Desde el 7/06/2013 en www.ciclismo2005.com

04 diciembre, 2012

Se retira el mejor en lo suyo, uno de los mejores de siempre

Como habrán podido comprobar, estas últimas semanas los medios generales, los deportivos y los especializados han estado llenos de artículos sobre la retirada de uno de los mejores ciclistas españoles de todos los tiempos, el mejor en lo suyo, y uno de los más grandes de la historia en sus pruebas.

Óscar Freire se ha retirado, e incluso los irreductibles y confesos fanáticos del corredor cántabro ya hemos abandonado cualquier esperanza de que el próximo uno de enero se ponga de nuevo un maillot. Y pensándolo fríamente es lo mejor.

Óscar Freire se ha retirado y nadie parece enterarse. No hay ningún otro deportista español de un deporte de prestigio y arraigo que haya sido tres veces campeón del mundo de su especialidad, y su retirada ha sido en la sordina que ha acompañado a su excepcional y longevísima carrera. Nada nuevo, pues salvo los excepcionales destellos mediáticos con alguna de sus grandes victorias -y no siempre-, Óscar Freire siempre ha sido un extraño en su país, algo que ha lamentado en el momento de su retirada.

En este país que se lamentaba de parir de tanto en tanto un deportista de nivel mundial y categoría excepcional, nos hemos acostumbrado tanto al éxito artificial y sobrevenido que la trayectoria deportiva de Freire obtiene menos titulares que otros deportistas con muchísimos menos méritos deportivos, porque ¿alguien duda que si el cántabro hubiese desarrollado su carrera en cualquier otra década sería un mito del deporte nacional?.

No merece la pena lamentarse por ese escaso reconocimiento. Ya se sabe que aquí somos enemigos del talento, y que si Freire ha ganado tres veces el Mundial es porque no valía para ganar el Tour. El tiempo agrandará su carrera, porque no tiene ningún sucesor, de la misma manera que tampoco tuvo nunca un referente en toda la historia del ciclismo.

Una carrera que empezó de una manera extremadamente asimétrica. Freire fue hasta 2004 un corredor que  tenía 28 años y seis temporadas de profesional con apenas un puñado de victorias en etapas y dos momentos descollantes: nada menos que dos Mundiales, honor sólo compartido con otros seis corredores en toda la  historia del ciclismo.

A esa descompensación de palmarés en la primera parte de su carrera contribuyó sobremanera su historial plagado de lesiones (prácticamente en blanco las temporadas 1999, 2001 y 2002), equipos que no confiaban en sus posibilidades -y eso incluye la primera temporada en Rabobank, en 2003- y competir contra rivales que jamás llegarían a nada, pero que entonces volaban.

Se puede decir que Freire empezó a construir la casa de su palmarés por el tejado, y aún así la estructura nunca llegó a tambalearse. Incluso en esta última temporada, compitiendo con 36 años, ha demostrado un nivel competitivo y cualidades que raras veces se ven en el ciclismo, demostrando que tenía piernas para más.

Sin embargo, el propio ciclista dijo en 2007, cuando se retiró su compañero Boogerd, que no entendía por qué se retiraba, si había andado mejor que muchos jóvenes. Lo dijo con una sonrisa maliciosa. Retirarse a tiempo es siempre una victoria -en el ciclismo actual gerontocratizado sin explicación aparente detrás, quizás la más importante-, y Freire quizás lo hace un poco tarde, pero dejando un buen sabor de boca que no había podido dar en 2011, un año torcido por las lesiones.

Quizás hayan sobrado estas dos últimas temporadas, con su terca insistencia en un Mundial que ya no podía ser suyo -y mejor así-, y tras haber logrado en 2010 en Tours la única victoria dentro de sus posibilidades que se le resistía. Da un poco igual, porque un poco de Freire era mucho más de lo que podían ofrecer otros ciclistas, y al final su palmarés ha quedado muy coherente: en los dos últimos años ha sumado cuatro victorias, consistentes en tres etapas en Andalucía y una en Australia, confirmando en el final de su carrera la asimetría entre su palmarés real y los objetivos que se planteaba.

