Desde el 7/06/2013 en www.ciclismo2005.com

24 marzo, 2012

Por un mísero tubular

El ganador se llevó el beso de la azafata
No fue sólo un momento, sino todo el largo llano desde el último muro de la espectacular edición de la carrera E3 Harelbeke, este año honorada con el podio piú nobile de toda su historia reciente. Una edición que pasará a la historia por su resultado, con el campeón de campeones ganando y de segundo con alguien poco habitual del podio, salvo cuando es el primer lugar.

Harelbeke es un pequeño patrimonio de todos los aficionados al ciclismo. Conocido como el pequeño Tour de Flandes, la carrera tiene entidad propia suficiente y categoría como para que este año haya sido incluída en la máxima categoría de la UCI. Muchas temporadas es mucho mejor que su pariente mayor. Probablemente este año haya sido así, aunque sólo sea por el detalle no baladí de que no han dejado de lado la subida a Grammont.

La escapada del día tuvo a nueve corredores y se formó al paso por el Paddestrat cuando el Quick Step rebajó el cerrojazo que puso a la carrera en la primera hora y media. De esos nueve corredores tres eran del Farnese de Pozzato (Hulsmans, Gatto y Ascani), un equipo invitado por gracia de su ilustre jefe de filas y que, rememorando otros equipos invitados que acaban comiéndose todos los canapés, se manejaba con una soltura difícilmente esperable en algunos de los muros más famosos de las clásicas flamencas.

Ver para creer, porque Gatto -el último de los resistentes- llegó a circular escapado a 30 kms. de meta tras todo el día en fuga, y estamos hablando de alguien que parecía el enésimo muñeco roto del ciclismo italiano hasta que el año pasado ganó una etapa del Giro ante Contador. La ganó en buena lid, y no porque el TAS se la haya dado más tarde. Ahora resulta que es un clasicómano experto en el pavé.

En la escapada también iba Michael Morkov, danés compañero de Contador, que ya fue escapado en Sanremo y en A través de Flandes. Fue 13º en meta, un resultado muy notable habida cuenta de su desgaste durante la jornada. En las últimas tres pruebas que ha disputado suma  400 kms. de fuga, mientras su jefe de filas desconoce su nombre y que, mientras estaba fugado en Italia, tenía tiempo para poner un tweet de lo bien que se lo había pasado en un musical casposo y cutre la noche anterior. Por decirlo en pocas palabras: hay mucho más ciclismo fuera del solomillo, o este deporte supera a sus personajes más nefastos. La carrera de ayer fue un buen ejemplo, como casi siempre que hablamos de clásicas y pruebas de un día.

Boonen, como viene siendo habitual desde 2004, movió la carrera en los muros. En el Taainenberg, a 60 kms. de meta, subió a bloque y el único que aguantó el ritmo en primera instancia fue Van Marcke, su sucesor natural. Sin embargo, en esa primera embestida se vio que ayer era un día especial y los muros no hacían la misma selección que en otras ocasiones. En las posiciones delanteras se veían las nuevas caras (Sagan y un impresionante Degenkolb) y las más habituales, desde Ballan a Paolini, pasando por un centradísimo Freire.

El Paterberg tampoco hizo diferencia alguna, y todo quedó para el Oude Kwaremont, ese muro enlazado de 2´2 kms. que suele ser la piedra de toque para ver si uno vale para las clásicas o no. Gatto seguía escapado y, aunque Cancellara intentó hacer de las suyas -ya había sufrido un par de pinchazos y caídas- acabó relegado por un problema mecánico, uno de esos que tanto le pasan a este corredor extraño y exagerado.

En el tramo llano tras la subida fue arrolado por Carlos Barredo, ese ciclista, al que han llamado de todo sus compañeros por twitter. El propio Cancellara lo ha llamado looser, que es algo muy feo y muy poco ajustado a la realidad, porque no abarca toda la esencia del corredor asturiano. Roulston, mamporrero de Cancellara, ha dicho que ayer había gente en el pelotón que no sabía andar en bici. Barredo se ha roto un hueso y estará fuera del pelotón algún tiempo.

