Desde el 7/06/2013 en www.ciclismo2005.com

04 abril, 2012

B-o-o-o-nen de Flandes

Botella-Trofeo de campeón-Flores
Como lleva una temporada incomensurable, para leer los elogios a Boonen basta con remitir a las entradas de su victoria centenaria, la de Harelbeke o la de G-W: es el mejor corredor de la historia sobre el pavés, y el simple hecho de que sólo hubiese ganado dos Tour de Flandes no cambiaba en absoluto el balance.

Ganar un tercer Flandes entraba dentro de lo posible, pero últimamente se viven tiempos de sorpresa en los monumentos (Goss, Nuyens, Van Summeren, Zaugg, Gerrans) y al gran, gran Tom Boonen ya le habían pasado varias jugarretas en la mejor carrera de Flandes, especialmente las realizadas por aquel corredor efímero que fue Devolder, que ganó dos veces el monumento precisamente por ser compañero de equipo de Boonen.

Como he comentado en otras ocasiones, a mí el Tour de Flandes no me gusta especialmente. Es una carrera que frecuentemente se salda con sonoros bochornos -la edición 2004 con Wesseman, o la 2007 con Ballan- y un sufrido aburrimiento por parte del espectador y a la que los organizadores han dado una vuelta de tuerca en este 2012 de manera forzada, contranatura y con resultados realmente estúpidos.

Al igual que en el Mundial 2005 de Madrid, el mejor ganador posible ha venido a salvar una edición completamente desnaturalizada por el capricho económico, el que hizo que las últimas decenas de kms. fuesen la repetición de un circuito en torno al Oude Kwaremont y el Paterberg, para poder cobrar entrada a los espectadores. Fue un fracaso total: la recta de llegada, de unos tres km., era de una desolación absoluta, propia de una vuelta menor en España o algo aún peor.

¿Y el resultado ciclista? Pues salvo los tres del podio que llegaron destacados, el grupo principal que se disputó la cuarta plaza estuvo conformado por ¡42 corredores!. Y eso que decían que el cambio en el recorrido era para endurecer la carrera. Y un pimiento: en algún momento pareció que se podía llegar en un sprint masivo. Sólo Boonen salvó la carrera. Una vez más. Boonen ya es tan grande que supera incluso a las carreras que le hicieron grande.

A 64 km. de meta y en el avituallamiento, con la fuga del día a sólo 2´ y seguramente preparando su golpe, Fabian Cancellara se fue al suelo. Anteriormente ya había pinchado, como le suele pasar en las carreras. Esta vez no hubo un Barredo que lo arrollase: se fue al suelo y tiene triple fractura de clavícula. Adiós a la temporada de clásicas, y otro año que se va sin grandes victorias. Decían sus admiradores que era uno de los más grandes, pero ahí está su palmarés y su edad para desmentir que alguna vez lo haya sido o que lo vaya a poder ser.

Al segundo paso por el circuito final, y con 45 kms. para meta, el grupo pasaba de las veinte unidades y el resto de corredores se integraba en un gran pelotón, y cualquier observador avezado podía ver que jamás iban a sacar diferencia para irse muy lejos. Subiendo el Pateberg y con 34 kms. para meta, Van Summeren abrió mucho su giro, se fue contra la valla y dejó cortado el pelotón de favoritos, entre ellos a un centradísimo Freire.

La ocasión la aprovechó su compañero Paolini para lanzar fuegos de artificio en una escapada sin muchos visos de éxito, mientras hacía como que miraba hacía atrás mientras pasaba al relevo a Chavanel y el sorprendente Jerome del Europcar. ¿Qué decir? Pues que no era el Tour de Flandes. Parecía un circuito de una burda imitación de la carrera.

Sólo en el último pasó por el Paterberg un gran ataque de Ballan, secundado por Pozzato, rompió el pelotón de favoritos. Boonen sufrió para no descolgarse, mientras un increíble y recuperado Principe subía sin una mueca, sentado y sin mover la horrible bicicleta Cipollini con la que se humilla a él y a las carreras a las que aspira.

