Desde el 7/06/2013 en www.ciclismo2005.com

28 febrero, 2006

El Quick Step arrasa con Nuyens y Bettini

A la manera del Mapei-Gb, el Quick Step ha protagonizado un domingo de victorias italobelgas que marcaron el final de los años noventa. Victorias en varios países, con una pléyade de corredores, de febrero a octubre y con una mezcla de juventud y veteranía. En Bélgica Nick Nuyens ganaba para su creciente palmarés la Kuurne-Bruselas-Kuurne, pero la victoria fue para el colectivo. Desde los primeros compases Tom Boonen se filtró en todas las fugas, en un despliegue físico pocas veces visto en alguien que aspira a la victoria tras 200 km. de carrera. Los otros gallos belgas con fuerza para irse (Mattan, Hoste) se desesperaban, porque no es lo mismo irse en fuga con los jóvenes belgas de los equipos continentales que con el campeón del mundo, cuyo maillot refulge en el gris y frío febrero belga.

Así las cosas, ha falta de 20 km. para meta se formó el enésimo grupo de 11 corredores, con tres Quick Step: Van Impe, Nuyens y el eterno Boonen. Davitamon contaba con Mattan y el velocísimo Steegmans (el gran rival de Boonen en aficionados, con el que no se lleva muy bien), Unibet con Coenen y Pronk y Discovery con Hoste y Van de Broeck. La victoria no estaba asegurada para el Quick Step, que se podía haber jugado todo al sprint con Boonen utilizando a Van Impe y Nuyens de gregarios. El final fue de auténtica clásica belga de calidad. Mattan se descuelga y Steegmans se queda solo. Ataca Van Impe a falta de 6 km. y tiene que neutralizarlo. Cuando lo neutralizan, salta Nuyens. Lo cogen y vuelve a saltar. Van den Broeck ya no tiene fuerzas para trabajar en beneficio de Hoste, que se demuestra muy sólido. Nuyens se va en solitario a por la victoria, por detrás Hoste salta del grupo con la permisividad de Boonen y Van Impe, una vez que el triunfo está asegurado. El sprint por el tercer puesto es para Boonen con una facilidad pasmosa, que entra en meta con los brazos en alto. El fin de semana belga se concluye dentro de las coordenadas esperadas, con una interesante novedad: el Discovery tiene equipo para las clásicas, y no el clásico Hincapié + uno (sea Boonen en 2002 o Ekimov). Cuando el gigante baje desde California, tendrá un ejército de belgas a su servicio, pero también tendrá un general y dos mariscales enfrente: Boonen al mando y Nuyens y...

...Bettini como mariscales. El italiano empezó la temporada pasada mal, muy mal. Enfermedad o lo que fuese, perdió jerarquía en el Quick Step a medida que ascendía Boonen. Sabe que su palmarés está muy bien, excelentemente bien, pero le falta una gran victoria en las clásicas de pavés. Este año ha declarado que su objetivo es el Tour de Flandes, cuando nunca ha logrado ninguna clasificación de prestigio en la carrera más querida por los flamencos. ¿Bettini trabajando para Boonen? ¿Boonen trabajando para Bettini? Una cosa es que el Quick Step recuerde al Mapei-Gb y otra que el monte sea orégano. Durante la pasada Vuelta a España, no hubo un solo momento en el que Bettini ayudase a Boonen durante la primera semana: il grillo saltaba y se desentendía del sprint. En el Mundial ya sabemos todos lo que pasó, y aunque Bettini se vindicase en Zurich y Lombardía, las relaciones entre los dos no son muy envidiables. Vamos, que no creo que Boonen alce los brazos al entrar en meta como hizo con Nuyens en caso de una victoria de Bettini. El belga quiere la San Remo (ha estado explorando la Cipressa y el Poggio en los últimos días), pero también Bettini. De lo que pase en la carrera de un día más importante del mundo se podrán sacar conclusiones para Flandes, pero Boonen se puede esperar el Bettini del año 2000, ese que saltó bajando el Poggio dejando al Freire mundial solo ante el sprint. Porque Bettini, o lo hace solo, o no lo hace.

Eso fue lo que paso el domingo en el GP de Lugano. Bettini se apoyó en cuatro compañeros (el joven Scarselli, toscano como él y pescado en el Selle Italia; el veteranísimo Vasseur, Van de Waelle y el ganador en Chiasso Wiellinga) para saltar en el último puerto (el Corona) y presentarse en meta con dos minutos sobre Kirchen y Rebellin. Una demostración de fuerza y poderío acompañada de una frase que es una declaración de intenciones: “estoy en buena forma y pienso aprovecharla para obtener el mayor número de victorias posibles”. Y Bettini siempre se ha caracterizado por la calidad de sus victorias. Atentos con él para la Tirreno-Adriático, donde hará de las suyas en un ambiente muy propicio. Hay contrarreloj, pero el italiano desea probarse de cara al Giro (un gran error, en mi modesta opinión), porque lo que realmente le gusta son los baños de masas. Y ojalá Freire esté en forma para entonces. Boonen nunca pondrá nervioso a Bettini, pero Freire...¡ay!
***
En la clásica de Almería, victoria para Fran Pérez del Illes Balears. El murciano tuvo una efímera popularidad en 2003, cuando ganó, incluso equivocándose en la llegada, dos etapas de Romandía. ¿Un campeón predestinado? Nada más lejos de la realidad. Enrolado en el sospechosísimo Maia, no tardó en dar positivo por EPO (menos mal que el diario As nos aclara que “por error del médico”) y cumplió sus dos años de sanción. En ese tiempo siguió entrenándose por su Murcia natal mientras su paisano Valverde se asentaba como figura, hasta el punto de que el año pasado pudo imponer su fichaje a Echavarri/Unzue. Igual que Cayetano Juliá, del que no se han vuelto a tener noticias desde su etapa en la Vuelta 2004. La victoria vino después de una escapada de 135 km. con Serrano del Kaiku y García Quesada del Andalucía, dos de los protagonistas de la Ruta del Sol. El sprint del grupo tuvo un bonito duelo entre Davis y Ventoso, que adelantaron a Valverde y Cunego, también muy implicados. Habrá que dar por inaugurada la temporada.