Yo me quedo con este Freire de 2012, agresivo y al ataque, inventando nuevas modalidades de derrotar a rivales más poderosos o corriendo en su terreno: en Gante, en Harelbeke, en esos malditos 50 metros finales del Cauberg en la Amstel o la fuga de todo un día en el GP de Fourmies. Y claro, también me quedo con su extraordinario palmarés, donde refulgen con igual brillo algunas victorias menores -y derrotas- con sus éxitos más recordados, nada menos que diez: Tres Mundiales, tres Sanremo, una Gante-Wevelgem, una París-Tours, una Clásica de Hamburgo y un maillot verde en el Tour.

Pero todo eso será en los dos siguientes post, una especie de Opera Selecta de Óscar Freire. Ya me gustaría a mí escribir la Opera Omnia del iniguable ciclista pero, como he intentado explicar al inicio del texto de hoy, no creo que le interesase a nadie, ni siquiera al propio protagonista. Eso no le hace ni mejor ni peor que otros, simplemente nos hace peores a nosotros, que hemos sido contemporáneos de uno de los mejores ciclistas de la historia en lo suyo y todavía no nos damos cuenta que ya no volverá.
***
López Cerrón será el nuevo presidente de la RFEC. Aunque no me interesan los temas federativos -y ahí está el archivo del blog para comprobarlo-, considero que su elección aportará una dosis extra de entropía y  decadencia a este renqueante deporte. Estamos hablando del que fue segundo de Mínguez en Amaya y Vitalicio, dos equipos llevados por Eufemiano o, sin ir más lejos, del que llevó el solomillo a Contador, el aspecto que más han destacado más allá de los Pirineos.

Por cierto, posee una empresa de vallas publicitarias con intereses en el ciclismo, empresa en la que participa Contador. A mí me parece un conflicto de intereses evidente. Nos esperan tiempos divertidos y tristes al mismo tiempo.
***
Contador, un experto en la materia, vuelve a la práctica del "donde dije digo, digo Diego", esta vez para aclarar sus amenazas y presiones para que el Saxo Bank entre en el World Tour. Estas cosas pasan cuando eres bastante arrogante, tienes un jefe de prensa para decorar y que no habla inglés y bueno, estás acostumbrado a que la prensa de tu país sea un coro de rocieros que no van a cuestionar tus palabras.

De paso dice que no le gustaría alargar mucho su carrera deportiva, pero ya verán como tenemos Contador para rato. Y todo esto en la presentación de otra marca de prestigio que quiere asociar su nombre a la imagen pública del vegetariano sobrevenido: después de Flex, ahora es el turno de Time Force, relojes de gama baja y poligoneros. Con ese nombre...

Federer lleva muchos años siendo la imagen de Rolex, no se si me explico.
***
La organización traslada, a partir de 2013, la Sanremo y el Lombardía al domingo. La cuestionable medida se justifica de manera estúpida: que todas las otras grandes clásicas son en domingo -pero la Sanremo es más grande que todas ellas-, que hay mayor seguridad vial, mayor cobertura televisiva -lo dudo, los domingos están llenos de otros acontecimientos deportivos- y que se pueden hacer actividades paralelas para los aficionados.

Yo he visto Sanremos en directo y en el lugar, y les aseguro que hay cuatro gatos. Sanremo está demasiado lejos y demasiado mal comunicado de muchos sitios. No se qué pretenden, además de cargarse la tradición.
***
El Lampre, cuya temporada 2012 ha dado pena, quiere salir del agujero a su manera. Ha fichado a Richeze -suspendido dos años por dopaje, un sprinter argentino cuya mejores victorias son por descalificación por dopaje de Petacchi y en 2007- y ahora a ¡Michelle Bartoli! como preparador. El ex-ciclista, cliente de Eufemiano Fuentes bajo el código "Sansone", jamás ha dejado el mundillo, acogiendo a ciclistas del este en su red de pisos en Pisa y alrededores: ahí vivía Gusev cuando bailaba sobre el pavés y sobre las montañas alpinas, habilidades que ha perdido después.
***
El Mundial de Ponferrada 2014 será el peor de la historia: su gestación, su adjudicación, su parto renqueante, su todo...incluyendo las cuitas pueblerinas.
***
Por su parte, S. Sánchez anuncia que le gustaría dejarlo después de los JJ.OO de 2016, cuando tendrá la provecta edad de 38 años y 18 de profesional. Toma como ejemplo a Vinokourov, claro. Ese ejemplo. Hace año y medio, cuando le preguntaron en la radio por el Mundial de Ponferrada 2014, no estaba muy seguro de llegar. Y seguirá mejorando año tras año, por supuesto. Del resto de la entrevista destaco estas declaraciones genuinamente propias y encabezada siempre por un imaginado "he logrado":