De ahí a meta los tres colaboraron, claro. Menudo grupo que venía por detrás. Boonen el que más tiraba, junto con Ballan. Pozzato esperando repetir la jugada de 2009 en Harelbeke. A cinco kms. de meta los italianos intentaron hacer la pinza a Boonen: atacaba Ballan, Pozzato se dejaba llevar, y Boonen a arrancar de seco para neutralizar. Fue inútil.

Italia no gana una gran clásica desde el Lombardía de 2008, y habían escogido la peor carrera y el peor rival para intentar romper esta increíble racha negativa, impropia de un país de su tradición. En la recta de llegada, más propia de un circuito de Fórmula Uno que de una carrera de prestigio, se vivió el mejor momento de la carrera, con un impasse muy bien sostenido por Boonen. Ballan inició el sprint como el más lento de los tres, con Boonen segundo.

Pozzato cogió muy bien la rueda al campeonissimo belga, y en algún momento pareció que podía remontar, pero el Boonen de este año es intratable: lanza el sprint y lo sostiene como en sus años mozos. Tercer Flandes para el belga, Pozzato torciendo el gesto en meta pero felicitando a su antiguo compañero de equipo -gracias a Boonen ganó su Sanremo de 2006- y el pelotón entrando a 38".

Ahí se impuso con mucha autoridad Van Avermaet, neutralizado durante la carrera por llevar a Ballan por delante. Cosas del BMC, ya saben, y mejor no hablemos de Gilbert o de Hushvod, meras sombras de los corredores que son. El belga se impuso a Sagan, el joven eslovaco que este año ha conocido el Norte y, en fin, se va con un bagaje de miedo para el futuro: no es que ganase el sprint del grupo en Sanremo, es que en G-W mantuvo el sprint a Boonen y ahora ha estado escapado y ha sido segundo del sprint del grupo.

Freire fue 12º, que creo que es su mejor resultado en la carrera, demostrando que este Flandes es más asequible que el Flandes tradicional. El cántabro es otro que se puede dar por satisfecho, desde un enfoque completamente diferente al de Sagan, por su campaña del norte: igual de competitivo que el eslovaco, y acumulando un bagaje de puntos que hará que le lluevan las ofertas para continuar una campaña más. Al tiempo. El suyo y el de la historia, el mismo que ha rebasado con creces Boonen.
***
Kittel gana el GP L´Escaut ante Farrar, el corredor local de Gante, aunque nacido y de pasaporte estadounidense. El joven corredor alemán quema etapas a gran velocidad, y recordemos que el año pasado batió un record de esos muy difíciles: fue el neoprofesional con mayor número de victorias en toda la historia del ciclismo. La carrera era todo un monólogo del Quick Step, hasta que a falta de 20 kms. y ya en territorio urbano, empezó a llover por primera vez en semanas. Caídas, caídas y caídas, Boonen con miedo y ganancia para todos los demás.
***
Los 3 días de La Panne, prueba considerada de las menores en Flandes -y que todos los años es mejor que el 95% del calendario español, por ejemplo- vio el primer día el triunfo de Sagan, el primero de los muchos que vendrán en Bélgica, batiendo en la línea de meta a Guarnieri. La segunda etapa fue para Kittel y el liderato para el noruego Kristoff -entre el y Nordhaugh demuestran que hay vida más allá de Hushvod y Boasson Hagen-, que al día siguiente ganó el primer sector. Como suele pasar en esta vuelta por etapas cuando no hay viento, todo se decidió en la crono final a orillas del Mar del Norte. Chavanel voló y, salvo la oposición de Westra -ponga un Vacansoleil en todas sus salsas-, envió a todos a una distancia superior a los 20" en sólo 14 kms. Etapa y general para el francés, otra más para el Quick Step.
***
El GP Miguel Indurain asistió a un nuevo triunfo de Dani Moreno, el corredor amigo de los médicos, que sigue creciendo a sus treinta y algo, que gana carreras con frecuencia, y que ya apunta a metas altas. Esta vez batió al esperanzador Mikel Landa (22 años, ojalá cambie pronto de equipo) y, un poco más retrasados, Madrazo -caerá la primera victoria muy pronto- y Rui Costa, compañeros de equipo y esperemos que con trayectorias divergentes. La camiseta de Messi ya está adjudicada.
***
López-Egea entrevista a Valverde, de paso por Barcelona para presentar unas gafas deportivas en una conocida óptica del centro de Barcelona. Me cuentan que al acto no acudió nadie más allá de curiosos paseando por Carrer de Angel, y que en la puerta sólo había dos señoras fumando. Ni siquiera la ocasión, tan propicia, ha servido para que periodista y ciclista corrijan sus problemas de miopía severa. El pobre periodista catalán, que ha tomado el relevo en el gremio local a G. Luque -sinceramente irrelevante, creo que ya sólo cubre entrenamientos del Barça- en cuanto a vileza y falta de compromiso con la realidad, dice que Valverde es un innovador por acudir a marchas cicloturistas estando sancionado...como si eso no lo hubiese hecho ya Hamilton o Vandenbroucke, corredores ambos con los que emparenta el murciano.

