lo más elocuente: pudiendo alejar del podio a Vino, no dan un solo relevo y para rematarla, después de que Ullrich esperara a Armstrong, Mayo le esprinta en la meta para hacer segundo o tercero. Ullrich lo asesinó con la mirada y Mayo se retrató. Igual que Euskaltel: un equipo con presupuesto de élite y mentalidad de cadete.

Sergio dijo...

Gracias por vuestros comentarios. Polo: la respuesta la da el último anónimo. Roberto: creo que no mezclo ninguna etapa, ya me dirás donde ves el error. Copolillo: ¿Ullrich esperó? ¿No fue 4142 el que se puso al frente del pelotón mirando para atrás y haciendo aspavientos? Al día siguiente se chutaría y haría lo de Bayona...Una cosa es no atacar y otra pararse, que fue lo que hizo el dueño de Tugboat.

Anónimo dijo...

Hola Sergio, ante todo decirte que el blog me ha parecido muy interesante. Pese a que recuerdo haber leido en una ocasion que no hablas de los ciclistas que no estan en activo, he visto esas referencias al Festina y compañia...y desde que leo tu blog, nunca he visto muchas referencias al gran navarro Indurain.

Sabiendo lo viciado que estaba el peloton en la epoca, sigo dudando si el tambien estaba involucrado o si por el contrario, tras perder el Tour del 1996 y ver que las posibilidades del 1997 pasaban por subirse al autobus de Saiz, Indurain pensaba que mejor retirarse a tiempo antes de que estallaran, entre otros, el caso Festina. Al menos recuerdo que la preparacion de Indurain era coherente y no desaparecia del peloton durante largo tiempo...pero viendo tus comentarios sobre el grupo directivo del Illes Balears (Triada Navarra) no se ya que pensar...podrias hacer algun pequeño comentario al respecto? Gracias.

Sergio dijo...

Gracias por tu comentario. Creo que ha habido un problema para dejar comentarios, porque hace diez minutos no dejaba entrar. No se a que se ha debido y pido disculpas a los afectados.

Efectivamente, tengo repelús a hablar de historia del ciclismo. Como Ullrich atraviesa toda una década, no ha habido otro remedio en el momento de su despedida. Me he aburrido mucho -y no me suele pasar- escribiendo estas cosas, y eso que no tiro de datos ni nada de eso.

Supongo que para Induráin fue un mazazo subir Larrau con Lelli y ver que por delante, a una minutada, circulaban tíos con 22 años (Ullrich), 25 (Luttemberger) y uno de 32 igual que Lex Luthor. Lo de la Vuelta fue la confirmación, especialmente con la cagalera de la ONCE camino de Ávila. Con 32 años y ese palmarés es difícil encontrar motivación.

En cuanto a lo de doparse, ¿hace falta explicar quien era Sabino Angoitia? ¿O que Vicente Aparicio -con graves problemas de salud en la actualidad- fue 3º en una Dauphiné Libere? ¿Ese Banesto que se pasaba entrenando mayo y reaparecía en la Clásica de los Alpes arrasando con Ramontxu y Rue? Pues eso. De un tiempo, de una época.

Anónimo dijo...

Yo recuerdo un reportaje sobre los inicios de Indurain y decían que en el equipo estaban impacientes porque no conseguía resultados, así que le llevaron al doctor Ferrari...
Uniendo cabos, por esa época creo que el mismo Doctor Ferrari dijo la célebre frase " si sé que algo hace correr más a mis corredores y no da positivo, se los doy..." así que dos más dos...

Luego está la de eufemiano que decía en grabacion telefonica: "no sé que es lo que llevan los italianos, van como tiros, eso no lo puedo igualar", por lo que tambien es de suponer que por esa época aun no había dado con el filón de las autotransfusiones.

Rafa de Málaga

Anónimo dijo...

Sergio me surge una duda, tu vienes diciendo que Eufemiano tenia el poder de elejir el ganador de diversas pruebas, bien, si como tu comentas Ullrich y Basso los llevaba el y el Aleman era una de los mejores clientes, como es que cuando irrumpe de verdad el Italiano siempre Ullrich ha quedado en un plano secundario???

