Desde el 7/06/2013 en www.ciclismo2005.com

22 febrero, 2006

El nido de serpientes

No se habían apagado los rescoldos del caso Heras (cuanta hipocresía en la presentación del Liberty el pasado fin de semana) cuando el pelotón español, indudablemente en el punto de mira de cualquier aficionado al ciclismo de más allá de los Pirineos, vuelve a dar buenas muestras de hasta qué punto el doping es algo generalizado. Tres corredores, tres (uno, dos, tres) de un mismo equipo han sido declarados “no aptos” antes de tomar la salida en la primera etapa de la Vuelta a Valencia, importantísima cita de la temporada que sin duda merece concentraciones en altitud para aumentar el hematocrito. ¿Cómo? Si, hay que asumirlo, quizás con un poco de ironía para hacer pasar el trago: iban dopados, porque no es normal que tres corredores, tres, pasen el 50%. Habrá quien diga que realmente no han dado positivo, pero de tontos ya morimos todos con Heras.

El equipo se llama 3 Molinos Resort y debuta este año recogiendo aquí y allá corredores veteranos, como el caso de los tres implicados. Alberto Benito es un producto de la cantera Banesto que nunca fructificó y se fue a Portugal. En 2003 no tuvo ficha de profesional, en 2004 se salió siempre en Portugal y en 2005 volvió al limbo de los no profesionales. Una montaña rusa como currículum, vamos. Rafa Casero es un corredor que pasó a profesionales porque su hermano (tiene un papel en esta historia, no se crean) se empeñó en tenerlo a su lado cuando el Festina daba sus últimos coletazos. Clasificación UCI 2000: 1077, con 24 años. Al año siguiente, mejora significativamente: 1063. No era suficiente ni para que su hermano mayor lo enchufase en el Coast, así que tuvo que irse al Jazztel, donde en 2003 consigue su única victoria: una etapa de la Vuelta a Valencia, además de 4º en la Volta y 2º en el Campeonato de España. Ficha por el Saunier, especialista en balas perdidas, y vuelve a las andadas. Y por último, Toni Tauler (este ha tenido un nivel bajo de retículocitos, a mor de ser exactos) fue siempre un corredor comodín en el Kelme, donde valía para no perder la cara en las cronos y cuando se le pedía, subía con los mejores, sin que nadie se preguntase por tan extraño fenómeno. Sin ficha de profesional en 2004, pasa en 2005 a Illes Balears gracias a la cuota étnica exigida por el patrocinador. No tiene ninguna victoria.

¿Y el resto del equipo? Santos González, expulsado el año pasado de la Vuelta tras un misterioso incidente después de la etapa de la Granja (donde fue tercero) y que esta temporada fue segundo tras Lloret en la segunda etapa de Andalucía, ha sido 26º en meta. Miembro de la banda de la Covatilla, algún día sabremos como consiguió ser 5º en la cronoescalada de Alpe D´Huez del Tour de 2004. Sergio Domínguez, 89º a 2´31”; Alexis Rodríguez, 102º a 6´08”; Julio García, 121º a 9´41; y el último de la etapa, a 20´39”, Pedro Luis Castillo. ¿Dopaje de equipo? Todo parece apuntar que sí, pero en el sentido de que todos están en el mismo equipo, “asesorado” por Ángel Casero, un exciclista que entiende mucho de bielas. Yo creo que el caso está bastante claro, y si no repasen los elementos que se presentan. Y también conviene preguntarse si se pierde algo en caso de que el equipo no existiese.

En cuanto a la etapa, ha sido para el siempre prometedor ruso Kolobnev, tras una bonita escapada de 100 km. en la que resistió muy bien el impulso final del grupo de sprinters. Vive en Denia y ha aprovechado de maravilla su conocimiento del terreno, y también un poco el pasotismo del pelotón, que le dejó coger tras el descenso del Coll de Rates (km. 45 de la etapa) nueve minutos en sólo 24 km. Pasado a profesionales a final de 2002, al año siguiente empezó a recoger buenos resultados (5º en Flecha) y una pequeña victoria en Italia. En el Rabobank desde el año pasado, hizo el Giro bastante bien (21º, su primera grande) y llegó a la Vuelta pasadísimo, dentro del equipo de circunstancias que acompañó a Menchov. En el Mundial, movido por la misma fuerza que le hizo ser 10º en los JJ.OO, hizo un 7º puesto ayudado por el caos del final. Un corredor a seguir. En el pelotón, Ventoso ha batido a Petacchi después de un 2005 bastante anónimo. Es un resultado muy importante para cualquier sprinter, más si es joven y su puesto no tiene discusión en el equipo. En la etapa de hoy, las cosas han vuelto a su cauce y Petacchi ha ganado sin problemas.
***
La carrera con mejor nivel de participación en lo que llevamos de temporada está es el Tour de California. El prólogo para Leipheimer, un corredor que sólo puede gustar a alguien al que no le gusta el ciclismo, la primera etapa para el argentino Haedo (no confundir con el cántabro Ahedo, profesional con el Once a principios de los noventa) y la segunda para el llamado a ser uno de los protagonistas de la temporada: Hincapié. Ha ganado al sprint, pero en un final en alto. No debía ser muy exigente -Zabriskie entró con los favoritos- pero es un aviso muy serio. El año pasado, por las mismas fechas, ganó la K-B-K, y ya sabemos que temporada se marcó. Entre los primeros, además de Horner, Julich, Evans, Landis, Vandevelde y toda la armada estadounidense, destaca el Saunier con su equipo de gala (Simoni, Marchante, Gil) y un ilusionante Josep Jufré enrolado en el Davitamon

2 comentarios:

van basckish dijo...

Ademas ya empiezan, los de 3 molinos, a que si la abuela fuma, que si patatan... El de la2 ha dicho que despues de la prueba estuvieron en otros dos hospitales, haciendo la prueba, y ha dicho que tuvieron valores muy inferiores. ¿Pero de verdad se creen que somos tontos? ¿o esque en lo que tardan en llegar al hospital no da tiempo de meterse suero?

Un ex masajista o mecanico o lo que fuere del Us Postal lo dijo bien clarito, deberian hacer los controles de hematocrito en la raya de salida y no a las 7 de la mañana, por que desde la 7 hasta mediodia hay tiempo de sobra para hacer esperimentos con "macarrones cultivados en altura". Y recordad que para un analisis de hematocrito solo hace falta "un par de gotas", vamos, que no es como un analisis en toda regla.

Esta claro, que pruebas concluyentes no hay, con lo cual, inocentes (no vayamos a negarles el derecho y la justicia) pero espero que tengan un seguimiento especial, y al que corresponda, que investigue bien, al equipo, que no tanto a los corredores.

Sergio dijo...

Gracias por el comentario. Esta bastante claro, con corredores que ya han dado lo mejor de si mismos y si quieren volver a tener una minima opcion volveran a reincidir. Ya veremos en que acaba todo esto.