Desde el 7/06/2013 en www.ciclismo2005.com

19 julio, 2006

Otro ciclismo, otro Tour, una etapa para la Historia

Si intentase hacer una narración lineal de todas las cosas que han pasado en la etapa no acabaría nunca, porque hay días en que la carrera se densifica, se llena de detalles en principio intranscendentes y después todo estalla. “Gracias por hacer que pasen cosas”, decía agradecido un emocionado Carlos de Andrés y un superexcitado Perico, sufridores ambos del Armstrangnato, de la era de los corredores-cyborgs, de las etapas de montaña que se solventaban con una línea. Hoy hemos visto un ciclismo que estaba hibernado, esperando a que una autoridad judicial acabase con los superhombres que lo habían secuestrado, que devolviese este maravilloso deporte a los aficionados, con una etapa para el recuerdo.

En el km. cinco de la carrera, al inicio del Galibier, se escapó el auténtico héroe de la jornada (no se dejen llevar por patriotismos, que el ciclismo gusta por encima de las nacionalidades), un extraordinario Michael Rasmussen. El danés ha hecho 180 km. de fuga por lo más granado de los Alpes, sentenciando la clasificación de la montaña y sumando una muesca a su palmarés de fugas en solitario, donde ya brillaba la increíble victoria de Mulhouse en 2005. Al principio le siguieron Casar y Valjavec (el Lampre se merece ya una victoria), pero no pudieron seguir el ritmo del danés, que coronó la Croix de Fer con 8´ de ventaja, para después ganar la etapa en La Toussuire por 1´41”. A este ataque inicial intentaron responder una serie de corredores, algunos creíbles y otros pálidas sombras de un ciclismo que ha sido barrido: esos Rubiera, esos Popovych que veían como no reducían la diferencia, que incluso iban para atrás. El primer Discovery en meta ha sido Azevedo, a 7´55” del vencedor, pero hoy la crónica sólo la merecen los protagonistas.

El equipo del líder intentó controlar la carrera como pudo, e incluso neutralizó un ataque de Cunego con Vila poco antes de coronar el Galibier, cuando antes habían dejado escaparse a veintimuchos corredores. Mal síntoma. Sin embargo, todo parecía que se podía disimular tras una decepcionante ascensión al Glandon-Croix de Fer: un tímido intento de llevar la situación por parte del CSC, mucho T-Mobile adornando y al final del puerto el ritmo marcado por Sylvan Calzati. Con decir que hasta Moncoutié se permitió el lujo de atacar...el único favorito que se movió, y lo hizo muy bien, fue un Leipheimer que llegó a contar con 3´ de ventaja en las durísimas rampas finales del puerto con nombre de parte del cuerpo humano. Eso hizo que el Caisse d´Eparge tomase las riendas del descenso con un Zandio inspiradísimo, en lo que parecía que era una maniobra para defender las opciones de Pereiro al podio, seriamente amenazadas por el ataque del americano del Gerolsteiner. El navarro impuso un ritmo trepidante y una ascensión al Mollard sin ningún tipo de descanso, algo que fue clave para la resolución de la etapa.

El descenso de este último puerto no fue tan complicado como pareció en la Dauphiné (esa mítica escapada con Valverde, Sevilla, Mayo y Arroyo) y los favoritos se plantaron en las rampas del inédito La Toussuire en un paquete homogéneo, en la que destacaba la presencia de cuatro Ag2r (¡qué equipo se había preparado Cara de Mármol para su asalto frustado al Tour!) y cinco T-Mobile. Yo creía que no iba a pasar nada, y más porque Axel Merckx llevaba el ritmo, cuando a 15 km. de meta atacó Menchov y se llevó a su rueda a Pereiro, Kloden y Evans. Landis se fue hacia atrás, y la primera toma de televisión mostró un rostro de polvos de talco y mucho, mucho sufrimiento. En estas cosas del T-Mobile que nunca se entienden, los fugados fueron atrapados por el fuerte ritmo de Rogers, al que hoy si que se le ha visto tirar, pero siempre guardándose algo para quedar entre los diez primeros al final del Tour. Carlos de Andrés y Perico habían recibido la acción de Menchov con una algarabía de “festival, festival” y se quedaron un poco cortados. Como todos, me temo.