6 comentarios:

Sergio dijo...

Bueno, espero que os haya gustado el juego www.protourmanager.com. Yo ya he hecho mi equipo y bueno, me arrepiento. Todavia se puede cambiar, pero no sabria que hacer. Creo que hay corredores que estan infravalorados, ya veremos que equipos quedan

Ballerini dijo...

Hola!
No entiendo por que no puede haber dos líderes en un mismo equipo para una misma clásica. El hecho de que haya dos líderes en un mismo equipo no implica disputa. Entiendo que para tí eso no es posible, no al menos si uno de ellos se llama Bettini. Yo creo que Bettini puede y debe disputar cualquier carrera, se lo ha ganado por méritos y nunca, ni en Flandes, debería someterse a trabajar para Boonen. Claro está, el director debe acotar los márgenes, no es cuestión de hacer lo que le de la gana a cada uno. Me parecería un desperdicio dejar a cualquiera de los dos a la sombra del otro. Tanto en San Remo como Flandes ambos tienen opciones, hay otros 7 hombres para trabajar, y estoy seguro que si hacen primero y segundo se alegrarán. Respecto a su relación personal, no se tus fuentes cuales serán, pero no creo que debas basarte en los resultados para hablar de ello, ya que puede crear mal entendidos. Yonunca he oído hablar a ninguno de ellos mal del otro.
No quiero entrar el eterno debate de Freire y Bettini... pero creo que las cosas hay que verlas desde un punto de vista más objetivo.
Un saludo.

Mazinger dijo...

Al respecto del debate Bettini Boonen, decir lo que todos sabemos. Los dos son muy buenos y la suerte la tiene el Quick Step de tenerlos en sus filas. Yo creo que ambos son complementarios en las clásicas que disputen. Así por ejemplo San Remo le viene mejor a Boonen (ya que no se ha cambiado el recorrido cuya variante convenia a Bettini) y Bettini se la puede jugar en el Poggio (o en Cipressa) y hacer la carrera a la contra para que tire Milram y así llegar el belga más descansado y desentendido en el previsible sprint final (donde veo más a Boonen que a Petacchi por el tema de la distancia).
En Flandes y Roubaix, está claro que el lider debe ser Boonen. A bettini nunca se le ha visto un buen resultado sobre pavé y el doblete del año pasado del belga más la combatividad que ha demostrado este fin de semana no deja lugar a las dudas. En cualquier caso, el Grillo podría estar por si el campeón mundial falla, cosa que veo muy complicada en plenitud de condición.
En el tríptico de las Ardenas tampoco hay duda de que el líder debe ser Bettini. Boonen había hablado que un día quería lucirse en la Lieja, pero del mismo modo que no veo a Bettini en el pavé, no veo a Boonen en los muros valones.
Así al menos veo yo el asunto.

Sergio dijo...

Hombre, Bettini nunca dice que se lleva mal con alguien...solo con Bartoli. En todo caso, siempre se ha procurado rodear de fieles italianos (Bramati, Paolini ahora en el Liguigas) y Boonen de sus belgas. Ya se ira viendo, pero cuando hay dos gallos en el mismo corral las diferencias acaban saliendo fuera.

Ballerini dijo...

Sí, Sergio, es cierto que al final cada uno intenta arroparse de los suyos,pero yo creo que no tiene por que haber problemas si el director deja las cosas claras. Pero yo creo que tanto Bettini como Boonen no pueden perder opción de ganar por el culpa del otro.
Sobre Bettini y Flandes creo que infravalorais sus posibilidades, recuerdo que tras Flandes 2001donde Bettini terminó de los 25 primeros, comunicó que quería rendir bien en las clásicas flamencas. Desde ese año, en 2002, 2003 y 2004 (el año pasado estuvo lesionado y se perdió todas las clásicas) he estado mirando sus resultados y ha hecho en Het volk 5º (2002) y 3º(2003); también ha sido 2º en Kurnee(2004) y 4º en Harelbecke. Y además en Flandes ha sido 23º(2001), 16º(2002) y 9º(2004). Creo que no se le dan mal los muros y pavés flamencos, y habrá que tenerle bien en cuenta, yo no dudo que estará delante. El año pasado su progresión se vió truncada, lo que me extraña es que no haya vuelto este año a probarse allí, quizá sea por la presunta rivalidad con Boonen...
Un saludo.

lebrun dijo...

Hola. Yo sí me he hecho equipo en protourmanager, aunque también tengo mis dudas, porque reconozco que no me lo he currado mucho y no he estudiado bien el sistema de puntuación, para saber qué tipo de corredores van a ser más rentables.

De momento llevo ya dos victorias, con Benatti y Haussler, pero no sé si estas carreras cuentan ya. Me daría por contento si estoy dando suerte a los corredores que he seleccionado.