Desde el 7/06/2013 en www.ciclismo2005.com

15 julio, 2012

Millar, Arribas y cinismo: el nuevo ciclismo

¿Estoy guapo? Sácame bien
Aprovechando que el domingo la gente compra más el periódico, convertido en el caso de El País en un resumen de la semana, hoy el diario independiente de la mañana nos ofrece una extensa entrevista con David Millar, realizada por el simpático Carlos Arribas poco antes de comenzar el Tour. Una feliz coincidencia ha hecho que la publicación de la entrevista coincida con la reciente victoria de etapa de Millar en el Tour, por lo que al menos nos ahorramos las últimas tonterías sobre esto, aunque hay de todo lo demás: de este desgraciado personaje del ciclismo, y también de este periodista, que se interroga a sí mismo.

Utilizando ese lenguaje y código religioso que le gusta tanto, Arribas se siente cómodo con el autoproclamado héroe del antidopaje -saca sus buenos dinero de esto-, por lo menos mucho más cómodo que en una supuesta entrevista a algún dopado no confeso, como sus amigos Valverde o Contador. Con ellos nunca hablaría de dopaje, como mucho de ¿qué tiempo hace? o el clásico ¿tienes hambre de victorias?.

El titular es muy arribiano: "Los deportistas que se dopan son seres humanos". Tienes durante media hora a un tío que te puede hablar del dopaje contemporáneo en equipos como el Garmin y sacas un titular que dice una obviedad, al menos mientras no se compruebe que en la tierra habitan alienigenas. Ah, que lo que quiere decir es que los dopados son buenas personas merecedoras de respeto. Acabáramos.

¿Como Millar, que sigue repitiendo sus mentiras y medias verdades, sin que el periodista afecto lo incomode con preguntas? Será por eso que Arribas empieza su perorata con esta asunción: "En español la palabra periodismo rima con cinismo" (y yo hago de esto mi leiv motiv), que es como si Torrebruno hubiese salido algún día a la pista central del circo -es la edición del domingo de El País, doblan difusión- con un "En español circo rima con Cristo, oremos", en vez de cómo el tradicional "¿Cómo están ustedes?".

Toda la entrevista tiene ese aire de circo, de enano italiano, de cara pintada de payaso y de tradicional familiaridad infantil que desvela la última frase entrecomillada. Pregunta Arribas, el hombre que conociendo la Operación Puerto y muchas otras cosas más, se dedica a llamar arqueólogos a los que no comulgamos -lenguaje religioso: esto es un guiño- con su política de perdonar y olvidar, cuando no de hacer su trabajo, y responde David Millar, una especie de Armstrong -por lo que tiene de sacar dinero- del antidopaje.

Sufriendo mucho en el Saunier
Falta un explícito "¿Cómo está usted, David Millar?", sustituido para empezar por un por qué escribió su libro, ya reseñado aquí. Atentos a la respuesta: "pensé: “Si escribo el libro ahora, tengo que estar a la altura de lo que escriba, porque sigo en el pelotón”". Claro, esa es la clave: como sigo en el pelotón, no cuento nada del Garmin, muy poquito del Saunier y me quito mis años mozos -eh, que yo no he ganado siempre dopado, tengo una Edad Dorada de joven donde ganaba a megadopados con el hematocrito al 40%- y algunas otras cositas por aquí, por allá.

"Tengo que estar a la altura". ¿Qué se puede creer de este personaje? Yo jamás me creí su retorno limpio, el propio Arribas publicó por aquel 2006, a raíz de su victoria en una crono de la Vuelta a España, que lo llevaba Cecchini...Ya, estás a la misma altura a la que te fuiste: ya no quieres ganar el Tour (It´s Millar time) pero tampoco te quieres arrastar a cola del pelotón, como Sella, Valverde, Di Luca u otros corredores con tu misma parábola deportiva.

Es tan abanderado del antidopaje que, sobre el tema Armstrong -recuerden que el cowboy copatrocinó junto a Trek un libro de ensalzamiento propio que se regaló con revistas de ciclismo hace muchos años, donde Millar tenía la condición de heredero del yanki- dice que no se pronuncia. "No llego a entenderle del todo". Claro, David, claro.

"No se deben imponer inhabilitaciones de por vida si es la primera infracción" Claro, David, claro. Ambos llegan al mito actual consistente en lo que Arribas plasma en una frase propia de periodismo/cinismo, del que es un consumado maestro: "puede significar dos cosas: o que sigue haciendo lo de antes y miente o que el ciclismo ha cambiado y estando limpio se puede estar al primer nivel".