Cancellara, fielmente ayudado por su coche de equipo, consiguió enlazar con los favoritos, que iban en un pelotón muy numeroso, yo creo que el más numeroso que ha visto esta clásica en las últimas décadas. A pesar de que el fiel Chavanel y Murayev iban escapados, estaba muy claro que el desenlace de la carrera iba a ser al sprint. Y qué sprint, porque estaban algunos de los corredores más rápidos del pelotón.

Yo no se ustedes, pero al ver a Freire en ese pelotón -primero una toma fugaz, su figura diminuta entre los nuevos ciclistas de gimnasio y ciencia, después la confirmación- arropado como pocas veces en su carrera por compañeros -Paolini y Spilak-, esos 25 kms. hasta llegar a Harelbeke pasaron muy lentamente, en la seguridad de que iba a estar ahí para disputar la victoria.

Tras varios fuegos de artificio de flamencos olvidados -Hoste y Devolder-, se llegó al núcleo urbano de Harelbeke. Como dijo Eisel, tercero en la meta "todos iban muy cansados, a 1 km. de la llegada iba en cuarta posición y nadie ha intentado disputarme la posición". ¿Y qué pasa cuando ha sido una carrera muy disputada, cuando todos están cansados? Que lo que parece un sprint tipo gran vuelta por etapas acaba siendo un mano a mano entre los mejores, entre dos titanes.

Boonen lanzó el sprint muy lejos, casi como hizo en Het Volk, y Freire empezó muy tarde. El belga se impuso por apenas un tubular al tricampeón del mundo, que se ha quedado a las puertas de dar un campanazo inolvidable. Boasson Hagen, Sagan y otros corredores muy cacareados por jóvenes ni se metieron en la lid, y hay que buscarlos a partir del puesto décimo. Fue un sprint inolvidable entre dos campeones gigantescos, resuelto a favor del que jugaba en casa.

Porque decir Boonen y Harelbeke es decir lo mismo. El mejor corredor de todos los tiempos sobre adoquín ganó la carrera cuatro años seguidos (2004-2007), para después ser otras dos veces segundo y sin poder romper el empate a cuatro triunfos con Rik Van Looy. El empate se ha roto en la edición 2012, y Boonen lo ha hecho batiendo a Freire, el mismo que está empatado con Van Looy con tres campeonatos del mundo. No hay un podio con más prestigio que el de ayer en Flandes, y es difícil que lo haya.

Boonen se ha tomado venganza de la derrota en la Sanremo de 2010, donde Freire jugaba en casa. Quid pro quo. La pena es ese tubular de diferencia, o esos 10 ctms. más que hubiese necesitado el corredor único que ayer asomó la cabeza en un reino que no es el suyo -pero que en absoluto le es desconocido-, porque hubiese sido una victoria para recordar por los tiempos de los tiempos.

Yo sólo veo un ejemplo comparable: vale que Pozzato ganó aquí a Boonen en 2009, pero Pozzato no tiene el palmarés de Freire y es un corredor más del Norte que el cántabro. El único ejemplo comparable es el maravilloso triunfo de Bugno en el Tour de Flandes de 1994, cuando fuera de su terreno batió al sprint a Museeuw, Ballerini y Tchmil, los mejores corredores de pavé de su generación.

Sin embargo, no pudo ser en esta ocasión. Quedará como un bello recuerdo. Freire, muy contrariado en meta, dijo que se equivocó en el sprint porque no conocía la llegada (¡ay!, tantos años en el Rabobank y nunca lo trajeron por aquí, igual que nunca lo arroparon) y que no considera la carrera como una preparación a otros objetivos. Quería ganar y no ha podido. Le ha derrotado el mejor en su terreno. Y por un mísero tubular.