"Tanto (Contador) como usted han sido sancionados, pero con muchas dudas", llega a decir López-Egea, que no se debe haber leído las sentencias del TAS, donde no se deja lugar a ninguna duda. Su duda vital (¿meto otra trola o hago periodismo?) la hace extensiva, como la peste. La respuesta de Piti está a la altura: "En el caso de Contador, las dudas están ahí. Pero en mi caso todavía hay más dudas porque no he tenido problemas en ningún control. Conmigo no había pasado absolutamente nada cuando hay gente que hacía las cosas mal o de forma ilegal". Ya ven que el propietario de la bolsa 18 sigue aferrándose al argumento de yo nunca he dado positivo, y encima diciendo que el otro sí que ha dado positivo. Tremendo. Qué vileza. A ambos lados del micrófono.
***
Siempre me han gustado las historias de ex-ciclistas y su vida de civil tras la vorágine. Esta en particular me ha gustado mucho por el protagonista, el entorno y la oportunidad. 
***
Esperanzadora entrevista con Freire de cara a las próximas citas: "podeis contar conmigo". Eso sí, se descartaba -con mucha lógica- para Flandes.
***
Barredo: "Venía lanzando y en una curva, donde Cancellara cambiaba una rueda, no pude frenar. Y entre el público y las motos, caí sin poder hacer nada". Debía ser que los otros corredores no venían lanzados. En fin.

31 comentarios:

Nick dijo...

Está demostrado que cuanta más dureza se acumula en los kilómetros finales de etapa, más aburrido y previsible es el ciclismo. Flandes lo demostró, acumulando pasos por las cotas de manera absurda, por el puro dinero. Creo que en unos años se terminará llegando en pelotón. Y entonces servirá de algo la gigantesca recta de llegada. Al menos veremos un gran sprint. Ahora ni eso.

Lo único que me gustó fue la reacción de Pozzato en el Oude Kwaremont ante el ataque de Ballan y su posterior y elegante ataque a Boonen en el Paterberg.

Pero en fin, al igual que en Lieja, cada vez que añaden más cotas en los kilómetros finales, hacen la carrera más insulsa y hacen daño a la historia de la carrera (en Lieja convirtiendo en intrascendente La Redoute y aquí eliminando el Grammont).

Al menos le salva que ha ganado Boonen y no un Lieuwe Westra cualquiera. O Albasini. Pero tras la edición del año pasado, que fue espectacular, el bajón ha sido terrible...

Vern dijo...