De cuando cruzaba la muga
¡Evidentemente! Y con los mismos rendimientos: se quita el gluten, se pone un condón a los cascos, se queman los monos de contrarreloj, y eso iguala lo que se consigue con la EPO, subir puertos a 26 km/h, o convertir a rodadores en escaladores, de Padrnos a Knees. Y todo por llevar buenos hábitos al alcance de todos: de ciclista del montón a dominador de todas las especialidades. Y no estoy pensando en Froome, uno de los abanderados del "nuevo ciclismo". Anglosajón.

"Como nos metimos en este deporte más tarde, hay una actitud moderna y unas técnicas modernas. Y estos atributos resultan muy útiles en el ciclismo moderno, que es limpio", dice Millar, siguiendo la línea argumental. Sí, han contado bien, dice hasta tres veces la palabra "moderno". Y combina muy bien con "actitud" (¿?), "técnica" y "ciclismo". También con su personaje.

Arribas le pregunta por su confesión religiosa, y como recibe un cortante "protestante escocés" -en Edimburgo hay un sitio llamado ChurchHill donde en cada esquina hay una iglesia de una confesión diferente, un buen ejemplo de la pluralidad religiosa en Escocia, algo difícil de entender para el católico castellano viejo Arribas- le suelta igualmente su hipótesis, leída en algún lugar que no es este, que se podría resumir en un "Ética protestante, espíritu menos dopador".

El único pellizco que suelta Arribas a Millar es que no cite en su libro a su médico dopador español -lo digo yo: Jesús Losa-, pero ¡él tampoco lo dice!, a pesar de que hubo juicio en Francia y su nombre aparece en los documentos, además de que fue el propio Millar quien lo delató. Estas son las condiciones: vamos a hacer como que hablamos de dopaje porque presentas tu libro, pero vamos a hablar de lo mismo de siempre. Sin nombres, sin decir nada, vamos a vender una historia de ascenso-caída-redención, que mi redactor-jefe dice que quedan muy bien en el periódico de los domingos, cuando se lee en pareja.

"Periodismo rima con cinismo". En español arribiano. No vamos a citar a Jesús Losa, pero vamos a decir que el ciclismo ha cambiado cuando los médicos de entonces son los de ahora: ninguno ha cambiado de profesión, ninguno, porque no han tenido ninguna necesidad. Ni siquiera tienen que salir a buscar sus clientes: como ha dicho Pozzato sobre Ferrari, son tan famosos que llegas a ellos a ciegas. Y a tientas, después de probar todo.

Con Botero, "un tipo magnífico"
"Es una pena que Italia y España hayan adquirido una reputación tan mala porque en realidad eran solo unos pocos médicos los que lo estaban haciendo. Pero se podría decir que eran los mejores", dice Millar. Y lo dice cuando su actual equipo está, casualmente, radicado en Girona, escenario desde los tiempos de Armstrong de algunas de las transformaciones más milagrosas en el ciclismo. Girona es España, aunque Andorra no lo sea.

Dentro de su relato autoconstruido, "yo decidí dejar de doparme en 2003, después del Mundial, y luego me di cuenta de que había tomado la decisión correcta cuando me enteré de la muerte de Pantani y de Jiménez". Cuando registraron su casa a raíz del llamado caso Cofidis -ya habían caído los polacos de su equipo y Gaumont, pero él seguía callado- iba a ir a tope a por el Tour 2004, a pesar de que ahora diga que dejó el dopaje tras ganar el Mundial CRI de 2003, título del que fue desposeído.

Ahí aprendió Millar: no voy a decir que voy dopado desde que empecé a correr, que me quitan victorias, una táctica seguida por todos los de su calaña. Recuerden que Roberto Heras tiene tres Vueltas, para que crean en ellas sus seguidores bejaranos."Porque hayan cometido un error, no se les puede encasillar en dicho error de por vida".

Existe otra vida fuera del ciclismo, pero si algo demuestra la lucha antidopaje es que la mejor medida es la sanción de por vida ante el primer positivo. Así nos ahorraríamos tener que aguantarte a tí y al periodista que te utiliza para contar su propia historia de su profesión entendida como un ejercicio de cinismo. Y como existe otra vida fuera del ciclismo, que se la busquen, pero que no vuelvan al ciclismo.

