Desde el 7/06/2013 en www.ciclismo2005.com

14 abril, 2006

Con hambre de carrera

Una niebla espesa impidió disfrutar de la Amstel Gold Race el año pasado. Cuando nos dimos cuenta, los corredores estaban a punto de iniciar la subida final, y eran un tropel. Por encima de todos y de la multitud, Di Luca sacó su tremenda clase. Este año el italiano no repetirá, enfangado como está en su plan de salir a ganar el Giro. Ha vuelto a su papel de estrella y ha impuesto a su equipo ese plan. Mientras tanto, el Liquigas languidece en la cola de la clasificación ProTour, y eso que habían hecho adelantar la preparación a Garzelli. Su única baza para el domingo es Paolini, desaparecido desde su tercer puesto en San Remo. En la carrera italiana no contaba en ninguna apuesta porque venía de un anonimato similar, ¿por qué no pensar que puede repetir la jugada en la carrera holandesa?

Sobre todo, porque va a tener rivales muy difíciles. Es la primera clásica de asfalto y los grandes corredores de ruta se dejan ver siempre. Muchos de ellos tienen hambre de carrera, lo que siempre propicia un bonito espectáculo por el Limburgo holandés. El equipo anfitrión, el Rabobank, vive la carrera como una especie de campeonato del mundo particular. Su jefe de filas es Oscar Freire, que se presenta al 100% de su condición. A su servicio tiene a Boogerd, que conoce el podio de la carrera como Ullrich el del Tour de Francia, y que vive una espléndida vejez profesional como supergregario en su equipo de toda la vida. Por las propias características de Freire, los naranjas intentarán llevar la carrera controlada hasta el kilómetro final, donde el cántabro tendrá que lidiar con toda una suerte de enemigos. El primero de todos, Samuel Sánchez. No es broma. La forma en la que el asturiano se impuso en la meta de la tercera etapa del País Vasco, remontando desde detrás y casi picando segundos sobre gente como Rebellin, le situan como uno de los máximos favoritos. Se sabe mover decentemente en clásicas, al menos para llegar al último kilómetro, y en el sprint de Vitoria fue de los pocos que mantuvo el tipo ante el estratósferico Freire. Mucho ojo con él.

Un gran damnificado de esas dos llegadas fue Valverde. En la primera se le atragantó el 15% de pendiente, como le suele pasar, y perdió unos segundos vitales para la general; en la segunda fue cuarto, pero ya había batido a Freire en Irún. Por potencial, estado de forma y bla-bla-bla, Valverde siempre es uno de los favoritos, pero siempre se acaba cayendo de la lista. El Caisse d´Eparge se presenta con un equipo bastante en forma con Zaballa y Chente entre otros, que pueden dejar bien colocado al fenómeno murciano. Lo demás ya es cosa suya. Y está Perdiguero. El madrileño tendrá picado su orgullo por la eclosión de Contador y Marchante, que le ha quitado la primacía capitolina que llevaba decentemente desde hace años. En País Vasco demostró su buen hacer permaneciendo toda la carrera entre los diez primeros, y el año pasado consiguió un meritorio 5º puesto. El Phonak pone a su disposición un equipo muy decente (Moos, Jalabert, Elmiger) y seguro que logra un puesto de honor. En la misma línea se tiene que mover Astarloa, con el Barloworld volcado en él. En la llegada de Paglieta de la Tirreno, muy parecida a la Amstel, sólo fue superado por Freire. Ha tenido tiempo de preparar bien las carreras y le une una especial amistad personal con el organizador, seguro que brillará. ¿Y el resto?

Pues en el resto están Bettini, Kroon, Sinkewitz, Evans, Bertagnolli (un tapado), Weggman, Schumacher…(Rebellin tiene una fisura en la costilla. Tomará la salida, pero dan más confianza los dos alemanes del Gerolsteiner), todos corredores al mismo nivel de los españoles. He querido plantear el postear el post de esta manera. Hay cinco corredores nacionales con opciones de dar la campanada en una clásica, y no es ciencia-ficción. La evolución se ha logrado en cinco años y las potencias tradicionales de este tipo de eventos se tienen que empezar a dar cuenta. No puede ser que vuelva a pasar otro año de la campaña de las Ardenas y se vuelva con el zurrón vacío en las grandes citas. Está muy difícil (salvo en Roubaix, el Quick Step ha ganado las últimas cuatro grandes clásicas disputadas: Zurich, Lombardía, San Remo y Flandes) pero hay corredores con calidad suficiente para tratar de tú a tú con todos los citados, un poco a vuelapluma. Y si falta alguno, también falta por citar Colom, Etxebarría, Marchante….
***
“La gente no lo entiende. Les resulta muy difícil valorar lo difícil que es ganar una carrera ciclista. Ese es mi mayor problema. Hago que parezca fácil”. Tom Boonen, comentando su victoria por descontado en L´Escaut. Tiene toda la razón, con esos tintes de soberbía (de momento corroborada con los hechos) que le hacen tan peculiar. Ojito a esto: “Siempre que tomo por mi mismo la carrera y asumo mi responsabilidad, gano; siempre que me preocupo por otro corredor, pierdo”

6 comentarios:

Van Basckish dijo...

