Desde el 7/06/2013 en www.ciclismo2005.com

23 diciembre, 2008

"Soy ambicioso. Sé lo que quiero. Intuyo lo que tengo que hacer para conseguirlo"

No es la primera vez que Alberto Contador se asoma a las páginas de El País Semanal, la auténticamente prescindible revista que el antiguo Diario independiente de la mañana ofrece los domingos. De gran difusión, sería interesante conocer cúantos comprarían el periódico pero no el engendro con grapas que le acompaña semanalmente. Sin embargo, no es posible: lo venden conjuntamente, y ahí te lo comas. Como un mono con los plátanos.

Intercalado entre columnas de opinión de Almudena Grandes -a la que le excita pensar en monjas violadas- y la solidaridad más ñoña y bien pensante, en aquella ocasión Contador obtuvo la portada y nos ofreció la revelación de que competía con certificado médico. Año y medio después el mismo bardo -Arribas- se acompaña de su nuevo fotógrafo de cabecera para las cosas transcendentes -como en el lamentable reportaje de la Roubaix- para loar, pásmense, a "El hombre que salvó al ciclismo".

Uno pensaría que un titular tan grueso, tan de majadería, estaría dedicado al científico que sintetizó la molécula de EPO o directamente a Eufemiano Fuentes, vista la trayectoria de mester de juglaría del cronista. Le encanta el tema: Enrique Franco también salvó el ciclismo, un mensaje repetido hace poco. Con tantos salvadores que hay por ahí, estaría bien un artículo a la gente que ha puesto el ciclismo donde está -en el momento más bajo de su historia-, pero eso no pasará. No pasará nunca. ¿Se imaginan un reportaje hablando de los 25 años de servicio al Estado de Eufemiano Fuentes? Nahhhhh, eso es periodismo-ficción, el que dentro de poco -bendita crisis que vienes a arrasar con esta rémora del siglo XIX llamada empresa periodística- tendrán que practicar estos bardos que ven mesías salvadores por todas partes.

El titular está dedicado a Contador, que no contento con ganar el Tour en su segunda participación, el Giro viniendo de la playa y la Vuelta a un compañero de equipo, también "salvó al ciclismo". ¡Tachán! Venga, venga: seguro que no habrá alguien tan valiente para decir que Eddy Merckx salvó el ciclismo. Hasta en eso le supera Contador. ¡Alberto, sálvanos a todos! ¡Aunque no lo hayamos pedido! ¡Aunque creamos que la salvación del ciclismo pasa porque los ciclistas cumplan su sanción, y si hay que parar el circo cinco años, se para! Que Arribas califique a Contador, A.C, de "hombre que salvó al ciclismo" es la broma final. De las bromas preparatorias ya hemos ido dando buena cuenta.

Todas han servido para reescribir la historia, manoseada y manipulada para excretar este nuevo origen: de la Operación Puerto -citada entre líneas- no salió una ola que limpiase el ciclismo, no, salió el Mesías. "En vez de un nuevo escándalo, nació Contador". ¡Voilà! Yo entiendo que los ciclos de la vida incluyen la putrefacción que crea el humus donde germina la nueva semilla, pero que esta sea Contador...en fin. El reportaje promete. Con su locuacidad proverbial, preñada del lenguaje místico y religioso cada vez más patente en Arribas, Contador espeta "Sólo el espectáculo nos hará libres, nos salvará. Sólo la verdad nos hará orgullosos". Lo mismo que decía cuando estaba bajo Manolón: "Lo importante es el espectáculo", una fórmula para defender la barra libre, ahora convertida en silogismo tramposo. ¿Contador hablando de "la verdad"? ¡Barrabás hablando de la banca!

Mientras el resto de mortales tenemos la línea de la vida en la mano, "allí donde todos los corredores lucen una sola línea, Contador luce dos. "Una es la del maillot normal, el del equipo", dice con mirada orgullosa, casi soberbia, matizada por un pelo de vulnerabilidad. "La otra es la que dejan los maillots distintivos, los de líder, que son de un largo diferente. Y he llevado tantos este año..."". Phantástico. Una marca del diablo distintiva y dicha con mucha modestia. No es esa la marca que distingue a A.C, pero entiendan que estamos en un reportaje de loa y solfa de El Mesías. Hasta le comparan a Coppi. Y por dos veces.

