Desde el 7/06/2013 en www.ciclismo2005.com

25 agosto, 2005

Derrotó al cáncer, pero no las dudas

Ha causado gran impacto en todos los medios el importante scoop conseguido por L´Equipe al hacerse con los datos del laboratorio situado en Chatenay-Malabry, que lleva a cabo una investigación experimental sobre el uso del Epo. En 2004 se dieron cuenta de que algunas de las probetas conservadas del Tour de 1999 daban positivo, y transmitieron los resultados a la Agencia Mundial Antidoping, donde han contrastado los códigos de las probetas con los dorsales de aquel Tour y ha salido el nombre de Armstrong (ninguna noticia de los demás controlados positivos).

De aquí se deducen dos cosas: no es una invención de L´Equipe, siempre atento a lanzar dudas sobre doping sin pruebas, y la información se sabe desde 2004. ¿Por qué sale ahora, con Armstrong retirado? No lo sé, pero es probable que se deba a la doble moral del Tour de Francia, que prefiere un Tour limpio y lavar los trapos sucios fuera de la carrera, no vaya a ser que se repita lo de 1998, cuando a LeBlanc casi le rompen su juguete. Así se han cebado con corredores que estaban inmersos en investigaciones sobre doping (el último, DiLuca) mientras en carrera, durante el Tour, nadie se dopaba, salvo que se pillase a la mujer haciendo de correo (Rumsas, Frigo). En todo caso, el fin de la mentira Armstrong (por cierto, no va a emprender acciones legales, como en otras ocasiones contra todo aquel que le acusa de doping, lo que debe dar bastantes pistas a los que defienden su inocencia) suena a acción concertada, especialmente por las inmediatas reacciones de Daniel Baal, ex presidente de la Federación Francesa y miembro de la UCI: “El mito ya no existe. Cuando existen las pruebas, hay que rendirse a la evidencia. Es una respuesta científica y racional, difícil de rebatir”.

Armstrong se dopó en el Tour de 1999. Pensar que desde entonces no lo ha hecho es una buena opción, pero poco realista. En todo caso, y aunque seguramente no se vaya a emprender la medida con siete años de diferencia, el triunfo debería ir a Alex Zulle, que no ganó ninguna etapa en esa edición, pero del que no existen pruebas de que se dopase, especialmente después de venir escaldado de seis meses de suspensión por haberse metido Epo por un tubo en el Festina. Quitarle el triunfo al tramposo ya se hizo en 1988 con las medallas de oro de Ben Jonhson. Se suele hacer en el deporte olímpico (hace poco a varios jinetes, por el positivo de sus caballos). El ciclismo no debe estar detrás. A Arroyo un positivo le costó la Vuelta que ganó Marino, cuando ya había subido al podio de Madrid. ¿Son tan valientes los franceses, o bien vamos a asistir a la enésima demostración de doble moral? Me inclino por la segunda opción…

7 comentarios:

Stojakovic dijo...

No se defiende porque está harto, se ha retirado y pasa de esto. Los franceses son unos resentidos perdedores. Induráin, Perico, Armstrong han sido algunos de sus señalados, pero casualmente sus grandes campeones no, ¿Hinault?, ¿El intermitente Fignon?, no estos son santos, puros y castos. Mira como perdonaron a Virenque, ¿Porqué? Muy fácil, es francés y ganaba. Que saquen controles de Rinero (98), de Brochard, su último campeón del mundo(otro perdonado del Festina, ¿Porqué? Sí, francés y ganaba), a que no lo hacen. Se creen que eliminando al Festina su ciclismo ya no puede ser digno de sospechas... Sólo miran paja en el ojo ajeno y con mentiras y bulos constantes. Son víctimas de un glorioso pasado ciclista y que se creen que sólo han sido derrotados y humillados por tramposos. Otra cosa, ¿han tardado cinco años en analizar por 1ª vez esas muestras con las ganas que le tenían? No me lo creo, me parece más creíble que han tardado cinco años en arreglárselas para darle a esto un toque de realismo tras los absurdos de la sangre de ternero y todo aquel rollo.
Por cierto muy buena la referencia a Baal, ¿Qué es Baal? Sí francés, eso sí, sus ciclistas no estafan a nadie. ¿Porqué no le quitan algún reinado de la montaña a Virenque sabiendo lo dopadísimo que iba? Muy fácil, es francés y un mito, no como el asqueroso yanki que les mojó la oreja 7 añitos.

Wiki dijo...

Lo màs sospechoso de toda esta historia es por qué aparecen esos resultados justo ahora, 6 años después... está muy raro eso.

Sergio dijo...

Teneis razon en parte, pero es sospechoso que Armstrong, que siempre ha acabado en los tribunales ante cualquier insinuacion sobre dopaje, esta vez este calladito y cerrando el programa a Larry King.

anguel dijo...

Sobre este tema, simplemente comentar, que me parece una especie de pataleta y de rabieta. Hasta que no se demuestre la verdad de esas acusaciones no me puedo creer nada.

Si se demuestran me comeré mis palabras y lo criticaré (teniendo en cuenta siempre que supuestamente es mucha gente la que tiene sustancias de EPO en esa edición, que por aquella época no estaba prohibido y que Armstrong nunca ha dado positivo en un control)

Creo que este tema con el paso de los días irá perdiendo gas hasta quedar en el olvido.

Anónimo dijo...

Yo creo que deben exhumar el cadaver de Anquetil y comprobar si se dopaba o no, que supongo que sí. Esto es de risa. Claro que tomaría EPO, como el 95% del pelotón. Y el EPO sí estaba prohibido, sólo que era indetectable y la única manera de sospechar que lo tomaban era la famosa cifra del 50% de hematocrito.

leon73 dijo...

El último comentario es mío, no sabía que uno se puede registrar.
Salud y enhorabuena por el blog.

Anónimo dijo...

Cuidado que postear todo lo que se encuentra en internet no es muy bueno. La acusacion de dopaje de Armstrong con EPO quedó totalmente desmentido.

Que haya ganado 7 años seguidos es por sus propios logros.