Un km. más adelante Sastre hizo una de sus aceleraciones y se fue muy rápido. Con sólo una toma se vio que a Landis le había pillado un pajarón tremendo, de antología, pero nadie salió tras el abulense, que atrapó muy pronto a un fundidito Lepheimer. Pereiro, muy inteligente y magníficamente guiado por Echavarri/Unzue, se quedó a rueda de Kloden, que al fin y al cabo a ese alemán le gusta tirar. Menchov intentó reaccionar un poco después pero también resultó completamente cortocircuitado; aún así, merece todo el reconocimiento porque ha sido el corredor que más ha buscado mostrar las debilidades de los rivales, a pesar de que no las haya podido aprovechar. Cuatro km. para meta y Rasmussen se retorcía por la etapa, Sastre intentaba mantener la coordinación entre respiración y pedaleo, y por detrás ya sólo quedaban Kloden, Pereiro y Evans, que ha hecho su mejor etapa de montaña desde que es profesional. Entre el caos de las cámaras de la televisión francesa que enfocan al Lino-Vasseur-Voeckler de turno, en este caso el sorprendente Dessel, y la serie de hundimientos y cambios de alternativas el último tramo de la etapa pasó volando, hasta el punto de que Sastre llegó segundo a meta pero sólo con 13” sobre Pereiro, brillante tercero arañando la bonificación y metiendo un par de segunditos a Kloden. ¿La media? De lo más normal: 32´5 km/h.

La clave del hundimiento de Landis ha estado en que no ha podido comer en la bajada de la Croix de Fer, en una estrategia ideada y explicada por Pereiro en meta. Sin compañeros, con ataques de favoritos, ha tenido su tradicional día malo. Muy malo. Es difícil que acaba entre los diez primeros tras ceder 10´ en meta. El gallego recupera el maillot amarillo con todo honor y justicia, y cuenta ahora con 1´50” sobre Sastre, que es segundo en la general, y 2´29" sobre Kloden. O mañana le sacan tiempo o la crono de 52 km. del sábado va a ser de infarto. Y de mucho riesgo. El alemán es un soberbio contrarrelojista que ya ganó la Vuelta al País Vasco y la Paris-Niza del 2000 con la cronoescalada final. Pero claro, a ver quien le saca tiempo con el equipazo que tiene el T-Mobile. Antes de que pase esto, habrá que disfrutar con ver a dos españoles primero y segundo del Tour a sólo cuatro días de París. Y con ventaja suficiente para soñar, pero con los pies en el suelo.

En todo caso, ahora Rijs se estará tirando de su escasa cabellera y de por qué no ayudaron al menos un poquito en la escapada de Montelimar. Que las opciones de Voigt no hubiesen disminuido. Y con él esa extraña inteligencia gris, por decir algo, que guía al T-Mobile en sus inexcrutables decisiones tácticas. Aquel día el Phonak regaló el maillot amarillo a Pereiro, pero el resto de grandes equipos puede que le regalasen el Tour.

25 comentarios:

Sergio dijo...

Mañana el post será más reflexivo, no crean que se me escapa el detalle de que Pereiro también ha hecho su mejor etapa de montaña con final en alto(con mucha diferencia) y que es un corredor que en Pirineos se había dejado 28´en una etapa similar.

Al menos servirá para compensar la avalancha de parabienes que se avecinan en la prensa del jueves...

Anónimo dijo...

Me parece muy acertada tu crónica del día de hoy y yo estoy feliz por ver a un paisano mio como Carlos Sastre 2º y con algunas opciones, Víctor Sastre tiene que estar contento. Enhorabuena chaval.

Puede que sea malo pero me alegro de lo de Landis.

Creo que quien ha hecho tambien una buena etapa para lo que nos tenia acostumbrado en este Tour es Damiano Cunego. Tambien podía incluir a Caucholi o a Moreau que se a quedado en las primeras rampas de la tousuire y luego a remontado llevando a Dessel en volandas

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...

Me parece muy acertada tu crónica del día de hoy y yo estoy feliz por ver a un paisano mio como Carlos Sastre 2º y con algunas opciones, Víctor Sastre tiene que estar contento. Enhorabuena chaval.

Puede que sea malo pero me alegro de lo de Landis.

Creo que quien ha hecho tambien una buena etapa para lo que nos tenia acostumbrado en este Tour es Damiano Cunego. Tambien podía incluir a Caucholi o a Moreau que se a quedado en las primeras rampas de la tousuire y luego a remontado llevando a Dessel en volandas

Anónimo dijo...