A Freire no le gustan nada los podios. En esta ocasión se rio bastante de que la azafata que entregó el trofeo a Boonen fuese una peculiar artista llamada Germania, salió con la gorra hacia atrás en estilo pandillero, evito ser regado por champán y ni miró la medalla que le dieron. Sin embargo, le sobran los motivos para estar orgulloso: corre para ganar, y es el primer español que lo logró en Flandes (Gante-Wevelgem 2008) y que todavía lo sigue haciendo. Con 36 años. Puede que con el tiempo haya otro Boonen, pero nunca habrá otro Freire. Nunca habrá otro podio en Harelbeke con cuatro mundiales, tres Sanremo, tres Roubaix y cuatro G-W representados. ¡Maldito tubular!
***
Niki Terpstra, un buen corredor holandés, fichó por el Quick Step la temporada pasada tras toda una vida en equipos menores y bastante anonimato. Buen contrarrelojista y muy alto, estaba en una forma increíble -y con el maillot de campeón nacional- cuando una caída en los Tres Días de la Panne le dejó fuera de las clásicas que cuentan. Este año parece que está con la misma gasolina que todo el equipo, y el miércoles arrasó literalmente en A través de Flandes. Se escapó a 20 kms. de meta tras el Paterberg y llegó solo, después de que entre el y su compañero Chavanel hubiesen movido la carrera a su antojo y en todas y cada una de las subidas. Evidentemente, el francés del Quick Step fue el segundo de la carrera, prolongando un dominio en el calendario por parte de su equipo que trae las peores pesadillas de los tiempos más oscuros de este deporte.
***
Kevin Van Impe, que este año había salido del Quick Step para recalar en el Vacansoleil de todas las salsas, se retira de improviso con sólo 30 años. Dice que no tiene la motivación suficiente. Suena muy raro, la verdad.Y más viendo como andan sus ex-compañeros y sus actuales compañeros.
***
Parte de bajas. Taaramae, que había empezado muy potente la temporada y era de los máximos favoritos para la P-N -fracaso total-, resulta que tiene mononucleosis. Se pierde la temporada y a ver qué ciclista queda, porque es una enfermedad de la que no se vuelve a gran nivel. Julian Dean se ha roto el fémur y Fulgsang el esfoides, por lo que se pierde todas las Ardenas en las que tenía muchas ambiciones. En Harelbeke se rompieron huesos Millar y Barredo, y Gilbert anda penando por ahí porque dice que tiene una infección de dientes.
***
Objetivo de Barredo para este año: "Disfrutar como lo hago de cada carrera". Tremendo. Yo soy su director y lo despido fulminantemente, pero bueno, dado que lo no hizo con sus ataques de globero -barrita energética en la boca incluído- en la pasada temporada y le parece todo muy bien, pues nada. En la entrevista hay las típicas lamentelle y excusas propias de este ciclista y de los ciclistas de su región. El periodista analfabeto de Marca (@Nachoabarga) escribe "Kruizbick" por Kruijswijk. Y así todo, todos los días. Qué pesadilla de periódico y de periodismo.
***
López-Egea, que a grandes pasos se aproxima a niveles de abyeción y propaganda propios de El Mundo, es capaz de escribir una crónica sobre la etapa de la nieve en la Volta sin ¡una sóla crítica a la organización!. Y encima le pone firma. Son capaces de todo.
***
Es increíble. Qué forma de defender a un tramposo patológico. Y vuelven a poner la misma (impagable) foto que en la ocasión de su "retirada" -ya estaba cumpliendo sanción por dopaje-.  ¿En Cantabria son tontos? Parece que sí. Y algunos les pagan por ello y que lo dejen escrito.
***
¿Eres de Burgos y no tienes nada que hacer el lunes? Quizás te interese esta actividad.  ¿Eres español y te interesan los hitos de la decadencia de nuestro país, especialmente los simbolizados por la clase política, sus universidades de juguete y la sinvergonzonería descarada? Pues seguro que también te interesa la misma actividad.