No creo que Boogerd este muerto, y dudo que sea un gregario de lujo para Freire, al menos, sin probar sus opciones.

Vier dijo...

Bueno, Boogerd ya fue segundo el año pasado después de trabajar toda la carrera para Freire y cuando se vio que éste no andaba fino jugó sus cartas, aunque luego "rajó" un rato en la meta, algo parecido a lo de Bettini y Petacchi en el último Mundial. O sea que imagino que el director le mandara la misma tarea, porque Óscar anda igual o mejor que el pasada año :-)

jefe dijo...

Este Tom Boonen se ha destapado como fanfarrón sin igual. De verdad que son muy divertidas sus declaraciones.

Estoy con Sergio en casi todo: este año creo que debe caer una clásica de las Ardenas para los españoles. Entre los favoritos se te ha olvidado citar a Cunego, que viene bastante en forma.

Van Basckish dijo...

Mi lista de favoritos:

-Stefano Garzzeli, Luca Paolini: Seguramente no estaran tan atados como otros, y eso les puede dejar un pequeño margen de movimientos. Su problema, que desde el doblete Bettini-Garzzeli de Lieja no se le ha visto mucho en las posiciones cabezeras en las clasicas. y paolini corredor con altibajos, capaz de ganar o desaparecer de una carrera.

-Mario Aerts, Horner: Un veterano que ya sabe ganar en la Flecha ¿Por que no es Amstel?. El Lotto no tiene un lider muy definido despues de la baja de Van Petegem. El problema, que hace mucho no se le ve por las posiciones cabezeras de carrera, pero le dejaran mas margen de maniobra. y al segundo, no se le vio mal en Pais Vasco, veremos como handa. Su handicap esta en la falta de experiencia en carreras de este tipo, aunque el Tour no se le dio mal.

- Paolo Bettini, Filipo Pozzato: Que decir de estos dos que no sepamos. Si saben correr juntos, sera la pareja a batir. Aunque Pozzato viene de una Roubiax bastante discreta.

-Kroon, Voigt, Schleck: un tridente peligroso. El problema, Kroon es mas un segundo espada, que un aspirante serio, pero eso le dejara libertad. Voigt ya nos ha dado demostraciones de fuerza en estas carreras, veremos si tiene su dia de gloria. Y el luxemburgues en su contra tiene, que le cuesta ganar.

- Alejandro Valverde: Esperemos que algun dia deje de ser el eterno promesa para las clasicas. >Como Sevilla, que lleva siendo el futuro hace ya muchos años.

- Samuel Sanchez: Si por fin ha aprendido a rematar, seguro que esta cerca, y sino, le veremos, pero no en el podio.

- Contador, Etxeberria, Vicioso: Al primero la juventud puede pasarle factura, al segundo la vejez y al tercero... se puede decir lo mismo que a Valverde, que hace mucho se esperaba mucho de el pero...

- Marchante, Ricco: el primero viene crecido, pero a demostrado que tiene que aprender a atacar, que no deje de atacar, pero que lo haga bien. Y al segundo tal vez la juventud le pueda y las cotas sean excesivas.

- Bertagnoli: si no llega a ser por la crono, un buenisimo puesta en toda una vuelta al Pais Vasco.

- Phillippe Gilbert: Ya a demostrado que puede con las clasicas de 200, no handara lejos en los de 250.

- Wegman, Zberg: En estella demostro estar bastante bien y el segundo, tal vez demasiado veterano tal vez.

- Eddy Mazzoleni, Bram Schmitz : Los unicos dos del T-Mobile que se quedan sin obciones, los demas, sin problemas pueden estar entre los elejidos.

- Ballan: Veremos como se le dan las ardenas, seguro que no pasa desapercido.

- Andriy Grivko : Viene fuerte, pero puede pagar la novatada.

- Perdi: necesita una gran victoria, y no lo esta haciendo del todo mal.

- Devolder, Gussev: Al primero le falta comfirmarse y el segundo vendra con ansia de venganza.

- Astarloa: espermos ver otro 2003. Seguro que esta en los puestos cabeceros.

Sergio dijo...

Hombre, Boogerd tendra sus opciones, pero en Rabobank saben de sobra que le cuesta mucho rematar. En toda la larga lista que citas te falta Sinkewitz en T-Mobile, un corredor listo y potente.

Es cierto, ya no me acordaba de Boogerd en meta...parece que dentro del Rabobank, que de puertas afuera transmite una sensacion de unidad formidable, las prendas ya estan lavadas, pero como corredor insignia holandes dentro de un equipo holandes, es normal que quiera ganar la mejor carrera de su pais.

Bueno, a ver si la carrera cumple las expectativas. Yo intentare poner el comentario poco despues de su finalizacion.

Van Basckish dijo...

A Sinkewitz lo he metido en el Super T-Mobile. Por que tanto Ivanov, Klier, Kirchem, Kessler y Wesseman son corredores con aspiraciones.