Desde el 7/06/2013 en www.ciclismo2005.com

07 febrero, 2006

Una atención especial para…

Además de las estrellas actuales del ciclismo, la temporada que acaba de empezar será clave para otros corredores que están en trance de definir su propio papel en el pelotón internacional. El año pasado Di Luca se encontraba en esta situación, y lo solventó de una manera ejemplar. Hace dos años era Sevilla el interesado, y ha acabado convertido en gregario en el T-Mobile, de lujo y destacando en Vuelta y Tour, pero lejos de las posiciones de cabeza y gregario al fin y al cabo. Este es un repaso nada exhaustivo de los corredores a los que hay que seguir con atención.

Filippo Pozzato: un habitual de la convocatoria, más que nada porque desde que pasó a profesional con 18 años -saltándose el paso intermedio de sub-23- siempre se ha hablado de él con adjetivos mayúsculos, escasamente corroborados en victorias. En 2002, con el Mapei G3, consiguió 14 victorias en pruebas menores, y después ha enlazado Laigueglia en dos ocasiones, Tirreno-Adriático, etapa en el Tour, Clásica de Hamburgo y otros éxitos, pero con una discontinuidad pasmosa. El año pasado, tras desaparecer en abril, entrenó duro durante julio y fue una de las sensaciones de agosto y septiembre. Sin embargo, en el Mundial volvió a sus Bermudas queridas y fue uno de los corredores italianos más criticados. Siempre tendrá calidad y sprint, pero o espabila esta temporada o nunca será jefe de filas en una carrera grande.

Pereiro: llega al Caisse d´Epargue sabiendo que está Valverde y su proyecto-Tour. Valverde quiere carreras tranquilas, no el estilo rompedor del gallego. En el equipo le han sugerido volver al Giro, la primera grande que disputó con el Phonak, acabando 11º. Sus cualidades pueden ser muy rentables con el recorrido de la ronda transalpina y siempre tendrá la reválida de la Vuelta, pero habrá que ver que tal se amolda al estilo conservador de Echavarri/Unzué. Estrella del ciclismo tras su Tour 2005 al ataque, se va a perder el escaparate que le lanzó a la fama, pero debe saber que ganando en otros sitios también se cimenta una carrera.

Luca Paolini: uno de los corredores más inteligentes del pelotón, ha dejado de ser gregario personal de Bettini para fichar por el Liquigas de Di Luca, donde en teoría contará con cierta autonomía. El año pasado no carburó hasta agosto por culpa de una lesión, y después estuvo a un gran nivel. En vida paralela con Pozzato, Madrid lo hundió y acabó dando tumbos y nuevamente lesionado. Con 29 años está ante su última oportunidad, tras estar demasiado tiempo bajo el ala del campeón olímpico: fue el propio Bettini el que abandonó a Bartoli para construir su propia carrera desde jovencito.

Menchov: el año pasado estaba en el brete de cambiar para mejorar y ser jefe de filas, además de demostrarse que podía con una gran vuelta. Fue al Tour y se estrelló. En la Vuelta ganó cronos y se encontró, de rebote, con la victoria final. Seguimos con el mismo discurso de hace doce meses, su mejoría la tendrá que refrendar en el Tour (nadie le da como favorito a priori, a pesar de que es dificilísimo de descolgar en montaña y en crono es el escalador que va mejor, con mucha diferencia) y esta pasa por un cambio de mentalidad: o se empieza a ver como ganador o acabará como gregario de lujo.

Flecha: centrifugado de Italia a Holanda por culpa de la desaparición del Fassa, tendrá que encontrar su lugar en el equipo naranja, y a su vez en el pelotón. Acostumbrado al aplauso fácil, cerró el año pasado con la exigua victoria en la etapa ártica de la Vuelta a Valencia. Sí, tercero en Roubaix y segundo en Gante, pero perdido y sin rumbo el resto de la temporada. Corre el riesgo de acabar convertido en un Ballerini superespecialista cuando puede dar mucho más de sí.