22 comentarios:

Anónimo dijo...

y otro muerto más a la saca, otro suicidio. Cuántos más se va a cobrar la industria? da igual

Anónimo dijo...

Según el Sistema Internacional se escribe "1 cm" y "12 cm", no "1 cm." ni "12 cmts.", y lo mismo vale para "km" (singular o plurar, siempre "km", no "km." ni "kms.").

Llamas analfabeto al de Marca (yo no digo que no lo sea, el medio me resulta tan repulsivo que no leo lo que publican ni en papel ni en web), pero esto de los símbolos de unidades es de Primaria.

Totalmente de acuerdo en el resto, lo de ayer en Flandes fue precioso.

Anónimo dijo...

Me encanta que corra Freire porque creo que es del único ciclista español que hablas bien (bueno hablar bien se queda corto), y da gusto cuando hablas bien de alguien.

Saludos

Anónimo dijo...

Freire es un crack en lo suyo, sencillamente excepcional en sprints complicados y de clásicas después de muchos kilómetros. Pero no hay que pedirle más, ayer se vieron sus limitaciones cuando intentó escaparse, no rueda fluido y apenas abrió hueco, aunque quizás detrás no fueran precisamente lentos. Pero está claro que nunca ha destacado por reventar carreras el solito en los muros o en tramos adoquinados como hace Boonen, ¡qué animal!¿cómo hace para que le queden fuerzas en los últimos kilómetros? Otro crack.
¿Con cual os quedais? EGS

Anónimo dijo...

Cancellara llama loser a un tío que le robó la rueda de la bici, aprovechando el momento en que Barredo le arroya...le arroya a el, a un espectador, y como consecuencia, le parten la nariz al mecánico de Radioshack. Vamos...que preparó una muy seria Barredo que encima ha acabado muy tocado.

Pero Cancellara al que llama eso, es al colega que fue allí y robó la rueda. No a Barredo. Igual como tiene un inglés muy chapucero el suizo, has malinterpretado alguno de sus "tweets".

http://www.nieuwsblad.be/article/detail.aspx?articleid=DMF20120323_215

Wololo30 dijo...

¡TREMENDO SAMUEL! Menudo espectáculo está dando en la Volta; se merecía una victoria como la de hoy.

Y lo de Boonen y Freire increíble, aunque ya sabemos que Katusha lleva tiempo oliendo a chamusquina y Quick-Step este año también...

jefe dijo...

Me encantó la carrera de ayer, como casi todos los años. Un toma y daca constante, la máxima expresión de competición ciclista, como sólo las clásicas y pruebas de un día pueden reflejar. Muchas cosas que me dejaron impactado.

¿Hay algo que no sepa hacer Peter Sagan? Me asombra, enamora y asusta a partes iguales. Creo que es el primer corredor desde Merckx al que veo con potencial físico de ganar cualquier monumento. Lo de ayer en los muros más importantes de Flandes me sorprendió sobremanera. La suficiencia con la que subió y siempre estuvo delante después de ver cómo ascendía en Tirreno en puertos de montaña propiamente dichos... Lo hace todo, y todo de manera excepcional, con 22 años, con una madurez impropia de su experiencia y con un descaro al alcance sólo de los genios. No recuerdo una irrupción así en todos los años que llevo viendo ciclismo, o sea, desde los 90. Sabiendo todo lo que sabemos ahora me asustan sus únicas prestaciones. Y mucho. Por todo ello, me encantó el resultado porque los jóvenes como él no tuvieron más remedio que morder el polvo ante la generación de expertos que todavía queda. Fue como un "aún no ha llegado vuestro momento". Por cierto, otro que me dejó con los ojos a platos fue Spilak, que tan pronto baila por los puertos de Romandía como se mete en cabeza de carrera a 30 km en los muros de Flandes.