No es muy inteligente que digamos por parte de Eufemiano todo esto, o aqui biene mi hipotesis, en igualdad de productos dopantes Basso ganaba porque es mas corredor que Ullrich aun corriendo los dos puestos hasta los ...

Anónimo dijo...

Gracias por el comentario, Sergio, pero cuando mencionaste Sabino Angoitia debo asumir que te confundiste de Sabino, porque sino no me cuadra la explicacion.

Al menos el dopaje da explicaciones...tuve la ocasion no hace mucho de subirme el Alpe d'Huez (unicamente, sin la Madeleine y mucho menos el Galibier) y el dia siguiente no podia ni moverme, y eso que me prepare durante semanas....en fin, cuando recuerdo los maravillosos momentos pasados frente a la TV en los primeros tours de los 90...que bonita es la inocencia.

Sergio dijo...

Gracias por vuestros comentarios. Hombre, Basso es mucho más joven que Ullrich...y jamás le sacó tiempo en una crono, únicamente en las celebérrimas "primeras etapas de montaña", donde las pócimas estallaban. Y no lo digo por la victoria de Piti en Courchevel, no, no.

Pues sí, quería decir Sabino Padilla y me he liado de apellido. Oye, puedes seguir teniendo a Indurain como ídolo...al menos no iba por ahí repartiendo lecciones como Birillo, Koldo Gil, Mancebo y demás ralea. Yo tengo como ídolo a Bugno y como iba el fenómeno...

En fin.

REBOTO dijo...

Gracias por mencionarlo, yo también admiraba a Bugno.Supongo que en cierta manera los tiempos, los hechos y las parejas mágicas se repiten: Estaban Coppi con su cara de asceta ( como se parecía a Manolete en .....todo)y Bartali con su cara de patibulario.
Luego fueron Bugno con su cara de asceta y Chiappucci con su cara de..
A lo que iba, Bugno se apretó dos etapas en la vuelta 96 y 98 memorables, si no me equivoco, la última fué una lección de como llegar a meta escapado y como un cohete, con el pelotón a bloque incapaz de recortar y sin menear la bici lo más mínimo.
Ese estilo no se ha vuelto ni se volverá a ver en una bici, lástima.

REBOTO dijo...

Gracias por mencionarlo, yo también admiraba a Bugno.Supongo que en cierta manera los tiempos, los hechos y las parejas mágicas se repiten: Estaban Coppi con su cara de asceta ( como se parecía a Manolete en .....todo)y Bartali con su cara de patibulario.
Luego fueron Bugno con su cara de asceta y Chiappucci con su cara de..
A lo que iba, Bugno se apretó dos etapas en la vuelta 96 y 98 memorables, si no me equivoco, la última fué una lección de como llegar a meta escapado y como un cohete, con el pelotón a bloque incapaz de recortar y sin menear la bici lo más mínimo.
Ese estilo no se ha vuelto ni se volverá a ver en una bici, lástima.

AMS dijo...

La confusión de etapas que se cita en anteriores entradas es la siguiente :

- Indurain pillo la pajarona en la etapa que terminaba en Les Arcs.

- La etapa del Galibier era la etapa siguiente, que se medio suspendio dejandola en 40 y tantos kilometros, ganando Riis en Sestrieres .

AMS dijo...

La confusión de etapas que se cita en anteriores entradas es la siguiente :

- Indurain pillo la pajarona en la etapa que terminaba en Les Arcs.

