Desde el 7/06/2013 en www.ciclismo2005.com

23 octubre, 2008

El Tour siempre será el Tour

El Tour cede a las presiones y será más "espectacular". Da miedo pensar que una carrera con el patrimonio del Tourmalet, Alpe d´Huez o el Galibier también se vea empujada a la necesidad -muy de estos tiempos que nos han tocado vivir- pretoriana de innovar, epatar y asombrar. Como si la fórmula ganadora del Tour no estuviese ya suficientemente probada a lo largo de 100 años.

En fin. El Tour ha apostado por identificar su interés en una única etapa, la penúltima, con final en el Ventoux. Al igual que han hecho la Vuelta con El Angliru o el Giro con Plan de Corones. Si la etapa después sale una birria, pues habrá que afrontar las consecuencias, aunque las toneladas de propaganda se publicarán igual: "día histórico", "lo nunca visto" y "gracias al Tour más limpio de la historia", porque no les quepa ninguna duda que el Tour del próximo año será presentado como el más inmaculado de todos los tiempos. Y aquí si que no hay innovación.

Antes de pasar a analizar el resto del recorrido, conviene recordar que en 1975 Vincenzo Torriani, un hombre excesivo en todos los aspectos, decidió finalizar el Giro de Italia no en Milán u otra gran capital, no: en la cima del Stelvio, que encima se subía dos veces. Si fue una estratagema para derrotar a Merckx -que no corrió ese año-, una locura o una acción terrorista de la Brigadas Rojas no se sabe muy bien, pero lo que es seguro es que jamás se volvió a repetir. Y las razones se las dejo a todos ustedes.

El 4 de julio -¡venga, ven al Tour cowboy!- los ciclistas afrontarán un prólogo -más largo de lo normal, habrá diferencias- por las calles y colinas de Mónaco, no precisamente muy relajantes ni llanas. Curioso homenaje del Tour a uno de los mayores paraísos deportivos, no en función de su Gran Premio de F-1 o el Casino -ese próximo deporte olímpico- sino como residencia fiscal de tantos y tantos deportistas. Por aquí han tenido domilicio, o tienen, Vinokourov, Boonen, Rebellin, Piepoli y Frigo, entre otros muchos. Muchos de ellos incluso entrenan por la zona, porque tiene una combinación de "sol, montaña y aeropuerto" que no se encuentra en todas partes. ¿Les suena a algo de Girona? Pues están en lo cierto, porque en las cercanías -al otro lado de la frontera italiana, a 40 kms.- también opera una franquicia de hemodruida muy conocida.

Dos etapas llanas hacia el sur, atravesando la Camarga, y CRE en Montpellier el cuarto día. 38 kms., para el retorno al Tour de una de sus señas de identidad. Se espera un sentido homenaje a Manolo Saiz, el creador de la CRE ProTour de Eindhoven, que ya este año no se ha disputado. Dos etapas más camino al sur: Perpignan y Barcelona, donde la meta estará en Montjuich. Xavi Florencio y J. Rodríguez ya se están frotando las manos. Al día siguiente (7º de la carrera) primera etapa de montaña, con lo que eso significa en el Tour: 224 kms desde la Ciudad Condal a Andorra, con final en Arcalis a 2240 m. Es prácticamente una etapa monopuerto, pero con las fuerzas intactas, la altura y la distancia puede dar más espectáculo del que ofrece en la Vuelta. Seguro, vamos.

No acaban ahí los Pirineos. Al día siguiente el larguísimo y altísimo Envalira de salida y después Port y Agnes antes de la meta: perfecto para escapadas y quemar equipos, la misma tónica del tercer día, camino de Tarbes. Aquí el protagonismo será para el Aspin y el Tourmalet, que se corona a 70 kms. de meta, en una etapa parecida a la que en 1999 dió la gloria a David Etxebarría y su médico deportivo. Reposo en Limoges -evitando el maldito Pau, donde han pitado la máquina en los últimos años Mayo y Kohl- y tres etapas en lugares desconocidos del centro del hexágono que forma Francia. Al cuarto día se llega a Alsacia, que no se tocaba desde 2005 y la increíble victoria de Rasmussen. Etapa de media montaña con llegada a Colmar, y con espectaculares paisajes que tendrán continuidad al día siguiente con final en Besançon, en pleno fin de semana: las carreteras estarán llenas. El domingo se llega a Suiza, con final en alto en Verbier: son 8´8 kms al 7´1%, un puerto de herraduras muy bonito y cita relativamente habitual de la Vuelta a Suiza.