  • (sobre la Itzluia): "siete victorias de etapa, cuatro podios, con una victoria, un segundo y dos terceros"
  • "En Flecha Valona ya estado dos veces en el podio [y no tengo ninguna espina clavada]
  • "La Amstel me gusta y me encanta. Siempre tengo mala suerte y no he podido estar donde me gustaría estar". En el podio, claro
  • "Y Lieja pues sería bonito un podio, llevo cuatro en Lombardía, que es un monumento, y me gustaría tener uno aquí"
  • (sobre el Mundial): "ya lo he demostrado, una vez cuarto y dos veces sexto"

18 comentarios:

Anónimo dijo...

Creo que hay una errata y que la frase debería ser "donde dije digo, digo Diego".

Anónimo dijo...

Un grande

Ha estado en equipos mas que sospechosos pero nunca ha rendido diferente a lo que se esperaba de él

Y sobre todo es alguien que ha tenido un discurso diferente al resto

Se le puede atacar de diversas formas porque todos somos humanos y fallamos, pero nunca ha sido incongruente en sus formas y declaraciones

Genio y figura, solo el tiempo podrá ponerle en el sitio que le corresponde en el imaginario popular


Anónimo dijo...

Jo, con la cantidad de puntos negros que tiene la carrera de Freire (Banaka, Vitalicio, ganar un mundial "viniendo de la playa", el inexplicable 2012, su rendimiento guadianesco en gran parte de su carrera, etc.) te daría para una serie de posts cojonuda. Lástima que sólo (muy probablemente) vayas a parir una hagiografía

Anónimo dijo...

Aún recuerdo cuando salté hasta mitad del salón tras el golpe de riñón de Freire en la San Remo de 2004.

Su puede ver la volata a partir del minuto 44 del siguiente video, http://www.youtube.com/watch?v=IZXBhILQtNc

La última vez que me puse nervioso viendo ciclismo fue en la Amstel de este mismo año. Qué agonía, ¡por dios!

Que grande Óscar.

Un saludo, Aitor

Anónimo dijo...

Y la gran foto:

http://cobblesandhills.com/wordpress/wp-content/uploads/2012/03/Milan-San-Remo-2004.jpg

Un saludo, Aitor

Anónimo dijo...

Y lo que ya es la leche es que cuentes como victoria el maillot verde del Tour, cuando, por ejemplo, no cuentas como tal el de la montaña de Samuel Sánchez (vale que este último no lo viste ningún corredor digno desde Tony Rominger -digno por la manera de pelearlo, claro, que ya sabemos todos quién era el médico del suizo-)

Garrote dijo...

La verdad es que lo de López Cerrón es deprimente, pero casi que me alegro de que Óscar Freire no sea seleccionador. Creo que sería mejor que eso pasara dentro de unos cuantos años.

Sergio ciclismo dijo...

Gracias por vuestros comentarios. Anónimo: siempre me hago un lío, lo he puesto como dices, gracias.

Anónimo: lo has adivinado, una hagiografía. Hablar del Banaka, cuando nunca he hablado del campo aficionado, me parecería de mal gusto.

Aitor: a mí con la París-Tours de 2010. La foto es una de las mejores de la historia del ciclismo: por la carrera, por el derrotado, por el momento...

Anónimo: tienes razón, el maillot verde no es una victoria, debería haber puesto "logro" o algo así.

Garrote: opino lo mismo.

ciclismo urbano dijo...

Está claro que si eres ciclista y español o ganas unos cuantos tours o vas tu existencia va a pasar de puntillas por la mayoría de la prensa.