- La etapa del Galibier era la etapa siguiente, que se medio suspendio dejandola en 40 y tantos kilometros, ganando Riis en Sestrieres.

angel dijo...

como bien ha dicho ams,asi sucedio( mas o menos porque el pajaron fue en les arcs el sabado, el domingo hubo cronoescalada, y el lunes fue lo de setrieres galibier suspension riis, por cierto el que levanto la liebre el dia de les arcs fue rominger y no jan ni ris, indurain respondiendo a todos los ataques, pero que etapa viste....xdd.

tu relato es bonito(supongo..) pero lleno de imprecisiones,no es bueno fiarse de la memoria.( se zampo solo el tourmalet con amstrong a 100 metros,pero si no llego a un km lo que duro esa situacion)

ulrich dopado, pues claro, solo faltaria,como todos los demas que tenian alguna posibilidad de ganar aunque fuera minima.

en fin, me repito mucho,lo se, mas o menos como tu . pero si conoces a algun ciclista o atleta que haya gando algo importante sin doparse , pues eso chocolate hueso

pd:las transfusiones de sangre mejorada son mas antiguas que carracuca(laase viren, martin vainio,los finlandeses fueron muy buenos en eso) si ahora vuelven a estar de moda es porque se tuvo miedo a los metodos de deteccion de la epo, es decir en los 90 casi no se practicaban, y volvieron a resurgir en los 2000.

bartoli dijo...

Antes de nada, enhorabuena por tu blog, Sergio.
Una pena que un superclase (fuera como fuere) como el kaiser se tenga que ir tan pronto.
Me quedaré con su elegancia sobre la bici y sus nobles gestos. Para mí el tour no es lo mismo sin él.

AMS dijo...

Cierto angel, me olvide la cronoescalada, que creo que gano Berzin y se puso de amarillo... Debio ser de lo ultimo que le vi hacer al del Gewiss...

Otro de un foro-leonera dijo...

¿Y el gran navarro no se dopaba? Qué tiempos aquellos...

Qué facil es insultar detrás de una máscara ¿eh?

Sergio dijo...

Gracias por vuestros comentarios. Ams: es cierto, no era el Galibier ese puerto, pero era uno parecido en el que Heulot, maillot amarillo, tuvo que poner pie a tierra. Recuerdo niebla y frío, e Induráin solo desde los primeros compases.

Angel: supongo que vi la misma etapa que tu, pero como me tomo esto como un hobby y no una profesión, espero que sepais aguantar estos errores de aficionado. Rara es la vez que he vuelto a ver una carrera, y desde luego este no es el caso. Me seguiré fiando de la memoria, que a veces patina. No se si os habeis fijado que este post no tiene ni un hipervínculo...me aburre sobremanera hablar del pasado, tema predilecto en otros foros-leoneras-porqueras.

¡Y después se reparten medallas y halagos entre ellos!

Snaporaz dijo...

El puerto del que hablais, todo ello sin ninguna petulancia, sólo quiero refrescar memorias, era el cormet de roseland, donde heulot bajo de la bici llorando de amarillo, jalabert se descolgó e Indurain empezó a sufrir; fue entonces cuando empezó todo el disparate nacional del frio, la lluvia y el calor para el navarro, cuando simplemente no iba.
Ullrich fue un grande. El tour del 97 fue sublime por su presencia y el duelo con los FESTINA, que podian ir dopados, pero como equipo eran mas que interesantes.
Creo que Ullrich mereció más...quiza un mundial, pero resulto que cuando pudo ganarlo apareció, aún recuerdo las imagenes de la tele sin saber (la tenia sin sonido) quien era ese español, un tal Oscar Freire

angel dijo...

sergio: perdonado queda usted.

a mi tb me aburren sobremanera o mas muchos foros de ciclismo o atletismo( en eso coincidimos)

lo de hablar del pasado, en fin, tiene sus matices, pero seria otro tema muy largo de expicar en una respuesta cariñosa como esta.

Javi dijo...

Sergio con todo el respeto, pero hablas del dopaje, como si te hubieras dopado tu. Que sabes tu de cuando hacen efecto, de Ullrich...
Ullrich sera un campeon siempre por q en sus gestos lo ha demostrado. Y el que haya 1 o 100 corredores mejor que tu, no te quita valia como campeon, por q son otros gestos muy distintos los q te lo dan, y que tu, y tu poca inocencia nunca entendereis.
Mientras tanto sigue haciendo post como este para hablar de lo que no sabes. Si Ulle iba dopado, los demas no lo iban menos, y tu lo sabes.
Grande Ullrich esperando a Armstrong, que si Sergio que si, esperando.
Viva Ullrich!