Pozzato está de vuelta, me atrevo a aventurar. Lo volví a ver como en sus mejores ocasiones: atento, lúcido y tan elegante como siempre. Puede que no esté para ganar en Flandes o Roubaix, pero su sola presencia puede hacerle perder los papeles a más de uno, y con ello la carrera. En cambio Gilbert ni está ni se le espera. Y tampoco tiene que descuidarse demasiado porque no queda tanto tiempo para las Ardenas. Serán los dientes.

Degenkolb hizo una carrera extraordinaria, y ya en A través de Flandes y San Remo tuvo presencia en carrera. Teniendo en cuenta su velocidad punta y cómo se ha movido en carrera podemos tener un gran ciclista en ciernes para estas carreras. Con 23 años tiene todo el futuro por delante, y todas las batallas por delante con Sagan y Boasson, decepcionante ayer.

Y ya por último el tema estrella: Freire. Hizo una buena carrera acorde con sus posibilidades en el terreno. Y mira que hace tiempo pensaba que podría haber sido un grandísimo flandrien, pero los años no tardaron en quitarme la razón. Desde este punto de vista, que en Rabobank no pensaran en él para estas carreras me parece de lo más lógico, porque si algo tienen los holandeses y belgas son corredores aptos para las piedras. Tampoco él haría mucho empeño por acudir a este tipo de citas, no le echemos toda la culpa a sus exdirectores. Fue bonito ver el último km con Freire en tercera posición, acechando a todos con su presencia. Hubiera sido precioso verle ganar esta carrera ante Boonen, uno de los mejores flandriens de todos los tiempos (no veo tan claro que sea el mejor, aunque tampoco me importan demasiado ese tipo de discusiones). Pero aunque bonito y maravilloso para estas latitudes ciclistas, jamás puede ser comparable a aquella única victoria de Bugno en el 94. Primero, por el escenario, porque a pesar de todo Harelbeke no es Flandes, ni lo será nunca (aunque le quiten el Muur, ¡qué sacrilegio!). Y segundo porque el gran Bugno ganó a los mejores especialistas, en su casa y, algo nada baladí, en un mano a mano contra ellos. Nada de sprints numerosos, nada de carreras donde los mejores no han seleccionado en su terrano: sin poder soltarle en todos y cada uno de los muros, y batiéndoles en aquel agónico e interminable sprint. Freire, ni ayer ni nunca, fue capaz de estar en un corte decisivo en los muros, de meterse con los mejores en Paterberg, Kwaremont, Koppenberg o Kappelmuur. Ni siquiera cerca de hacerlo. Resumiendo, que no es ni de lejos comparable. Puede que "hubiese recordado a", pero jamás se hubiera podido comparar a la hazaña de Bugno. Quizá nunca haya nadie como Freire, pero tampoco habrá nadie como Bugno.

http://www.youtube.com/watch?v=7itvwlITudM

iago dijo...

Es extraño que hubiese un sprint con tanta gente (casi 50 corredores), pero salvo Boonen y Vanmarcke ninguno de los "gallos" ha estado muy interesado en romper la carrera. Quizás lo hubiese hecho Cancellara, pero cuando estaba lanzando su ataque tuvo el problema mecánico que le quitó cualquier tipo de opción.

Muy interesante que los jóvenes como Sagan o Degenkolb, en principio dos de los grandes favoritos tal y como estaban los kilómetros finales, no hayan ni siquiera disputado el sprint, índice de que este tipo de carreras poco tienen que ver con las carreras por etapas.

Anónimo dijo...

Wololo30,

Lo de Samuel hoy no habla demasiado bien del nivel de la Volta.

--
Brochard

ramontxu dijo...