Cunego: quizás el corredor al que más se adapta el tema de este post. A pesar de que la temporada 2005 no fue tan mala como la pintan, su mediocre rendimiento en el Giro y su ausencia, por enfermedad, en el Tour dejaron un sabor agridulce para el que fue el mejor corredor por puntos UCI en el 2004. Esta temporada será el líder único del Lampre y debería volver a encontrar su golpe de pedal, una vez nacida su hija Domitilia (de Damiano, se entiende, aunque habrá que ver que pensará ella de mayor) y con Simoni en el Saunier. O eso, o estamos ante un nuevo Berzin.

Koldo Gil: alcanzado su techo en el Liberty, ficha por el Saunier para ser jefe de filas en un equipo que no cuida mucho esta figura. Tras la exhibición de la etapa de Prato en el Giro y habida cuenta de cómo sube y lo bien que va contrarreloj, está en un año clave para definir su papel como corredor. 27 años es la edad de la explosión, si tiene que suceder.

Michele Scarponi: otro habitual en estas fechas. Fichado el año pasado por Liberty para ser jefe de filas en el Giro, fue devorado en el primer momento importante de la carrera. Se recuperó al mejor nivel para la Vuelta, pero es una de las víctimas colaterales del caso Heras: hay que fruncir el ceño ante el nivel que demostró. Si no tiene confirmación este año, habrá que asumir la peor de las opciones, con todas las consecuencias para su evolución futura.

Eisel: el gigantón austríaco es el único sprinter de esta lista. El club de sprinters es extremadamente selecto y elige sus miembros desde muy jóvenes: nadie se hace sprinter con los años, en todo caso puede mejorar su velocidad. Eisel esta llamado desde hace tiempo a protagonizar muchas victorias, pero sigue fallando. Clase 81, este año tiene que conseguir victorias en cantidad y calidad. En todo caso, los lanzadores se ganan muy honestamente su sueldo y tienen una gran longevidad (Lombardi, Tossato, Guidi), a veces salpicada con esporádicos triunfos.

Por supuesto, a esta lista hay que añadir todo el Euskaltel en bloque, el gran equipo del CSC para clásicas (Michaelsen, O´Grady, Voigt, Cancellara y Schleck) que tendrá demostrar que tal funciona la veteranía con la juventud, tanto a nivel colectivo como individual, Karpets y su evolución constante y silenciosa, Popovych de jefe de filas en el Tour con el tren de Armstrong, Murillo Fischer, Bertagnolli tras el fracaso del año pasado…en general, todos los corredores están bajo el microscopio. He intentado escoger aquellos que están ante un cambio en su carrera y son jóvenes para enderezar, pero son admitidas cualquier tipo de sugerencias.
***
Segunda etapa de la Vuelta a Mallorca para Galvez. Bettini segundo.

11 comentarios:

quintus dijo...

Efectivamente estamos ante una temporada donde, tras desaparecer la alargada sombra de Armstrong aparecen nuevos nombres que deberán demostrar sus verdaderas posibilidades. Además de los que mencionas añadiría nombres como Haussler y Gusev para las clásicas, la confirmación de Bennati y Napolitano en los sprints y para las vueltas observar la evolución – confirmación de Rujano (si Lefebvre le deja y no le vuelve loco), Alberto Contador, Gómez Marchante e incluso Pieter Weening. Como todoterreno también habría que contar con Thomas Dekker (ahora en manos de Cecchini) y como escalador destacaría al norteamericano Saul Raisin (23 años) imponente el año pasado en la ascensión al Rettenbachferner y que este año ya ha “mojado” en la primera montaña del Tour de Langkawi. Si duda habrá más nombres que irán apareciendo a lo largo de la temporada.

jefe dijo...

