Desde el 7/06/2013 en www.ciclismo2005.com

09 abril, 2006

Cancellara, o cómo atacar en el momento justo

Viendo la impresionante Roubaix que ha ganado el italosuizo Fabian Cancellara sólo se pueden decir elogios, parabienes y que ojalá siga así, porque el pelotón necesita corredores inteligentes y poco conformistas como él. Era uno de los máximos favoritos en París (sexto en Flandes y Wegelwen) y se ha echado la carrera encima. En Aremberg entró en cabeza, hizo el único ataque serio que dejó el grupo reducido a 16 unidades y poco antes del Carrefour del’Arbre atacó con la única rémora de Gusev. Nadie quiso salir tras él, o no pudo.

Todo lo contrario que Flecha, como de costumbre. El corredor con mayor número de periodistas elegiáticos en la prensa nacional (escalofriantes las crónicas de Arribas en El País en la vigilia de Flandes, como si las carreras se ganasen viendo vídeos), seguro que obtendrá elogios y parabienes como el suizo, pero ha disputado una carrera lamentable, de amateur. Y no es la primera, es la costumbre. Ha alternado tramos de pavé tirando del grupo con otros tramos a la cola, la posición de las caídas y quedarse cortado. Casi le pasa eso cuando Gusev ha cortado la trayectoria a Ballan, acabando los dos por el suelo. Por delante, mira tú por donde, acababa de atacar Cancellara, y se iba hacia la victoria en solitario. Ha “atacado” tantas veces que se pierde la memoria. En todas las ocasiones fue neutralizado tan rápido que quedan dudas de si existió un acelerón. Cuando llegó el ataque decisivo, ya no había pólvora. Y una vez más el corredor del Rabobank a perseguir, a tirar de Boonen como el año pasado. Mañana, a leer las crónicas con el babero bien sometido. O con la venda en los ojos, según se sea fan o no del arquero sin flechas en el carcaj.

Pero no adelantemos acontecimientos. De Aremberg salieron 16 corredores, decía, pero Boonen sin compañeros. En breve se descuelga Franzoi, el corredor de ciclocross compañero de Ballan, y aunque el Quick Step intenta durante 15 km. reintroducir el grupo, la carrera ya está hecha. Se quedan por detrás Zabel, Hushvod (por pinchazo) y Pozzato. Todos los demás, los elegidos de antemano, viajan hacia la victoria. El propio ritmo de la carrera se encarga de eliminar a los segundos espadas presentes (Michaelsen, Steegmans, Guesdon, Portal que venía de la escapada), mientras que Hincapié se va al suelo tras fracturarse su carísimo manillar de carbono. Mala suerte para él y para el Discovery, pero lo peor estaba por venir. A 30 km. para meta están indemnes Eisel, Boonen, Ballan (enorme, gigante), Flecha, Cancellara, Van Petegem y los dos Discoverys Hoste y Gusev. El campeón del mundo no va, cabecea en los tramos de pavé, Ballan tampoco está muy allá, Eisel se queda cortado. Cancellara es el más fuerte e impone su ley ante la superioridad numérica azul, ante el dispendio de fuerzas de Flecha, ante todos.

En Arbre se desembaraza de Gusev (ahijado de Bartoli, que le ha puesto un piso en Lucca), pedaleando con fuerza y agilidad, no en vano es el único de los favoritos que lleva un 42 de plato pequeño, lejos de los 46 estandarizados. Agilidad y potencia, la clave para subir puertos y para marcar la diferencia en esas subidas llanas que son los tramos de pavés. Al ruso le alcanzan Van Petegem (siempre reservón, siempre con un as en la manga) y Hoste. Se conforman como el primer grupo perseguidor, con suficiente ventaja sobre el otro trío de Flecha (tirando, como no), Ballan y Boonen a rueda, comodísimo. Y en esto sucede lo imprevisible. Un paso a nivel, una realidad del ciclismo que parecía olvidada, pero que seguro que mañana encuentra taumaturgos de la carrera que explicarán todo en función del caprichoso convoy cargado de bobinas y laminados de acero.