El nuevo recorrido del Tour de Flandes ha demostrado ser un fracaso absoluto. Después de la estupidez de dar vueltas una y otra vez por los mismos dos muros -uno de ellos, una cuesta de cabras como el Paterberg que no servía para nada- solo faltaba esa la desoladora recta final. No daba crédito al verlo.

A la organización le están cayendo palos por todos lados. No sé hasta qué punto tienen el compromiso de mantenerlo unas cuantas ediciones, pero si es así harían bien en romperlo y replantearse el tema seriamente. Sólo hace falta comparar la carrera de este año con la de 2011, que para mi fue espectacular. No hay color, por mucho que Boonen la haya prestigiado aumentando su leyenda.

A ver este domingo en Roubaix. Parece que por fin el mal tiempo ha llegado al Norte. Lo de este miércoles en los últimos kilómetros del Scheldeprijs con la lluvia ha sido bastante dramático, caídas de todos los colores.

iago dijo...

Creo que es unánime que el cambio de recorrido no le ha venido nada bien al Tour de Flandes, pues como ha apuntado Sergio han llegado casi 50 corredores en el grupo principal! También creo que la ausencia de Cancellara ha favorecido ese hecho, pues ha faltado un "dinamitador" de la carrera. Lo mejor sin duda ha sido el ataque de Ballan y la última subida al Paterberg en la que Boonen cedió unos metros ante Pozzato (quizás el más fuerte el pasado domingo).

Gran "debut" de Sagan en las clásicas belgas, siempre dejándose ver y obteniendo puestos muy destacables. También Kittel creo que tiene madera para ganar grandes carreras. Sin embargo, Boonen por experencia y por el equipazo está por delante de todos.

jefe dijo...

El ataque de Ballan fue en el Oude Kwaremont y luego en el Paterberg atacó (sentado, qué delicia) Pozzato, llegando a soltar a Boonen unos metros, aunque no los suficientes.

A mí el recorrido se me hizo tan extraño como a todo el mundo. No sé cuántos años va a estar vigente, espero que no muchos, porque dejar fuera el Muur es como dejar fuera el Poggio en Sanremo, o San Nicholas en Lieja. Una barbaridad. Supongo que, a parte de cobrar entrada, querían dar más importancia al adoquín quitando muros asfaltados pero en carreras de este tipo los circuitos no funcionan porque los corredores se los toman como toma de contacto. Vamos, que en el antiguo Flandes quizá se desaprovechara Paterberg (por ejemplo) algún año, pero sabías que pasado ya no podías recurrir a él luego. Y como bien apuntas, y lo pensé nada más ver el final, el mayor descrédito a este experimento es que llegó un grupo de 40 corredores tras los primeros 3.

Nick: mira, yo en lo de Lieja no estoy de acuerdo. La Redoute la convierten en intrascendente los corredores y su actitud. Puede también que haya ahora mucha más gasolina que hace 15 años cuando se daban estopa de la buena Bartoli y Jalabert, por ejemplo, y sea demasiado atrevido atacar cuando sabes que vas a tener a dos equipos con sus gregarios que han pasado esta supercota con los más fuertes casi sin despeinarse. La añadidura de Raux en Faucons me parece todo un acierto.

Por cierto, seguro que lo visteis, pero me impactó especialmente el niño flamenco con las banderitas y arrodillado ante la victoria de su ídolo. Qué pasión por el ciclismo.

otrosergio dijo...

El domingo no salió del todo mal la carrera, pero a mí me faltó un algo. Quizá fuera el Muur, quizá fueran ataques más selectivos, quizá un sobrado que moviera a todos o quizá algo más escénico. La carrera salió mucho peor que en 2011, que fue el carrerón del año y a ver ahora que hacen. A todo esto, solo Rick Van Looy ha conseguido ganar en una temporada G-W - Flandes - Roubaix (1962). 50 años después...