"Es imposible guardar un secreto que no es secreto. Contador no puede engañar a nadie". Esto lo escribe Arribas, sin rubor, el mismo periodista que publicó el documento de A.C y que sabe a ciencia cierta la filtración interesada de documentos y la falta de correlación numérica entre los papeles incautados de la Operación Puerto. Otra ironía más. Así hay que interpretar el bucle continuo de recordar el Giro ganado desde la playa, lugar mítico en la religión contadorista, por lo que tiene de entronque con la tradición picaresca española y, sobre todo, por no dar palo al agua y timar a los guiris. Y silbando, oyes.

Después escribe una anécdota sobre la proverbial capacidad de Contador para entender lenguas muertas, donde lo más interesante es que se produjo el día después ("el último lunes de septiembre") de su papelón en el Mundial, pero eso no se dice. El reportaje prosigue por las procelosas aguas de intentar establecer una cesura -que nunca existió- con su principal mentor y benefactor de su familia y claro, por intentar vender lo invendible, acaba en otra metedura de pata de El Mesías: "sabía en mi interior que iba a ganar el Tour, que desde juvenil lo sabía". Precisamente eso mismo piensan todos los juveniles, el problema es seguir pensándolo con 26 años.

"Desde amateur, lo mismo que intentaba mejorar en los entrenamientos, intentaba aprender a medir mis palabras". Esta claro que la cosa no salió bien, y este reportaje es una buena muestra. Fíjense: "Un buen rendimiento físico viene dado también por la claridad de ideas, por no desperdiciar fuerzas en cuestiones secundarias". ¡Diplomáticos del mundo, uníos! ¡Con un certificado médico y vuestras dotes para decir y no decir el Tour está a vuestro alcance! Me pregunto que opinará Contador del palmarés de corredores como Fignon -que todavía no ha alcanzado, y dudo que gane dos SanRemo-, no precisamente pacificadores.

El reportaje encara su final con la vuelta al cavernoma -no podía ser de otra forma-, alusión a la pobreza ("tenía que ahorrar semanas para comprarse unos guantes y sentirse el rey del pelotón"), porque es bien sabido que la pobreza es una virtud en este país que nos ha tocado, y la traca final: "Tengo la responsabilidad de intentar devolver a los jóvenes al ciclismo, de intentar devolverle la espectacularidad, la credibilidad". Pues muy bien. Es en los jóvenes donde tiene su mercado. Los que se incorporen y no conozcan la Operación Puerto. Como no es mi caso, yo solo pido que me devuelvan el ciclismo. Que no me vendan Mesías salvalotodo y que se creen predestinados -un rasgo típico del mesianismo- desde la juventud para alcanzar grandes metas. Si me fuerzan, también pediría que me devolviesen mi periódico, pero ya no es posible. Son máquinas de propaganda, tan abusivas y repetitivas que, en el fragor de los topicazos se les cuelan declaraciones como la que rescato para el titular. Yo también intuyo lo que hay que hacer para conseguirlo.
***
Rujano firma por tres años con el potente equipo venezolano Gobernación del Zulia -Alcaldía de Maracaibo. Nunca debió salir de allí. Para la historia de la vergüenza y lo oculto queda la portada de Bicisport de enero de 2006, cuando el diminuto ciclista aparecía comparado a Pantani y a punto de ganar todas las carreras del calendario.
***
Kiryienka, el brutal bielorruso que ha brillado en Giro y Vuelta 2008, ficha por el Caisse d´Epargne, equipo con cierta querencia hacia los corredores del Este. En particular, los que han formado bajo sus filas (Menchov y parcialmente Karpets y Efimkin), porque otros que ficharon bajo el auspicio de estrellas han salido rana (Petrov). Esperemos que el bueno de Kiryienka encuentre en la familia navarra el justo pago a la etapa que regaló a David Arroyo, su nuevo compañero de equipo, en Segovia.

15 comentarios:

alby dijo...

A mí lo que más gracia me hace es sin duda la clarividencia de Arribas para dar motivos y hechos de lo que dice: "Es tan bueno Contador, aseguran todos los que entienden algo de ciclismo, que ni siquiera el mejor Armstrong, el que dominó a todo el pelotón mundial a sus anchas durante siete Tours, tendrá nada que hacer ante él a la hora de escalar una montaña." Toma ya, vamos una verdad absoluta, ya que lo dicen los que algo entienden.