Me parece muy acertada tu crónica del día de hoy y yo estoy feliz por ver a un paisano mio como Carlos Sastre 2º y con algunas opciones, Víctor Sastre tiene que estar contento. Enhorabuena chaval.

Puede que sea malo pero me alegro de lo de Landis.

Creo que quien ha hecho tambien una buena etapa para lo que nos tenia acostumbrado en este Tour es Damiano Cunego. Tambien podía incluir a Caucholi o a Moreau que se a quedado en las primeras rampas de la tousuire y luego a remontado llevando a Dessel en volandas

Anónimo dijo...

Me parece muy acertada tu crónica del día de hoy y yo estoy feliz por ver a un paisano mio como Carlos Sastre 2º y con algunas opciones, Víctor Sastre tiene que estar contento. Enhorabuena chaval.

Puede que sea malo pero me alegro de lo de Landis.

Creo que quien ha hecho tambien una buena etapa para lo que nos tenia acostumbrado en este Tour es Damiano Cunego. Tambien podía incluir a Caucholi o a Moreau que se a quedado en las primeras rampas de la tousuire y luego a remontado llevando a Dessel en volandas

Anónimo dijo...

Me parece muy acertada tu crónica del día de hoy y yo estoy feliz por ver a un paisano mio como Carlos Sastre 2º y con algunas opciones, Víctor Sastre tiene que estar contento. Enhorabuena chaval.

Puede que sea malo pero me alegro de lo de Landis.

Creo que quien ha hecho tambien una buena etapa para lo que nos tenia acostumbrado en este Tour es Damiano Cunego. Tambien podía incluir a Caucholi o a Moreau que se a quedado en las primeras rampas de la tousuire y luego a remontado llevando a Dessel en volandas

Anónimo dijo...

Me parece muy acertada tu crónica del día de hoy y yo estoy feliz por ver a un paisano mio como Carlos Sastre 2º y con algunas opciones, Víctor Sastre tiene que estar contento. Enhorabuena chaval.

Puede que sea malo pero me alegro de lo de Landis.

Creo que quien ha hecho tambien una buena etapa para lo que nos tenia acostumbrado en este Tour es Damiano Cunego. Tambien podía incluir a Caucholi o a Moreau que se a quedado en las primeras rampas de la tousuire y luego a remontado llevando a Dessel en volandas

Andrés F. Cánovas dijo...

Me ha gustado mucho el post, no debí leerlo hasta hacer mi crónica, pero bueno ya está leído.

Coincido contigo excepto en una cosa. Esperemos a ver que pasa mañana, pero con las distancias tal y como están, yo creo que Pereiro no perdería el maillot en la crono. Estoy seguro de que haría una gran crono, ya que el gallego también sabe andar y mucho en solitario.

Anónimo dijo...

esta es mi mini cronica:

Acabamos de presenciar una jornada histórica de ciclismo..cuando todo parecía encauzado hacia la victoria de Landis, ha reventado completamente en col du Toussiere, pajarón terrible. "El hombre del mazo" le ha hecho perder el Tour. Mientras , Menchov cedía, a Leipheimer también le visitó el señor del mazo, que nunca llama al timbre. Todo ello provocado por el ataque de Sastre(que se ha puesto segundo), el recorrido duro, duro y el enorme calor.
El amigo Rasmussen, tras una fuga memorable, también recibió la misma visita que los anteriores, pero, pese a todo , llegó victorioso en la etapa, aunque completamente fundido en un final memorable. Y el colofón, nuestro Oscar Pereiro, de nuevo "maillot jaune", y con todos los visos de llegar el domingo con ese color, aunque en este grandiiisimo Tour, nunca se sabe...

Esto es el ciclismo: sorpresa, pajaras, sufrimiento, épica, grandeza. Tras 20 años de ciclismo control, VUELVE EL CICLISMO ESPECTACULO.

Quisiera llorar de emoción, pero ya pierdo demasiado líquido sudando. Como ha dicho mi Perico en la retransmisión:

¡¡¡GRACIAS, GRACIAS!!!

jaimeguada dijo...

¡¡¡que etapón!!!

Con pájaras!! que parecía que ya no existían. Me ha recordado (salvando las distancias) al hundimiento de Lemond en el 1991.
Me hace gracia que pensarán T-Mobile y Rabobank después de dejar a Pereiro llegar con media hora jejeje. Coincido con Sergio en que no está ganado, porque en este Tour tan raro hasta en la etapa del viernes puede pasar algo.