"Creo que hubo una época en la que los periodistas no querían saber la verdad, no indagaban lo suficiente, y eso también formaba parte del problema: que había cierta negación en todos los niveles del deporte, desde la UCI hasta los propietarios de los equipos, los patrocinadores, los periodistas…" ¡Y es David Millar el que dice esto a Carlos Arribas! No puede haber mejor epitafio: este deporte no tiene remedio.
***
La etapa del 14 de julio en el Tour fue absolutamente preciosa. La carrera llegaba a la zona de Sette -la más turística por masiva del Mediterráneo francés- por carreteras junto al mar, lagunas marinas, bungalows y una espléndida realización televisiva. El infatigable Morkov se escapó una vez más y fue neutralizado en la subida al Mont St. Claire, un peñón no muy pronunciado que parece un gigante en un paisaje dominado por la cota cero del mar.

Poco antes se había descolgado Valverde, desentendido por completo de la batalla por delante. Y eso que la etapa le favorecía. La subida separó al grupo y hubo una espléndida persecución por parte de un increíble Lotto -pasaron a cinco corredores por delante- a la peligrosa pareja de Albasini y Vinokourov.  Poco antes del repecho final, atacó Luis León Sánchez, con fuerza y categoría suficiente para llegar, pero el propio Wiggins encabezó la persecución.

El británico superó al murciano mientras este realizaba aspavientos desaprobando su actitud, que el nefasto Duo Cómico de TVE no supo o no quiso interpretar correctamente: "le estaba indicando que le superase por la derecha". No, lo que el joven Liberty decía era que estaba hasta las narices del dominio acaparador del Sky, y lo corroboró en meta: "Lo quieren ganar todo". Lo mismo dijo Roberto Heras de Pantani en el Giro 1999.

El UkPostal mejora a su modelo del UsPostal: Armstrong nunca lanzó un sprint en sus años victoriosos, pero Wiggins quería hacerle un favor a Boasson-Hagen. Inútil: el noruego sólo fue tercero, superado por Sagan y por Greipel. El eslovaco, más veloz, perdió la etapa por no dar ese último golpe de riñones propio de los sprinters, cosa que si hizo Greipel para obtener su tercera victoria de etapa. La actitud del Sky empieza a cargar a todos, incluso a alguien tan pusilánime como SMS Sánchez.



16 comentarios:

eduquin dijo...

Una de las peores cosas del ciclismo moderno es la desaparición de la diferencia entre rodadores y escaladores. Hace unos años en una étapa como la de ayer, los rodadores habrían metido un capazo a los escaladores y éstos la habrían tenido que intentar recuperar en etapas con la de Foix.
Pero como ahora los culogordos suben las paredes como si fueran colombianos, pues todo es mucho más tedioso...

Encuevado dijo...

Con lo bonito que es el recorrido de este año y como se lo está cargando el Sky.

Por cierto, ayer SMS le dejo un twitter al señor patillas como pidiendo perdon por osar recriminarle algo, que el patillas tenia derecho a hacer lo que le plazca, en tono irónico claro.

Estaría bien que lo unieras al final donde hablas del tema.

Saludos y gracias por el blog

pitista parisino dijo...

Muy buena la etapa de ayer :
- fuga en la fuga
- viento y abanicos
- un respecho bien colocado
- una llegada complicada

Pues eso es ciclismo. Sin mega-puertos. Ciclismo puro para verdaderos aficionados. Un dia de fiesta...

Anónimo dijo...

El patillas y su equipo se están ganando el "cariño" del pelotón. Solo le falta un numerito al estilo del cowboy con Simeoni. Son ya muchos enemigos y eso en ciclismo no es bueno. A ver si hoy se mueve alguno de los gallos y les hacen sudar un poco a los sky. Imaginad un pinchazo o una avería de Wiggin a mitad de puerto como Andy hace dos años, ¿creeis que álguien le iba a esperar? Lo dudo, por mucho que sea el líder...

Chewaka. dijo...

Ayer pensaba que si Sky no llega a llevar a Cavendish y completa el equipo con Geraint Thomas (centrado en los JJOO), Urán y Henao p.e. habría sido curioso ver a 8 tíos del equipo del líder coronando juntos un HC (porque esos 3 suben más que Porte o EBH)

guiñapo dijo...