Gusev, Van Petegem y Hoste se saltan el reglamento y franquean el binario con el paso a nivel ya bajado. El reglamento ciclista de la UCI es universal y claro: descalificación de la carrera. Entran en el velódromo a más de un minuto de Cancellara, al que no hubiesen podido coger ni aunque el tren el hubiese abierto el camino, y disputan el sprint por el podio con toda normalidad. Poco después entre el otro trío, donde Boonen fusila por la quinta plaza a Flecha (que lanza el sprint, y por la cuerda, cómo no) y Ballan. Cancellara, asediado y agobiado por los reporteros, apenas puede hablar, se emociona mientras se maneja con soltura en francés, en su alemán natal de Berna y en el italiano de su padre. Sube al podio. Nadie le flanquea. En ese momento la mayor parte del público se da cuenta de la descalificación. Wilfried Peeters, el director de Discovery, insulta a los jueces, mientras Ballan no se puede creer que sea tercero, otra vez tras Boonen, por una vez segundo.

A Flecha le queda la medalla de patata, la más ingrata, quizás la que mejor condense sus méritos. El primer impulso de su grupo (en ese momento estaba tirando, cómo no) fue pasar también el paso a nivel, pero Gouvenou (exciclista y ahora en una de las motos de la organización) se opuso tajantemente interrumpiendo el paso con su cuerpo. Ballan hizo la figura del pato con la mano (ma cooome!!!) en un gesto muy italiano, Boonen cabeceaba negativamente, Flecha se daba cuenta de que el tren les hubiese arrollado. Apenas fueron 10 segundos y la barrera se volvió a abrir. No se dejen engañar por lo que vayan a leer por ahí: el paso a nivel sólo ha tenido influencia en la carrera en la medida en que han descalificado a Van Petegem, a Gusev y a Hoste. Y ha sido por tramposos.

10 comentarios:

Sergio dijo...

El siguiente post, el lunes, sera para la crono del Pais Vasco, pero es que acabo de ver la Roubaix y no me podia aguantar...

jefe dijo...

Cancellara, una aunténtica máquina de rodar. Da gusto verle acoplado a la bicicleta. Es de los pocos corredores que quedan capaces de soltar de rueda en el llano a todo un pelotón. Un gusto verle llanear, una locomotora.

Flecha combina lecuras de carrera impagables (como el año pasado en Gante) con actuaciones derrochadoras de las tremendas fuerzas que ese cuerpo delgado, en ningún caso prototipo de flandrien (como Ballan), tiene. Hoy, la de arena. Sin embargo, con el tiempo apreciaremos la valía de los puestos de honor (quién sabe si algún día victoria) que el catalán está cosechando en esa especie de mito que son los adoquines.

Anónimo dijo...

Hola, Sergio, soy Juanfran, de Con Triple Plato, la París-Roubaix es una carrera de locos. ¿Por qué no correrla a lo loco? Me explico. Para mí el único defecto de Flecha ha sido que se ha fijado más en Boonen que en sí mismo. Es una carrera de experiencias, Flecha ya lleva dos y tras un tercero las circunstancias le han hecho cuarto. El coco no siempre funciona y menos en Roubaix. Si quieres ganar tienes que apostar y el su apuesta la hizo antes del Pénvele. Otro año será. Y, por supuesto, que sigan hablando de él Arribas y compañía antes de que estas carreras vuelvan al olvido de la mayoría, como durante décadas.

Raymond dijo...

Soberbio Cancellara. Flecha como casi siempre, dando exibiciones cuando no tocaba y por tanto gastando fuerzas innecesariamente que a la hora de la verdad , en el ataque del suizo, le han hecho mucha falta.
En cuanto a lo del paso a nivel..¿no habría alguna forma para evitar el peligro de que desvirtue la carrera? Imaginaos que se baja la barrera precisamente cuando llega Cancellara ...los del trío perseguidor le hubieran cogido. ¡Para tirarse de los pelos! Y aunque el reglamento establezca la descalificación fulminante a quien se la salta, me parece demasiado drástico, hay que entender el esfuerzo brutal que han hecho los corredores durante 260 km.¿no se podría solucionar con una fuerte reprimenda y con una importante multa económica? Porque Hoste, Van Petegem y Gusev han hecho 2º, 3º y 4º por sus propios méritos.
Mala Surte la de Hincapie que esperemos que no se haya hecho nada, y los Discovery que me da la sensación que siempre están a verlas venir cuando en todo momento han estado con superioridad numérica.
En definitiva una Paris-Roubaix apasionante como casi siempre y con un merecidísimo vencedor final que ha sido el mas fuerte.

jefe dijo...