Tras el día de descanso en el país helvético, la última semana del Tour es de órdago. Seis días sin descanso. El martes etapa de 160 kms. con el Gran San Bernardo y el Pequeño San Bernardo: se sube de salida, se baja, se vuelve a subir y se baja. Parecida a la de este año en Jausiers, y con un desnivel total de 3.600 m. Esperemos que Menchov y Valverde hayan aprendido la lección de que bajando no se deja ni un metro. El miércoles, 170 kms. hasta Le Grand Bornard, allí donde Armstrong dejó mudos a todos en 2004. Para mí siempre es una etapa maravillosa, un rompepiernas con puertos que no pasan de 1.700 m. de altura -salvo el Roselend de salida, durísimo- y espectáculo asegurado, aunque sea hemodruida como el de Ugrumov, Frigo o Landis, vencedores en estos parajes: Saisies, paso por Salanches, Araches, paso por Cluses, subida al durísimo Romme (8,8 kms. al 8´9%), Colombiere en solución de continuidad y bajada a meta. El ciclismo sin más tonterías. El Tour de Francia.

El jueves, segunda crono individual, 40 kms. alrededor del lago de Annecy, no precisamente llanos. El viernes, etapa llana de 195 kms. -la más larga de la semana- y el sábado 167 kms. rompepiernas hasta el Ventoux, que se llenará como Alpe d´Huez y donde su particular récord, el de la ascensión metahumana de 2004, seguirá intocable. El Tour busca lograr un vuelco en la clasificación igual que hace 20 años con el LeMond-Fignon: veremos. TGV a París desde el corredor del Ródano y pasarela final saliendo desde la bellísima cuenca del Yonne. Será un Tour con tres finales en alto, 55 kms. contra el reloj (+38 kms. de la CRE) y 20 puertos de alta montaña. A priori, favorece a los corredores que acaban muy bien como Sastre o Leipheimer, perjudica a los contrarrelojistas -¿queda alguno?-, le viene muy bien a Menchov y bueno, que quieren que les diga, si Valverde pasa la etapa de los San Bernardos, es uno de los máximos favoritos. Sobre Contador prefiero no pronunciarme y que, llegado el momento, lo haga ese otro gran protagonista del Tour de Francia desde hace unos años, una etapa que acaba en Chatenay-Malabry.

17 comentarios:

Anónimo dijo...

UCI opuesta a volver a analizar muestras para buscar CERA.
"Desde el punto de vista de la UCI, preferimos mirar hacia adelante en vez de atrás", dijo McQuaid en una entrevista con la AP.
http://deportes.aol.com/-/_a/uci-opuesta-a-volver-a-analizar-muestras/n20081021124309990010?ecid=RSS0001

Anónimo dijo...

Franck Bouyer, afectado por la enfermedad del sueño, vuelve al pelotón.
"La UCI (Unión Ciclista Internacional) se informó ante la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) y confirmó que el (nuevo) medicamento no está en la lista de productos prohibidos", dijo a la AFP el propio Bouyer.
http://noticias.terra.com/articulos/act1472187/

Anónimo dijo...

Vaya!!
Dos de las tres llegadas en alto son fuera de Francia(Ordino y Verbier)
Y la otra fuera de Alpes-Pirineos...diferente

Anónimo dijo...

En mi modesta opinión con la llegada a Barcelona y el paso por Andorra se han cargado todo el encanto de los pirineos, por ejemplo, el Tourmalet en el km 70 y despues que no haya ningun puerto, es un insulto para la cima mas mitica y bonita del ciclismo.

Anónimo dijo...

- La contrareloj: Muy pocos km y la crono larga(?) el penúltimo día. Y ya sabemos que en las cronos de tercera semana los especialistas lo son mucho menos.

- La crono por equipos: Es una disciplina muy bonita, si, pero mucho más injusta que las ya injustas bonificaciones.