A mí este tipo de mitos de barro me dan pena. Sobretodo cuando lo comparan con Fausto Coppi, eso ya es la repera. Ni es el momento, ni tampoco es la comparación precisa. Lo único que le ha faltado es comparar algún tipo de anécdota de Contador con el paso de Coppi por el campo de concentración. Pero ese tipo de comparación se la reservaba para Lance Armstrong, que ha pasado de enemigo de los naranjitos a enemigo público del mito, el "Moriarti" que todo gran personaje debe tener.

No tengo nada en contra de Contador, desde hace tiempo venía pensando en que pudiese hacer lo que está haciendo(deportivamente hablando), pero esta secreción de adulaciones hace ver con otros ojos a cualquier personaje, ya que en el periodismo de hoy no se hace nada si no existe un interés de por medio. Y Contador se lleva no la palma, el palmón. Como Valverde cuando gana, pero se centra sólo en sus victorias, con Contador parece ser que debemos loar al personaje, al Mesías del ciclismo.

Nadie en su sano juicio podría identificar, en este deporte, con sus señas de identidad, con su pasado, con su historia y sus particularidades, a un Mesías. Ni Merckx, ni Hinault, ni Coppi-Bartali(que quizá sí serían lo más parecido, por aquello de devolver al ciclismo a la élite en carreteras destrozadas tras la Guerra), ni Pelissier, ni nadie. Lo del salvador es una memez simplemente sacada de la recalcitrante y húmeda visión del periodista. Algo lamentable, pero sobretodo innecesario. Un deporte construído de mitos no puede tener un Mesías salvador, y mucho menos en la actualidad.

Anónimo dijo...

Hombre, hay que sacar brillo a la estrella que ha ganado Giro y Tour. ¿Cómo osas, Sergio, ha hablar de la San Remo de Fignon? Esa es una carrera secundaria para la masa, igual que Flandes, Lieja... La única prueba de un día que merece un atención mínima es el Mundial, por aquello de que se iza la bandera. Por favor!!

Lo que hace Arribas ya lo harán otros, dar jabón hasta la saciedad a Contador y preparar el culebrón contra la bestia negra Armstrong. Las luchas intestinas son un excelente método para vender periódicos y subir audiencias: ya sabes, el arrogante yankee maltratando al ídolo patrio.

PD1: ¿Qué es eso de las lengunas muertas? No lo pillo

PD2: has escrito "aunque no lo hallamos pedido", cuando es "hayamos" pedido.


(igual publico varias veces el mismo comentario, es que ando peleándome con el PC, internet y la tecnología en general)
un saludo
mazinger

Anónimo dijo...

PINTOresco.

Scofield90 dijo...

Que asco me dan. Los dos.

Yo tampoco quiero salvadores, y menos si son discípulos de "Manolón".

Anónimo dijo...

HUESERA

AC el mesias del ciclismo, el salvador del ciclismo!! viva el espectaculo!! viva!!

Si, si Sergio coincido contigo

mesias + periodismo vende motos=la salvacion del ciclismo!!

El ciclismo de competicion y el periodismo deportivo cavando su propia tumba!!

hay cuando nosotros, sus fieles nos demos cuentaaaa!! que pasara???


Feliz Navidad Sergio & comapany del blog!!

HUESERA

Urko dijo...

Me he convertido a un "adicto" a tu blog basicamente por dos razones: me encanta el ciclismo y me gusta la gente que tiene los cojones para decir/escribir lo que piensa sin mas críticos que ellos mismos. Sigue así, puedo compartir o no la mayoría de las cosas que expones, pero hay que reconocer que tendría que haber mucha mas crítica en el periodismo actual hacia ciertos temas y... lamentablemente, no es el caso.

Pablo dijo...

Sergio, no se si escuchaste la entrevista en el larguero que le hicieron a Eufemiano Fuentes cuando se destapó todo el pastel, imagino que sí. De las primeras cosas que dijo es que habian inculpado en la Operacion Puerto a ciclistas de los que Fuentes no había oido hablar. Como ejemplo dijo un nombre, un tal Alberto Contador del que no se oia hablar por entonces.

Anónimo dijo...

"hallamos pedido". Deberías escribir "hayamos". Buen post, pero ¿si tanto te repugna Arribas, por qué lees sus artículos? Sólo te van irritar más.
Felices fiestas.
Luis

fransmestier dijo...