Solo decir que la marca Omega Pharma está extendiendo sus ramas a todo el calendario. Carrera en la que salen, carrera en la que dominan y muestran rendimientos muy superiores al resto. Un detalle, subiendo les Paumeres en la Volta (RIP) vi atacar a todo el equipo. Todo. Uno tras otro, y algunos por duplicado hasta que acabó moviéndose Leipheimer. Y la clave del rendimiento de dicho equipo es Gilbert: rindiendo a un nivel penoso en su gran objetivo del año, a los 200km ya se le ve con cara de agotado y no sé si lo que hizo en el Kruisberg puede llamarse ataque. Parece que llevara pesos-hándicap que colocan en los campeonatos de turismo, ¡si no daba para más! Y el año pasado en el Muur+Bosberg se movió en otra dimensión.

Ah, y la Itzulia para T.Martin.

cuidado del cabello dijo...

La ocasión la aprovechó su compañero Paolini para lanzar fuegos de artificio en una escapada sin muchos visos de éxito, mientras hacía como que miraba hacía atrás mientras pasaba al relevo a Chavanel y el sorprendente Jerome del Europcar. ¿Qué decir? Pues que no era el Tour de Flandes. Parecía un circuito de una burda imitación de la carrera

darkglam dijo...

El ataque de Pozzato en Paterberg fue espectacular. Iba como una moto, pero cuadradisimo sobre la bicicleta, un engranaje perfecto. Recordando a un antiguo campeón transalpino.

Lo de la meta simplemente patético; impropio de una clásica belga.

Nick dijo...

Bueno, está claro que son los corredores quienes hacen intrascendentes las carreras. Pero es que si tú sitúas una nueva cota, que encima es durísima, antes de la estrella de la carrera (más ese final en cuesta), pues los ciclistas dirán "para qué voy a atacar tan lejos si tengo otras oportunidades más adelante?". Es como colocar el Tourmalet como el primer puerto de la jornada... si luego hay otros dos, o el Tourmalet se corona a 150 km de meta, pues lo normal es que termine ganando un Carlos Barredo o algo peor.

Supongo que va por opiniones, pero hoy en día todos los ciclistas saben que en La Redoute lo que hay que hacer es esconder la cabeza y poner a tirar al equipo, como hizo Gilbert la edición pasada. Y es una pena...

Anónimo dijo...

Hola a todos. No puedo estar de acuerdo ni con Sergio (en lo que concierne a este post, ni con los comentarios que tratan el cambio de recorrido de insulso o que justifican que llegaran a meta 40 corredores para desacreditar la dureza de la carrera ni su misticismo. El cambio de recorrido es una medida que tendrá que rodarse para ver su resultado y calificarlo de bluff por una sola carrera me parece precipitado. En cuanto al resultado en sí, que ganara Tom no fué ninguna sorpresa. Hay varios factores que hacen esta carrera especial para los belgas (para que ganen ellos y no otros)Primero que la conocen como la palma de la mano, segundo que, en el caso de Boonen, tiene un equipazo que está andando de manera increíble (no solo ha mejorado Boonen, ahí esta Chavanel... ¡Uff!)y le permite ir en carroza en los primeros 100 km de carrera o más, además de una tranquilidad absoluta. Luego está el hecho que las motos en Flandes siempre echan una mano (y a veces las dos) a los de casa. Si a esto le sumamos un dia espléndido "la falta de dureza" es patente (Que al final quedaran 3 no parece suficientemente duro). El año que llueva y/o haga un frio de narices veremos cuantos llegan a meta y en qué condiciones, y nos llenaremos la boca con lo de "...la épica del ciclismo...". Sinceramente ni tanto ni tan calvo.