Como anecdota decir que el puesto 68 ha llegado a mas de 43 minutos cuando el fuera de control era 40, así que han tenido que repescar a 80 corredores.

Que bonito, con ataques desde salida, y, aunque en la Croix de Fer parece que se enfriaba todo, solo era un respiro lógico. Y yo que decía "que leches hace T-Mobile con 5 corredores ahí sin hacer nada". Pues lo han hecho de libro. Li dejan a Landis en el penúltimo puerto, se junta con un par de compañeros y no le cae tanto. Y mañana otro etapón. ¡¡por favor!! que pongan otra semana mas, que no acabe el domingo...

Me he "descalabrado" en el tropela, pero me da igual jejeje
---------------------------------
Si estará la gente emocionada que un "anónimo" ha escrito ¡¡6 veces!! lo mismo jajaja

Un saludo

Un saludo

Gramont dijo...

A falta de la etapa de mañana, en la que tal como están las cosas puede haber más sorpresas, no viene mal recordar los tiempos de la primera crono individual de este Tour, de 53 km (la del sábado tiene 57 km). Kloden quedó a 1.50 de Honchar, Evans a 1.52, Sastre a 2.11, Menchov a 2.00, Sastre a 2.27, y Pereiro a 2.57 del ganador. Teniendo en cuenta que en la última contrarreloj las fuerzas andan ya muy justas y suele haber más igualdad entre los favoritos (salvo que se tenga un día malo), la ventaja actual de Pereiro sobre sus principales rivales ( Sastre a 1.50, Kloden a 2.29, Evans a 2.56, y Menchov, ya casi descartado, a 3.58)podría ser suficiente para llegar a París de amarillo. Increíble, pero cierto.
A ver que pasa mañana, porque podemos ver otra bonita y emocionante etapa.

Trueba dijo...

Si lo de ayer parecía difícil de igualar o superar, hoy se ha conseguido. Una etapa de leyenda.

Cuando vi a Zandio tirando, seguido de Pereiro, yo ya estaba pensando: Joer, ya le está devolviendo el favor a Landis, trabajando para él y amarrando puesto de honor. Y me tiraba de los pelos con los T-Mobile. Parecía que la carrera se había desinflado tras el increible ascenso al Galibier, con ese pelotón en fila india sufriendo por el viento y un equipo débil como Phonak viéndose desarbolado por los ataques. Solo un valiente Leipheimer daba vidilla a la carrera. Pero qué etapa nos esperaba, qué etapa...

Un puerto tendido se transformó en una tumba para Landis y para otros más, como Pla de Beret.

Hay mil detalles e imágenes, pero me quedo con la llegada de Rasmussen a meta, con ese gesto terrible entre alegría y sufrimiento, abriendo los brazos, que resume lo que fue el ciclismo hoy, ese que parecía imposible de rescatar: el del ataque y la épica.

Y mañana Joux Plane...

marquesdecubaslibres dijo...

Señores, menos patrioterismo, pongan los pies en el suelo. Los que han corrido hoy "heróicamente" son igual de drogatas que los expulsados. Una victoria con los mejores eliminados carece de valor, o tiene el equivalente a ganar la Vuelta a España o el Giro, donde no corren los verdaderos campeones. Hoy mas que nunca un recuerdo cariñoso a los Basso, Mancebo etc.

Trueba dijo...

Serán los que mejor cuenta corriente tenían para pagarse los brebajes y transfusiones de Eufe, no "los verdaderos campeones".

Buah, solo por no ver los penosos descensos de Basso-Birillo y el horrible y aburrido estilo de Mancebo(menudo campeón ¿qué ha ganado a pesar de su relación con el Panoramix canario? Ah sí, la etapa esa de la vuelta...), pago dinero. Esos tramposos hubieran matado el espectáculo.

xavier dijo...

¡GRACIAS!, ¡GRACIAS!, ¡GRACIAS! Ahora sólo falta que la televisión francesa también se lo crea y nos ofrezca una realización a la altura de lo que está sucediendo. Yo creo que a Perico y a Carlos de Andrés se les saltaban las lágrimas...