No sé si te consolará que el resto del diario haya seguido la misma curva de declive, pero creo que de cualquier modo sería hora de que te replantearas gastarte lo que ahora valga los domingos.
Y el tono viscoso y obsceno de estos compadreos periódicos dudo que pueda gustar incluso a los más afectos. Creo que la misma forma traiciona a la esencia de este deporte, que ha sido siempre el de una elegancia austera y una épica desprovista de los afeites y manoseos de la pareja cómica ésta.
En fin, feliz navidad, si a estas alturas le queda a algún aficionado muchas ganas de celebrarla con esta clase de desagradables regalos.

Anónimo dijo...

¿La modestia no era virtud?. Jooooooo..... Alguno se lo ha creído un poquito ¿no?.

Voy a ver si estando en la playa dos semanas subo de Granada a Sierra Nevada en una horita.

Jon Andoni

Vladimir Karpets dijo...

como disfrutas, se nota q se te cae la baba, vamos que como de positivo en algún controlillo de esos te corres del gusto; vamos mejor q echarle un polvo a la vecina

Inspector Gadget dijo...

Feliz Navidad Sergio!!!

Entiendo que te quemen los reportajes de alabanza...... cuanto mas mayor me hago, tambien mas me queman a mi, que seguro soy mas joven!!!!
Hay que vender ilusión a la gente y cortinas de humo!!!
Aunque parezca mentira, la mayoria de los deportistas con los que hablo, casi no saben ni de que va la operación puerto!!!! Ya ni te cuento lo que piensa el simple aficionado de sillon!!!

No interesa, pero yo te apoyo y le digo a la gente que lea tu blog, no porque sea todo verdad....o si...
Sino para que se informen sobre lo que hay detras de las cortinas de humo. El problema de este pais es que no se lee....si ya lo dice mi padre...!!!!

Un saludo.

Anónimo dijo...

Estos post contra Arribas sobran tanto como sus articulos de loa a Contador.Por cierto lo unico salvable de el pais semanal son los articulos de Javier Marias.

Sergio dijo...

Gracias por vuestros comentarios, correciones, buenos deseos y también por las críticas. Alby: es que construir mitos después de la EPO y la Operación Puerto es una operación suicida de partida.

Mazinger: en el reportaje Arribas escribe que al día después del Campeonato del Mundo, Contador vio una publicidad suya en una revista donde se leía "Vedi, Vini, Vinci", y no sabía lo que significaba. Recuerden: cuando ganó el Tour llevaba una camiseta en la que ponía "My girlfriend wants a menage a trois". O sea que ni lenguas muertas ni vivas.

Pablo: hay un post de la época sobre eso, búscalo en julio de 2006. Eso que comentas de la exculpación de Contador prácticamente desde el inicio, como si fuese la consigna, ya se escribió por entonces. Del tal Ballester, el otro exculpado por el padre de todos los pecados, no se ha vuelto a saber nada.

http://ciclismo2005.blogspot.com/2006/07/jose-ramn-es-ciclista-y-yo-soy.html

Luis: Es una buena pregunta. Los fumadores tienen un argumentario para eso. Lo mío es parecido, con el añadido de que, como se que muchos no piensan como el periodista que destapó los documentos de la Operación Puerto, que al menos vean que no todos piensan como Arribas.

Fransmeister: uy, que va, ese domingo compré el diario por causas de fuerza mayor, lo hago dos o tres veces al año. Lo suelo comprar el sábado, el Babelia al menos me provoca carcajadas, sólo superadas con el nuevo suplemento mensual "Tierra", que es básicamente mierda ecolo-jeta y bienpensante. Cuando llego a la chufla de Miguel Brieva -en el último número comparó el consumismo de la Navidad con el nazismo, se lo juro- ya estallo como un castillo pirotécnico.

Jon Andoni: ánimo, pero recuerda que también tienes que hacer una concentración en enero en Nuevo México.

Vladimir Karpets: hasta tu podrás darte cuenta de que me gusta más anilizar las insuficiencias y vasallismos de la prensa que un caso de dopaje en sí. En cuanto a mí vecina, desconozco quien es.

Anónimo: opino lo mismo de Javier Marías, aunque los leo cuando los mete con tapas y forma de libro.

Anónimo dijo...

La deriva del EPS es evidente.
Creo que en el último EGM se ha dado un buen tortazo aunque me resulta tan fatigoso encontrar los resultados "reales" del EGM que no estoy seguro.

David.