A mi me sorprendió Sagan por no esperarlo tan delante,(cosas mias) luego me sorprendió por lo mal que corrió estando tan entero (hay que estar entero para que te funcione la cabeza)y no me sorprendió Paolini (cosas mias) pero también me sorprendió lo mal que corrió.
En cuanto a los españoles, bien, Flecha siempre está ahí (aunque esta vez no se le esperaba sus compañeros debieron pensar que era carne de cañon y así les va)y Freire fue una auténtica pena que se cortara en esa caída. Luego se despistó un poco (hay que mirar un poco más delante que la rueda de detrás del que te precede)y cuando quiso reaccionar el hueco era difícil y el resultado de un ataque, incierto. Mejor esperamos.
Quedó el 12, su mejor resultado, pero hubiera quedado fácilmente entre los 5 primeros si hubiera habido Sprint de grupo; sprint que no hubo porque el grupo de Freire entró en meta cogiendo al grupo intermedio entre los tres mejores (ahí probablemente no hubiera estado) y el suyo. Sin embargo hay que reconocer (y ójala así sea)que en Rabobank se deben estar tirando de los pelos después de lo visto, sobre todo después del papelón de las "stars" de la formación (Boom, etc.)

Aún espero que pueda ganar Amsteld (ya, ya sé... pero tambien son cosas mias..)pero sería la hostia...

Spirit

Anónimo dijo...

Van den Broucke todo junto please.

Anónimo dijo...

Tres entradas seguidas dedicadas a Boonen y ni un mísero recuerdo a sus dos positivazos por cocaína. Igualdad de trato.

clembuteman dijo...

¿Qué pasa con la Vuelta al País Vasco en Tdp? No entiendo que le den prioridad al patinaje artístico para luego emitirla en diferido justo al acabar la etapa en Etb-1.¿Es que tienen miedo que suceda algo que no les guste en carrera(algún tipo de manifestación política por ejemplo)que se vaya retransmitir en directo?
Este domingo veremos que hace Boonen en Roubaix.Por mí que gane...

ramontxu dijo...

Hola,
Yo creo que Pozzato se quiso pasar de listo. Dice que con Ballan hablaron de que no se irían a buscar en los ataques que le hicieran a Boonen. Pero Pozatto decidió no atacar alternativamente a Boonen y le dejó la tostada a Ballan.Y el desgaste de las diferentes cazas las hizo Boonen.
Supongo que Pozzato se estaría frotando las manos, con el panoli de Ballan atacando a la babalá y de cara al aire, y el presunto moribundo de Boonen, que perdió el culo en el Paterberg (lo mejor de la carrera), desgastándose cara al aire. Pozatto fue el único al que no le dio el aire en los morros en los últimos km. No hay que negar que su pacto con Ballan estuvo bien negociado.

Quizás estaba tan ensismismado en su segura victoria, que cuando arrancó Boonen estaría ya tocando la lira. Y es que a un sprinter no se le puede descartar aunque vaya jodido, que siempre tienen ese extra ajeno al cansancio que a los diesel les falta.

No sabía que había que pagar para la meta y los muros. Con razón había tan poca gente.

El año pasado llegaron 12 delante y 30 detrás a poco más de un minuto. Este año 3 delante y unos 40 a poco menos de un minuto. No hay tanta diferencia. Ahora, el recorrido de este año no me gustó comparado con el tradicional.

Anónimo dijo...

A mi me pareció un Flandes espectacular, sin la épica de otras ocasiones por la ausencia de lluvia, pero espectacular a todas luces.

Con respecto a la falta de público en la recta de llegada. Joder! es que es una recta de 3km!!.

Respecto a lo deportivo me quedo con lo siguiente:

1. Chavanel..., un ciclista de culto
2. La victoria de un superclase
3. El "revival" de Pozzato
4. La locura de Sagan
5. La duda sobre las posibilidades de Cancellara

Aunque QuickStep está muy fuerte mi candidato para Roubaix es Vansummeren.

--
Brochard

Arturo dijo...

Con todo el respeto del mundo y en mi humilde opinión, un farlopero no es ejemplo de nada, y mucho menos de deporte.
Saludos y felicitaciones por el blog.

Jordi dijo...