Especialmente de acuerdo en los comentarios de Pereiro y Paolini. El gallego puede dar mucho espectáculo en Italia y el transalpino ha tardado demasiado en despegarse de Bettini. Yo añadiría a Tom Danielson, del que se habla muy bien y ha demostrado ser válido, pero no tan bueno como lo pintaban. Habrá que ver si este año consigue mejorar un poco más su rendimiento del año pasado, que no fue malo ni mucho menos.

Pelderoke dijo...

Además de los nombres muy bien apuntados por Sergio,Quintus y Jefe me gustaría añadir otros que a lo mejor tienen la temporada de su confirmación o bien irrumpen como promesas a tener en cuenta.
Me gustan mucho los jóvenes del Liberty, el ya consagrado Allan Davis y los muy prometedores Daniel Navarro ( escalador puro del estílo Cubino y Santi Pérez ), J.J. Rojas y Eladio Sánchez ( dos todoterrenos ), también veremos de que pasta está hecho Rubén Plaza ahora que asumirá la responsabilidad exclusiva de su equipo. Además se verá si Di Gregorio es por fin la gran esperanza del resurgimiento del ciclismo francés , aunque aún es muy jóven,también dió muestras de ser un gran escalador el belga Van Huffel, y de ser un corredor muy explosivo el colombiano Ardila. Desde italia habrá que estar atentos a Emmanuelle Sella, al que yo coloco como favorito al podio del Giro este año, y al que se dice será el nuevo Petacchi: Corioni. Además la consagración de Frank Schleck, ojo como este corredor progrese en montaña!.
Finalmente entre mis apuestas para fiasco del año coloco al mediocre Popovych.
En fin , una temporada que se prevee apasionante.

Pelderoke dijo...

Por cierto, creo que Pereiro este año hace Tour y Vuelta. A ver si se confirma, porque es verdad que se ha dicho de todo.

Anónimo dijo...

Marcus Fhoten, la nueva hornada del Rabobank,Aitor Hernandez (si se le deja), veremos que pasa con Andoni Aranaga, para un futuro apuntar a Iban Iriondo tambien Euskaltel-Euskadi, como ya se ha dicho ojo a Danielson, Zabriskie, en el CSC creo que se te ha olvidao Hoffman (no se si este año sigue)...

Por cierto, Boonen media Roubaix del año pasado se la debe a Pozzato, vaya tiron pego, ni el mismismo scirea es sus mejores tiempos.

Anónimo dijo...

Una pregunta ¿en este blog solo se debate sobre ciclismo profesional?. Lo digo, por que hoy en todociclismo.com hay una noticia un poco preocupante para el ciclismo afcionao, que es el futuro del profesional.

jefe dijo...

Muy cierto lo de Plaza y JJ Rojas, un corredor con unas cualidades impresionantes y que lo tiene todo para ser una estrella.

En cuanto a la noticia que apunta el forero anónimo (sólo una sugerencia, no estaría de más que pusieras un nick para hacerte más identificable) decir que ha de arreglarse, porque no se concibe que no se celebre la temporada amateur. Como siempre, la pela es la pela, y este caso no es distinto.

Sergio dijo...

Gracias por vuestros comentarios, muy interesantes. Hoffman se rompio el femur hace doce meses y anuncio su retirada un poco mas tarde. En cuanto al campo aficionado, no lo trato nada, al mismo nivel que la pista o el ciclismo femenino. La razon es que no sigo tan exhaustivamente el campo y no quiero pecar del que se apunta a los exitos cuando se producen, algo de lo que Somarriba podria hablar y no parar.

Anónimo dijo...

Lo que pasa que por bageza, no me registro, y tambien por que nose como se hace. si me explicais lo hago

pelderoke dijo...

Yo lo que hago anonymous es al acabar darle a OTROS ,escribo el nick en cuestión en nombre y ya está, le das a acceder y publicar.

Van Baskisch dijo...

esto me pasa por no mirar las cosas, seguro que un mono con venda en los ojos acertaria