Anónimo dijo...

Sergio,
me alegra saber que "confías" en algún ciclista, debe ser que te estás haciendo "mayor", que no viejo!
Pero te voy a aportar algunos datos que seguro conoces.
Freire ha sido justamente un corredor de los butrones y madrigueras.
Me explico, en el famoso equipo (2003?) del no menos famoso Mínguez (y Cerrón) (casualmente Presi actual de la Española) vino de la playa y ganó su Mundial en Verona. Para ganar un Mundial hay que hacer más de 280km y a algo más del "treno" sprintar con 2 pares de ... y Ganar!! Sus directores de Vitalicio (no sabían si estaban viendo visiones) alucinaban, pues al chico le tenían tan apartado que ni le llevaban a las carreras. (Eso le dió pié para "preparar" el Mundial con provecho).
Los años posteriores al "descubrimiento" de la "piedra filosofal" han hecho que este corredor sea justo eso, un corredor de altibajos (pocos alti y muchos bajos) que no ha hecho más que retirarse en la mayoría de las carreras que se ha presentado salvo en las 2-3 que le interesaban, la mayoría de 3ª fila, y que le interesaban (a él, no al equipo que le pagaba todo el año).
Por otro lado, y siguiendo el "modelo" ibérico de nuestros políticos, banqueros y empresarios, que exportamos a nivel mundial, se pasaba el año "pagando" en Suiza (evadiendo impuestos), "entrenando" en Italia (con Ferrari & company), y "corriendo" para España (con Antequera y demás comparsas), a pesar de cobrar del equipo de turno casi siempre tan "creibe y poco sospechoso" como él mismo: Amaya, Vitalicio, Rabobank y Katushia.
Para que lo incluyas como portada en su Hagiografía!!!
Y ahora de nuevo Felicidades Sergio, porque hasta tú crees en los Reyes Magos!!
Giante

Gonzalo González dijo...

¡Qué risa! ¡El maillot verde como una de los mayores éxitos de Freire!. Después de la tabarra que has dado con que el mailot de la montaña de Samuel no se considera victoria profesiona1. ¡Jajaja! Eres el mejor, pero no te olvides de la medicación ;-)

Un saludo

Sergio ciclismo dijo...

Gracias por vuestros comentarios. Giante: ya no creo ni el buey ni en la burra, como para creer en los RR.MM.

No veo esos butrones. Tras ganar el Mundial, se fue al Mapei, al que en el año 2000 no le hizo ningún butrón. El Mundial precisamente por ser un desconocido. Si sólo hubiese ganado eso, como Vainsteins o Astarloa...

Sus directores de Vitalicio lo apartarían como dices tu porque jamás tuvieron un sprinter...en el caso de Mínguez, sólo concebía el ciclismo con escaladores y una cosa que el llamaba "emboscadas", que nunca supe muy bien que era.

Tu tercer párrafo es demencial y no merece la pena contestarlo.

Freire puede demostrar que pasa seis meses y un día en Suiza para ejercer su trabajo, que es lo legal para declarar ahí y no en España. Si yo tuviese una profesión que se que me va a durar hasta poco más allá de los 35, pero que si la aprovecho bien en términos fiscales me permitirá no preocuparme por el dinero en el resto de mi vida, también lo haría.

Es distinto a evasión de impuestos, pero no lo voy a explicar aquí.

Gonzalo: lo del maillot verde ya lo he explicado más arriba, tendría que poner "logro". A lo mejor te ayuda a abrir miras que ningún español lo había conseguido antes, ni ningún español después tampoco (esto lo vas a poder leer en 2020 y seguirá teniendo vigencia)

Del premio de la montaña que tanto te gusta, hasta Egoi Martínez quedó segundo un año, para que veas que mierda de competición es.

FabrizioCiclismo dijo...

El post es hermoso Sergio, cuando escribes de Freire solo hay que sentarse a leer. Eres un crack.
Que decir de Oscar, nunca me voy a olvidar los sprints en SanRemo 2010 y de la Tours 2010 fueron los últimos de entidad, seguro hay mejores pero estos me mostraron la real dimensión de un corredor único como Freire.
Eso sí, una petición no manches los posts que siguen de Freire con noticias insulsas de Contador y Samuel, no lo valen.