Lo de Boonen empieza a ser antológico y comparable a Gilbert el año pasado.
Siguiendo con paralelismos entre Gilbert y Boonen, ambos son belgas, aunque uno flamenco y el otro valón.
Boonen corre en el equipo de Gilbert del año pasado, siguiendo una preparación made in Spain, concretamente de la factoría maracas de Matxín-Saunier Duval.
Supongo que me seguís.
Creo que es de referencia obligada y más teniendo en cuenta que en OPQ vuelan todos. TODOS.
Boonen ataca en los muros, da relevos y gana al sprint. Terpstra y Chavanel van tan sobrados que se atacan el uno al otro. Leipheimer si no gana es porque se cae. Si hasta Kwatkowski gana.
Vamos hombre, es un cante en toda regla.

Anónimo dijo...

Completamente de acuerdo con el completo fracaso del nuevo invento de recorrido. Lo primero que pensé al terminar la carrera es que no creo que vuelvan a repetirlo... veremos!
AL hacerlo tipo circuito acotas los puntos calientes y todo se limita a eso. Un fiasco sin precedentes y todo por dinero, lamentable que pase algo así en Flandes.
Es una carrera que se ha caracterizado siempre por ese recorrido laberíntico, de carreteras estrechas, curveadas, con muros de todos los gustos, y donde en cualquier momento se podía complicar la cosa. Este año, era la pasada de los dos muros y luego había un tramo donde se podía trabajar bien hasta volver a enlazar el Oude-Kwaremont, el pseudomuro ese intermedsio era lamentable... en fin! Un desastre!
Respecto a la carrera, muy sosa, se movieron los buenos en la última vuelta y se terminó.
Leo un comentario sobre que Freire se despistó... vamos! Una cosa es que os guste Freire y otra es ver una excusa en que se despitó... por favor! Si fue así, es para crucificarlo, que a su edad se despiste en un sitio clave, no sería, algo mucho más normal por cierto, que no pudo estar con los mejores?... sin más!
Poco más, Ballan jugó su baza, Pozzato la suya y a los dos les salió mal. El resto ni tan siquiera la jugaron.

Anónimo dijo...

A mi me la suda que se meta coca por la nariz. Como si quiere fumar porros cada día, o salir de fiesta antes de una carrera, él sabrá lo que hace, mientras dé espectáculo. (Esta claro que no es lo mismo que doparse)

Anónimo dijo...

Como bien dice Arturo, un farlopero no puede ser ejemplo de nada...

Anónimo dijo...

Buenas,

Está bien que alguien nos recuerde por aquí el pasado del "mejor corredor corredor de la historia sobre el pavés", ya que el autor de este blog de opinión personal no lo va a hacer.

Igual que cuando leimos que la culpa de que Freire no conociese una llegada era de su antiguo equipo.

Esta falta de objetividad es lo que no me gusta de este blog. Pero bueno, algo tenía que tener.

Un saludo,

Iñaki

Anónimo dijo...

Con todo respeto, si quisiera decir que la bici Cipollini no es tan horrible a mi parecer, es verdad que le podrían dar un poco de color, pero por construcción y diseño está a la vanguardia de lo que se usa en el pelotón.

Por otro lado, la figura que compone con Pozzato arriba es impresionante... pero para gustos colores.

Saludos y enhorabuena por el magnifico blog

Anónimo dijo...

Habrá que reescribir la historia de la literatura, la música y el arte, entre otros ámbitos, de Shakespeare a Freud, pasando por Jimi Hendrix, para no seguir cayendo en el fatal error de pensar que un consumidor de drogas puede ser un individuo valioso. Escrivá de Balaguer es el ejemplo a seguir.

Anónimo dijo...

Guapa o fea la bici de Pozzato es el mismo concepto que la look kg 196 de la Once en los 90.

Anónimo dijo...

Buenas,

Yo no hago un juicio moral del consumo de drogas. Lo que digo yo es que no me parece lógico criticar a uno por comer pizzas y no decir nada del otro por consumir cocaína.