- Los Pirineos: Una etapa casi monopuerto con final no demasiado duro y las otras dos con los últimos puertos a 55 y 70km de meta. Intrascendentes.

- Los Alpes. Una etapa clónica a la de Arcalis, una etapa calcada a la de Jausiers -en la que fué más decisiva la bajada final que las dos subidas- y una etapa (la a priori, más decisiva) con puertos enlazados y final poco después de coronar La Colombiere. Interesantes.

- Mont Ventoux: A ver que pasa. Puede montarse un pifostio de cuidado o puede que la toda la carrera quede condicionada a este monstruo. Apuesto por lo segundo.

Resumiendo: Un Tour en el que los contrarelojistas no tienen nada que hacer, en el que los escaladores tendrán que aprovechar las pocas oportunidades que tendrán y en el que disponer de un gran equipo será decisivo.

Pudiera ser que el Tour 2009 no lo ganara el más fuerte.

karajin

Anónimo dijo...

espero que lleven a igor anton; puede dar espectaculo y ya el proximo año tiene que explotar xq sino se le pasa el arroz; a ppo de año deberias poernele en el post de corredores a seguir, un saludo

Sergio dijo...

Gracias por vuestros comentarios. Anónimo: es probable que el post de mañana vaya de eso.

Anónimo: sí, es diferente, pero creo que hay terreno de sobra. Anónimo: la verdad es que el Tourmalet se suele pasar así con relativa frecuencia. En 1993, cuando Rominger atacó; en la citada en el post de 1999 y creo que otra más reciente.

Karajin: pues entonces pasará lo mismo que en 2006, 2007 y 2008, que no ganará el más fuerte.

Anónimo: Antón...bueno, vale.

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo sólo a medias...
- En 2006 el recorrido poco tuvo que ver en la conjunción de astros que se tuvo que dar.
- En 2007 ganó el segundo más fuerte. Y por circunstancias que nada tenían que ver con la carretera.
- En 2008 ganó el mejor. O si lo prefieres, el menos malo.

A lo que me refiero es que si algún "segundo espada" tipo Valjavec, Vandevelde o Efimkin coje unos minutos en alguna de las muchas etapas propicias para las escapadas, luego será difícil meterle tiempo. Y cuando digo "unos minutos" hablo de tres o cuatro minutos... no hace falta una Pereirada.

karajin

ninu dijo...

Empezaré felicitandote por el final de tu post de hoy, muy sutil........

Lo siento, pero a mi la idea de acabar un Giro en el Stelvio me encanta!!!!! Es genial...... claro como no corro yo.....

Saludos y enhorabuena por la pluma: bueno, por las teclas!!!

Anónimo dijo...

Dopaje: La AFLD quiere mantener un papel
Sólo horas después de la presentación del Tour de Francia, el conflicto entre la Agencia Francesa para la lucha contra el dopaje (AFLD) y la Unión Ciclista Internacional (UCI) en torno devueltos a la pregunta: ¿cuál de las dos organizaciones será la mano el control de dopaje durante la edición 2009 del Tour?

http://www.velomagazine.fr/breves2008/20081023_123114_l-afld-veut-jouer-un-role_Dev.php

http://translate.google.es/translate?u=http%3A%2F%2Fwww.velomagazine.fr%2Fbreves2008%2F20081023_123114_l-afld-veut-jouer-un-role_Dev.php&hl=es&ie=UTF-8&sl=fr&tl=es

Anónimo dijo...

No sé, desde luego es un recorrido atípico, se echan en falta algunos puertos, claro que eso pasa siempre ...
En general, diría que es menos duro que otras ediciones. No encuentro la típica etapa con tres o cuatro grandes puertos y final en alto.
Ya veremos.

Anónimo dijo...

"Los corredores italianos piden sanciones de por vida".

http://www.biciciclismo.com/cas/site/noticias-ficha.asp?id=5060

No se si creérmelo... pero ya era hora de oir algo sensato aunque sea con la boca torcida.

Está claro que si a uno le despiden del trabajo por culpa de un compañero, -hasta ahora, según los ciclistas, era porque están perseguidos-, le buscas las vueltas...

Rodrigo dijo...