Hoy en la emisora catalana RAC1 hacían una "encuesta" entre los oyentes para saber si este Tour era más espectacular que los anteriores. Joder, ganaba el NO por estrecho margen. Y entonces un tertuliano de ésos que sabe de todo y no sabe de nada dice: "Este Tour no puede ser más espectacular que los anteriores porque faltan los favoritos a los que no han dejado salir". Y remataba: "Para que haya espectáculo han de estar los grandes campeones. Es como el fútbol: siempre habrá más espectáculo con Ronaldihno en el campo". Por eso el partido Francia-Brasil del Mundial fue taaaaaan espectacular...

Anónimo dijo...

Creo que ha quedado demostrado de por vida que Pereiro nunca fue UN BOCAZAS. Olé sus cojones, que los tiene más gordos que el caballo de Espartero. ¿Puede haber nacido un hombre-tour? Hoy ha sido listo, calculador, estratega y...FUERTE, MUY FUERTE. Me alegro un montón por él. Estaba algo desanimado al leer que Unzué y Echavarri no le iban a dejar atacar, pero reconozco que la táctica ha resultado letal. ¡Qué etapón! Me recuerda la etapa Merano-Aprica, del Giro-94, en el que tampoco hubo un dominador total. Desde entonces no hubo nada igual. Espero que Pereiro siga en su línea mañana y no desfallezca.
Al señor marqués le pediría que se retirara a sus aposentos y no dijera más majaderías, que parece un amargado que ha fracasado en la vida y está más ciego que un gato de yeso. ¡¡¡¡ESTO ES CICLISMO PATA NEGRA!!!!y dejémonos de tonterías.

Van Basckish dijo...

Creo que cuando ha atacado Menchov y se han ido con el Pereiro y un T-mobile, ese T-mobile no era Kloden, era Rogers y por detras tiraba Mazzoleni para Kloden. Yo creo que T-mobile esta cometiendo un error importante, al no utilizar la baza de Rogers. Tampoco esta perdiendo tanto y es mejor contrarelojista.

jefe dijo...

La de hoy sí que es de esas etapas memorables. Menos mal que me tengo que tragar mis palabras y el cantamañanas de Landis ha llegado al hotel con un paquete de los gordos, y eso que no le han atacado en el Glandon que ya se le veía mal. ¡Anda que mi padre y yo no estábamos indignados porque nadie le atacaba yendo tan atrás! Pensando en mañana, mucho ojo que el Joux Plaine es durísimo y con una bajada criminal. Veremos lo que aguanta Pereiro, pero para estar tranquilo no debería perder más de un minuto ya que la crono final es eterna.

En cuanto al tema de la gasolina, es evidente que las fuerzas están igualadas, pero sigo pensando igual que antes. Que nadie nos venda esto como una carrera limpia porque no lo es. El problema no se arregla con una operación antidopaje en dos meses, así que mejor no hacer demagogia barata y pensar que vivimos en los mundos de Yupi. La clasificación está como está porque la categoría de los corredores es similar y no hay nadie que destaque por encima del resto más allá de que haya habido un recorte de gasolina.

Y ahora la sección de aplausos. Primero para un Rasmussen genial y con un par de bemoles. Segundo para un Lepheimer que no es santo de mi devoción pero que al menos ha sido valiente y ambicioso y se ha jugado el todo por el todo a pesar de que no le ha salido, pero el hecho de intentarlo merece reconocimiento. Tercero para Menchov, que está sufriendo como ninguno y después de su fallo ayer ha tenido mucha valentía y ha destapado todo el pescado. Cuarto para Sastre y Pereiro por la frialdad que han demostrado y que les ha permitido colocarse en un lugar privilegiado de la clasificación. Y quinto a todos los aficionados a este deporte que después de tanta mierda hemos podido evadirnos un poco y disfrutar de lo lindo con nuestro deporte favorito y sacar pecho aunque sólo sea por un día.

xavier dijo...

Hola, Jefe. Sospecho que efectivamente no es un Tour limpio. Coincido más o menos contigo en que los corredores tienen una categoría similar, pero lo mejor de este Tour, lo que en realidad le diferencia de los últimos, es que los corredores toman riesgos, atacan, aplican estrategias a veces suicidas pero siempre, siempre espectaculares.