Además, las conparación con artistas no me parece válida ya que
1- parece que la cocaína tiene otros usos aparte del lúdico (que se lo pregunten a O'grady)
2- esto es deporte de competición, y supuestamente, se trata de distinguir al mejor bajo unos criterios objetivos

Un saludo,

Iñaki

Anónimo dijo...

Iñaki:

-La comparación con artistas es válida en la medida que "un farlopero no es ejemplo de nada" es un juicio moralista e infantil, además de peligrosamente dogmático.

-No voy a poner, obviamente, la mano en el fuego por Boonen, pero parece que en su caso quedó claro que el consumo de coca no perseguía una mejora en el rendimiento deportivo. ¿O se quiere insinuar que el belga tiene privilegios y a los españoles les tienen manía?

0170 dijo...

Tuve ocasión de hablar un poco con Sarrapio durante su época de corredor, justamente en Sevilla durante una Vuelta a Andalucía. Era un tipo encantador, sencillo y asequible. Un gran tipo. Si lee estas líneas que sepa que tiene a un amigo en Sevilla.

Anónimo dijo...

Buenas,
Creo que no he sido yo el que ha escrito lo de "un farlopero no puede ser ejemplo de nada". Sólo he escrito que está bien que alguien nos lo recuerde. Y más teniendo en cuenta los motivos que se utilizan para criticar sin piedad a otros corredores en este blog.
Yo no insinúo nada de manías a españoles, ya que los que han sido castigados, creo que lo han sido justamente. Sí creo que poco castigo ha tenido Boonen para haber tropezado dos veces en la misma piedra.
Un saludo,

Iñaki

Anónimo dijo...

El campeón de la vuelta a Burgos ya lo es de la Itzulia...

Anónimo dijo...

Iñaki, no me creo que alguien que tire de ayudas para montarse sus fiestas tenga muchos escrúpulos a la hora de recurrir a los hechizos de los médicos de turno. O todos moros o todos cristianos. Dos positivos por cocaina sin pagar. Además en este mismo blog se han visto casos de sus aplicaciones deportivas y de de que lo uno lleva a lo otro... dicho todo esto, es un fenómeno.

IBERO

Nick dijo...

No se puede ocultar la historia de Boonen y la cocaína. Y desde luego, yo creo que fue sancionado de manera benevolente. Aunque no fuera para mejorar el rendimiento, positivos por cocaína entre deportistas son inaceptables. Pero en general, creo que todas las sanciones por consumo de cualquier droga (con la finalidad que tengan) son demasiado leves. Y eso que se han endurecido. ¡Qué habría sido de Eddy Merckx o de Sean Kelly con una legislación como la actual.

Los positivos de Boonen por cocaína son inexcusables, pero creo que son paralelos a su rendimiento como ciclista. No hay una relación directa, como en el dopaje. Y en fin, que Boonen recurrirá a lo que la mayoría del pelotón ciclista, pero al menos su nivel en carrera no es exageradamente e insultantemente superior a los de los demás, y lo ves luchar en cada carrera. Lo ves perder siendo el más fuerte y lo ves ganar sin ser el mejor. Da exhibiciones que no van a ninguna parte, y otras veces consigue la victoria sin dejarse ver en todo el recorrido. Y para mi eso es su valor como ciclista campeón.

Ugrumov globero dijo...

DePaís Vasco me quedo con el buen estado dePurito de cara a Ardenas (¿junto a Valv-Piti y S.Sanchez?) y Giro...pero sobretodome ha chocado el 3r puesto...por la cola, de David De la Fuente. A apenas minuto y medio del farolillo rojo. Desconozco si ha tenido algun problema concreto que lo justifique. Porque en caso contrario me sorprende viniendo del teórico lider de Caja Rural y que hace apenas 6 meses era el gregario de lujo de la Vuelta del Bisonte...