-CARLOS DE ANDRES:"Pero que malo Pierre Roland que se ha aprovechado del pinchazo de Cadel Evans! Estos franceses..."
-PERICO:"Claro que si pero la culpa de todo la tienen los vascos malos que tiran chinchetas a la carretera".
-CARLOS DE ANDRES:"hoy si hace falta jugamos al veo veo y estiramos el chiclé pa retransmitir el podio que ha ganado un español".

Anónimo dijo...

Imaginemos a alguien que no entiende de ciclismo, no lo sigue habitualmente y lee que este señor se dopó, lo admitió y ahora gana limpio. Como le explicaríamos lo mejor posible para que lo entienda bien y con datos (que no parezca manía personal o ser malpensados) que esto es falso ?
Saludos

Anónimo dijo...

Despues de la pantomima de hoy del sky y el peloton, empiezo estar hasta los .... de este equipo y de su lider.
Al cual me gusta llamar cariñosamente Bradley in the Sky with Diamonds"

Bradley in the Sky with Diamonds dijo...

Por cierto algo que casi se me olvida, un ole por Rolland en el sentido que fue el unico que desafio al SkyPostal y trato de hacer algo por la etapa, por los espectadores y sobretodo por si mismo.
P.D. Aun siendo consciente de que su equipo esta siendo investigado, hoy he deseado que llegara lejos y abriera diferencias.

Anónimo dijo...

No me parece justa la comparación Pardnos-Knees, Knees ha hecho top-10 en Suiza, en Dauphine cerca (13º), hizo 20º en un Tour, y en un equipo como Milram, que no me parece que fuera de los mas sospechosos, creo que el nivel que está demostrando no es nada extraordinario con respecto a años anteriores.

Manolo Tusinu II dijo...

Entonces Sergio no recomiendas para nada el libro de Millar??? Joder, yo q me había hecho ilusiones...

Anónimo dijo...

L.L. Sánchez. Cuatro etapas en el Tour, un buen palmarés y una gran lectura de los finales de carrera, como hoy. Pero eso no es lo que más impresiona en él. Lo que más impresiona es que haya sido capaz de pasar por varias Operaciones de la Guardia Civil sin que le rocen. Mientras algunos de sus compañeros de consulta médica han ido cayendo, aunque con más o menos retraso, él es un superviviente en una tabla de madera, el resto de un naufragio.

Contador se queja de dos controles en menos de 24 horas. Es normal que se los hagan. Operación Puerto,Pepe Martí. clembuterol...Hay que impedirle que vuelva a recaer y los controles constantes son un buen recordatorio.

Declaraciones de Guimard a L'equipe el sábado: "Hace tres o cuatro años Ferrari o Fuentes movían los hilos. Cada uno tenía sus corredores, sus clanes y estos clanes maniobraban en el interior del pelotón, al margen de los equipos" Eso explica algunas alianzas que se veían entre corredores rivales, que los periodistas explicaban por el buenismo de sus protagonistas.

Salva dijo...

No he podido parar de reírme mientras leía la entrevista.

Interesante lo de llamar anticuados al estilo español e italiano y llamar novedoso y moderno al estilo anglosajón, ¿la epo ha dejado de ser lo mejor? me da la sensación de que se puede traducir algo así.

Anónimo dijo...

Me paso a Fred Perry??? es que yo siempre he sido de Lacoste...

Javier Belloso Martinez dijo...

Este es el nuevo ciclismo, donde los que reconocen abiertamente haberse dopado ganan y donde los que estan bajo sospecha lo mismo.

Entre eso, los problemas de rodilla del Europcar y las patillas de "Guigiins"... vaya tour pestosillo que estamos viendo.

Si no fuera por Sagan... esto se pareceria al giro.

Un saludo

Ivan Crespo dijo...

Me parece, que como aficionado, te gusta el ciclismo pero odias a quien lo practica de manera profesional por motivos justificados.
Eso empatiza con mucha gente y de igual manera, estoy de acuerdo contigo en una cuestión aún mas importante,
cuando expones las mismas carencias en nuestro periodismo... no solo deportivo.
Tu blog es un canto al enterrar la inocencia, a que el fin no justifica los medios. A señalar las faltas, sin motivos aperentes de nigún interes.
Por ahí se empieza a crecer como sociedad, algo de lo que andamos muy faltos, cuando rascas las apariencias.
Empatizo con mucho de lo que escribes.
Decía el cantante: cuando compres un caramelo, ten cuidado de que venga en su formato original.
Un saludo.