El símil está un poco pillado pero ahí va: el domingo pasado, en la carrera de Moto GP, ganó Rossi, el mejor piloto de la historia, pero los cuatro primeros llegaron en tres décimas y todos ellos se pasaron y se repasaron porque son valientes y no se creen "el miedo escénico" de la superioridad del líder, sino que lo ponen a prueba de verdad, haciéndole ir al límite con el riesgo de caída que ello conlleva. Ganó Rossi, pero el espectáculo fue gandioso. Contra Armstrong apenas había valientes...

marquesdecubaslibres dijo...

El subnormal que retransmite las motos cuando se cae uno que no es español suele decir: "Uno menos". Si se cayeran Rossi, Melandri y Hayden se regodearía, pero a mi no me intersaría entonces el triunfo de Pedrosa. Aquí pasa lo mismo, no disfruto del triunfo de Pereiro o Sastre porque el Tour está adulterado por las ausencias de unos ciclistas que no son peores personas que los que corren porque han tenido la astucia y la suerte de que no les pillen.
Al anónimo que me insulta, solo decirle que es un miserable.

Gramont dijo...

Está claro que las ausencias de Basso, Ulrich, Vinoukurov y Mancebo,junto con la caída de Valverde, ha quitado bastante nivel a la carrera. Además, vender éste Tour como una prueba limpia es algo que, casi seguro, no se ajusta a la realidad. Sin embargo, la igualdad entre los favoritos, los cambios en la general, y que Pereiro o Sastre puedan quedar el primero, le dan más interés y emoción que algunos Tours anteriores en los que el ganador era claramente superior al resto.

Trueba dijo...

Estoy en un 98 % por cien de acuerdo con tu mensaje, jefe. A ver si lo dejamos claro: yo no creo que sea un Tour totalmente limpio. No creo que un pelotón acostumbrado a la cultura del doping se convierta de la noche a la mañana en un ejemplo de limpieza. Lo que sí creo es que ha habido un recorte y que están acojonados porque ellos pueden ser los siguientes, quien sabe lo que puede salir explorando los vasos comunicantes del bueno de Eufe y su banda. Y eso se nota en hechos demostrables y visibles que hacen otro ciclismo, tal y como titula Sergio el post. ¿Adulterado? Puede ser. Pero menos.

Contra Armstrong no había apenas valientes, es cierto. ¿Quien coño, con perdón, va a ser valiente contra un tío como Armstrong y el superequipo que controlaba toda la carrera? Era un suicidio. El mismo superequipo que anda hundido en este Tour. El mayor sospechoso de dopaje en este Tour, Landis, hoy ha reventado de manera espectacular. Si iba dopado lo ha disimulado muy bien. Se ataca más porque hay más posibilidades, tal vez por saber que no te enfrentas a equipos robotizados.

No me creía las exhibiciones de Armstrong, sin días malos, con control total de la carrera durante años, y fui un ingenuo al creerme las de Basso y las de otros. No creo en los seres mitológicos, porque a poco que montes en bici sabes que no siempre vas a rendir al mismo nivel, que puedes ser más bueno o más malo, por supuesto, pero que no mostrar ni una debilidad, ni un día malo, no es creible, tanto individual como colectivamente. Estas dos últimas etapas, además de un gran espectáculo, me han parecido un poco más creibles, con pájaras, recuperaciones, igualdad....más verdadero, sin que ello sea impedimento para que siga habiendo tramposos.

En cualquier caso, un día para reconciliarse y enorgullecerse con el ciclismo, claro que sí. Volverán los nubarrones, también lo sé...así que, carpe diem...

Sergio dijo...

Gracias por vuestros comentarios. Van Backsish: tienes razón, era Rogers y no Kloden el que salió la primer ataque de Menchov. Jefe: suscribo tu sección de aplausos uno por uno, y por ese orden de importancia. Muy bueno.

Señor Marqués: tengo entendido que usted es médico. Moderese un poco, que en este modestísimo blog no nos conocemos ninguno y aún así todos somos bien avenidos. Aunque sólo sea porque es una especie en extinción en Internet, cuidenos como una cosa valiosa. Yo lo hago con todos mis lectores y usted no es una excepción.

PICO DEL AGUILA dijo...

¿Que hacemos ahora con Valverde si gana el gallego el domingo? ¿Nos creemos su progresion para estar de amarillo en Paris en dos o tres años? ¿Nos la seguiran vendiendo Echavarri e Unzue?

A ver si el murciano acaba siendo nuevo jefe de filas del 3Molinos, Polaris o algun similar con capital de la tierra

Saludos