Anónimo dijo...

tu a que has votado en la encuesta que has puesto? tengo verdadero interés un salud.Enhorabuena por el blog como siempre te digo y GRANDE OSCARITO!

Anónimo dijo...

Sergio, si no te conociera, diria que has tenido un orgasmo mientas escribias el post de Freire,y te lo digo, te has pasao tres pueblos estimado bloguer.

No se puede tener una mano muy larga y la otra muy corta, perdon, como poder se puede, pero no queda bien el traje.

Dudo de el grado de parentesco que te une a Freire, pero a juzgar por tus alabanzas a este corredor, cualquiera podria decir que es tu primo(grande Cantabria), es más, seguro que guardas algun maillot suyo firmado como pieza fetiche en algun cajon de casa.

Te guste o no mi opinion, todo lo que escribo lo escribo sin acritud, y he de confesarte que he recibido de tus post informacion de alto valor deportivo y extradeportivo del ciclismo que ningun otro medio nacional se ha dignado a publicar, por ello quiero mostrarte mi merecido respeto a tu trabajo, hasta hace poco altruista, ahora veo que ya incluyes publicidad de grandes marcas de ventas online,era de pronostico, y seria de genero tonto rechazar ese tipo de ofertas.

A lo que iba, en cuanto al tema de Freire,a juzgar por los comentarios al post, como puedes comprobar, tus lectores, esos a los que alimentas, te estan diciendo que no cuela Sergio, que por mucho que nos quieras vender a Freire, no cuela, que sí, que ha ganao muchas cosas, ¡¡un monton¡¡, pero tambien las ha ganao Contador,Valverde, etc..
o todos moros, o todos cristianos, pero no vengas a contarnos milongas de patio de colegio por que ya no cuela.

Saludos

AA

Sergio ciclismo dijo...

Gracias por vuestros comentarios. AA: ¿Grande Cantabria? Creo que esa nota ya explica todo.

Anónimo dijo...

Vamos a ver vayamos con los hechos.
La frase textual dice:
"donde refulgen con igual brillo algunas victorias menores -y derrotas- con sus éxitos más recordados, nada menos que diez: Tres Mundiales, tres Sanremo, una Gante-Wevelgem, una París-Tours, una Clásica de Hamburgo y un maillot verde en el Tour."

Me parece que se cita el maillot verde del Tour como éxito. No como victoria profesional que no lo es.

Freire es el mejor corredor de clasicas de la historia de España. Para encontrar a alguíen parecido nos tenemos que ir a Miguel Poblet.Otro auténtico genio aislado, 50 años atras, que sigue manteniendo bastantes records en el ciclismo español, y cuya entrada en wikipedia es más amplia en inglés que es castellano.

Freire tiene 11 exitos deportivos, que valen por toda una carrera profesional. Yo añadiría las flechas de Brabante

Al contrario que otros corredores sus logros no se basan en exhibiciones extremas de resistencia, sino en algo tan dificíl como la inteligencia en carrera y la táctica.

Ganar una clásica es muy dificil, porque hay muy poco margén de especulación, todo es aqui y ahora, y se basa en una cadena muy larga de decisiones acertadas. Otras cosas tienen mérito, esto es MUY COMPLICADO.

Que Freire tiene puntos discutibles o criticables, esta claro, como todos nosotros. Me temo que se está confundiendo la animadversión por Freire con la animadversión por el autor.

Si bien ni esta temporada ni la pasada han tenido grandes victorias en su palmarés, ha tenido momentos gloriosos (AGR 12) y grandes errores (CPH 11), y yo como aficionado lo que busco es que haya buenas historias que contar de las carreras, y Freire las genera cuando corre para ganar.

Esto es algo que tienen muy pocos corredores en el pelotón.

Edu

Gonzalo González dijo...


Del maillot verde que tanto te gusta, hasta José Joaquín Rojas quedó segundo un año... !jajaja!

Gracias por el post de todos modos, Sergio, coincido en que se ha ido un grande, y que le echaremos mucho de de menos.

Saludos