Poc cierto, en lo del paso a nivel, ¿no se debe parar también al primero para que éste no salga beneficiado? Y que conste que para el resultado final de la carrera no hubiera tenido variación alguna.

Ballerini dijo...

Hola!
Como comentais una carrera impresionante. Muy bueno tu artículo, quizás demasiado crítico con Flecha, aunque bien es cierto que el chaval derrocha fuerzas de mala manera. Y creo que has pasado un moviento muy importante que ha habido en carrera, a cincueta de meta. Allí, en el tramo de Mons-en-Pevele, de 3000 metros, Flecha ha tensado hasta dos veces y después se han movido Boonen y Cancellara, ha sido algo precioso, y sólo se han quedado en cabeza estos dos junto con VanPetegen y Ballan, por detrás los dos Discovery, Flecha y Eisel se han quedado cortados, aunque han conseguido entrar.
Estoy muy deacuerdo con tu apreciación sobre Van Petegen, es un segurola, un rácano. Los relevos que pasa son de peseta, tira mirando atrás y lo justo para adelantar al que le precede, una lástima.
También deacuerdo con la descalificación de los tres que se saltaron el paso a nivel. Pero hay un detalle que no me cuadra, si estos debieron pararse por estar las barreras bajadas, ¿no deberían haber esperado Flecha y compañia a que se subieran antes de salir? Porque si no recuerdo mal, an cuanto pasó el tren salieron por debajo de las barreras.
Respecto a la pregunta que hace Jefe, creo que si el primero pasa con las barreras altas y al resto se le cierran no tiene que parar ni nada parecido, se considera accidente de carrera y en este caso se ve beneficiado. Otra cosa es que se le bajen a él y le pillen, entonces creo que se respeta la diferencia que llevaba en ese momento. Creo que es así.
Nada más, ya ha paasdo la mejor carrera del año con diferencia. Ahora toca esperar un año y conformarse con los más que prevesibles guiones de las carreras valonas.
Un saludo!

jaimeguada dijo...

Respecto a lo del paso a nivel, si no recuerdo mal la regla dice que si hay una escapada y les cogen por parar, paran al pelotón el mismo tiempo, pero solo si les cogen. En el Tour creo que fue Paco Cabello el que llevaba mas de 3 min a 15 km y un paso a nivel le retuvo 2 minutos y pico. Como no le cogieron no se paró al pelotón y el bueno de Paco se quedó sin etapa.

Respecto a Cancellara, ha sido el mejor con diferencia. Aunque le hubieran cogido por el tren, se le vio tan fuerte que segurio que arrancaba y se volvía a marchar. Flecha ha estado bien. Ver un español en el pavés 2 años seguidos nunca había pasado.

A propósito. Han quitado la cronoescalada final del Giro. Por lo visto han prohibido lo de los 2 sectores (al igual que en el Pais Vasco)

Un saludo

Sergio dijo...

Muchas gracias por vuestros comentarios, siempre interesantes y que abundan en lagunas mias o de la carrera. El proximo post tratare algunos temas que han quedado sueltos de la carrera, y con el reglamento en la mano, el tema del dichoso paso a nivel.

Van Basckish dijo...

En mi opinion la descalificacion es acertada. Si se hubiesen parado, el grupo de Boonen, los hubiese cojido y se hubiese jugado el podio a un sprint a seis, que seguramente hubiese ganado Boonen. Ademas no es solo las posiciones o circunstancias de carrera, supongamos que el grupo de Hoste llega al paso en las mismas circunstancias que llegaron Flecha y compañia, se los llevan por delante, por que dudo mucho que se haian fijado en si venia o no venia el tren, mas que nada por que se les cerro delante de las narices, es decir, sabian que no venia tren, pero no vieron que no venia tren.

El reglamento, sobre pasos a nivel, si uno va escapado y le pillan, se le deja ir el tiempo que llevaba, siempre y cuando ese tiempo supere x (no se cuanto es exactamente).

Leon dijo...

Una pena lo de Chente. Estuvo la mitad de Aremberg entre los 10 primeros, pero luego cedío y salió con 12 segundos que luego fueron imposibles.