Hoy en el Telediario en una entrevista a Nadal un señora le ha preguntado que hace para estar como un toro. Nadal le ha contestado que como no lleva mangas se le nota más que a otros. Yo le hubiera preguntado si esta de acuerdo que le hagan los mismos controles que a los ciclistas.
Serigio muy interesantes tus comentarios, se nota que no tienes que dar explicaciones a nadie.

Anónimo dijo...

esto es lo mejor en mucho tiempo.... si todos dan buenos valores y no dan positivo..... jajajajaj

"Basso hará públicos sus valores sanguíneos on line"

http://www.biciciclismo.com/cas/site/noticias-ficha.asp?id=5063

Anónimo dijo...

A mí me gusta que cambien cosas en el Tour, aunque luego pueda salir mal.
Es un tópico, pero deciden los ciclistas. Ahora decimos que la carrera puede ir bloqueada hasta el Ventoux, pero hubo un año en el que hicieron lo contrario: poner un final de etapa en la Mongie en la 2° o 3° etapa. Fue en 1977, y lo que pasó es que se hizo tal selección que la carrera perdió toda la emoción.
De todas formas, me parece un recorrido muy bueno para épocas en las que había un gran dominador. Indurain por ejemplo lo habría tenido más feo con recorridos así.
Pero ahora que no existe esa figura, quizás es cierto que, al haber más igualdad, los favoritos esperen al Ventoux.

Sergio, creo que eres injusto con tus generalizaciones con el doping. Meter a Riccó, Mayo, etc... por un lado y a Patxi Vila y algún otro en el mismo "saco de la basura" es una animalada.
Estamos todos de acuerdo en que no dar positivo no significa no doparse.
Pero dar positivo tampoco significa siempre doparse intencionadamente. Los descuidos y negligencias existen. Porque si no aceptamos esto, entonces el siguiente paso es suspender de por vida al primer positivo, aunque sea por un jarabe con trazas de no sé qué que no aparecen en la composición del prospecto.
En el fútbol existe la intencionalidad a la hora de pitar penalties por manos en el area, y a todos les parece normal.
Yo reivindico algo similar para el ciclismo.

Borf dijo...

Mas que pocas llegadas en alto, o puertos muy lejos de meta ("Yo no ataco a 40km de meta", uno que ya sabemos que no va a atacar) a mí lo que me parece es que las etapas de montaña son bastante cortas todas, más cerca de 160km que que de 190...

Sergio dijo...

Gracias por vuestros comentarios. Anónimo: por tu insistencia, debes ser vecino o amigo de Vila. Mi postura está bien clara, y al explicarte la dejas aún más clara. Yo no creo en diferentes tipos de sanciones, igual que no creo en la Europa de las dos velocidades ni en la vida terrenal o celestial. La intencionalidad tanto de un hemotransfusionado como de uno que se aplica un gel o un parche de testosterona es la misma. Engañar y mentir, adulterar la competición. Aunque por lo que dices, parece que la defensa del corredor del Lampre va ir en la línea de "botaronme droja no cola-cao". Allá tú. Allá el.

Curiosamente, lo pillan en un control sorpresa. ¡Oh!. Curiosamente, este mismo corredor abriga y ampara una revista de ciclismo -hace tiempo que no la veo en el kiosko, a lo mejor la ley del mercado la ha devuelto al lugar de donde nunca debió salir- que es un libelo prodopaje. Y sí, estamos hablando del mismo corredor cuyo único momento de brillo personal fue una etapa de la París-Niza 2006, donde acabó segundo. ¿Y quien le ganó? Landis. ¿Dijo algo Vila en el sentido de que debían volver a analizarse o poner en cuarentena el triunfo de un tío que después apareció dopado en el Tour? No. Por cierto, ¿en que época se disputa la P-N? ¿En que fecha dio positivo Vila? ¡Ay, las preparaciones!

Tu podrás creer a quien quieras -creo que la religión maradoniana busca adeptos-, pero por favor, a mí no me vendas a Patxi Vila como un Gandhi del ciclismo. Por lo que a mí respecta, que se quede compitiendo en triatlón toda su vida. Y que acabe en el mismo saco que Riccò, Kohl o Schumacher. Yo pago mis impuestos para que lo vengan a recoger por la noche, e intento separar los residuos para facilitar la labor.