No seas malo, Cancellara se refería al que le robó la rueda.
El avituallamiento estaba un poco mal colocado, después de una curva en bajada. También es cierto que el único en estamparse fue Barredo.
Espectacular sprint de Boonen. Es lo que quiso hacer en Het Nieuswblad pero o iba menos fuerte o, como dices, Vanmarcke iba menos cansado y lo jodió. Aquí de lejos y sin rival. Freire arrancó tarde pero quizás entre que aguantaba la primera embestida, cogió el rebufo y se disponía a remontar, tampoco hubiera podido aguantar antes.
Boonen tiene el sprint potente de sprinter y la fuerza de un rodador que ataca de lejos. Esta versatilidad lo hace un corredor difícilmente repetible. Me alegra que haya vuelto dónde estaba.

He visto ganar a Samu en directo. Ha aido bastante emocionante. Hoy se ha estampado un Mosso contra un coche y casi la palma. La Volta este año se está cubriendo de gloria.

Carbono14 dijo...

"Por un mísero tubular" para ti. "Un bendito tubular" para Boonen.

"Ay, si la meta hubiera estado un metro más allá". Sí, pero no lo estaba. Estaba donde estaba, ni un cm más allá. Y se entra segundo por medio tubular o por veinte metros. En ambos casos se entra segundo.

Freire es un super clase, un absoluto crack, pero esta vez le han batido, sin más. Lo único es que así da aun más coraje.

Wololo30 dijo...

Brochard, simplemente no van sprinters porque no había etapas para ellos, todo lo contrario que el año anterior. No es raro que se den estos finales en estos casos.

Nadie controló la llegada y unos por otros la casa sin barrer; un repecho, luego unas curvas complicadas y... voilá!

Y queda Cunego 3º en el sprint del grupo...

Anónimo dijo...

Totalmente deacuerdo con el análisis de Jefe respecto a Freire. Ha hecho lo que viene haciendo mucho tiempo, aguantar y ratonear, para luego intentar ganar al sprint. Mirándolo objetivamente, creo que podría incluso considerarse de rotundo fracaso, todo el día sin darle el viento y le bate en su terreno quien más cartuchos ganó...
También se podría hacer una colección de excusas-Freire, si no conocía la meta era única y exclusivamente culpa suya. Por favor! Y si nunca corrió esas carreras todos sabemos por qué fue... nunca ha sido de correr calendarios completos, elegía objetivos y se presentaba en Flandes sin curtirse en otras pruebas, por elección propia, y muchas veces, todo hay que decirlo, por no poner en pelligro su débil salud...
Con esto no quito mérito a su segunda plaza, con 36 años y en Harelbeke, pero hay que darle el que tiene. A ver que tal hoy en Gante y sobre todo el domingo que viene...
Saludos!

Sergio ciclismo dijo...

Gracias por vuestros comentarios. Anónimo: ese análisis de Freire me parece muy general, en Harelbeke llegó a ir escapado en solitario, o sea que eso de que no tragó viento...

Martin dijo...

Gracias por el post, Sergio. Ha sido una pena que hoy no haya podido ver la carrera, pero bueno, espero compensar el disgusto acudiendo al Paterberg a ver el Tour de Flandes.

Como decía, no he visto la carrera, pero "no conocía la llegada" no suena muy profesional, me parece a mí. Si Freire va ahí, con idea de disputar la carrera, ¿cuánto tarda en preguntar, o mirar dos o tres llegadas de años anteriores en youtube?

Anónimo dijo...

Coincido punto por punto con el comentario de jefe.
La de ayer fue una carrera muy bonita con bastante incertidumbre, aunque al final se intuía el sprint. Quizás le faltó algo más de batalla en los muros por parte de la gente que no tenía demasiadas opciones en la llegada final (Cancellara, Pozzato, Leukemans...)pero en cualquier caso fue muy entretenida
Una auténtica pena lo de Freire, porque cuando le vi tan bien colocado, sinceramente pensé que ganaba. No lo hizo, pero sólo pudo batirle un Boonen que recuerda al de 2005 y, como dice Sergio, por un mísero tubular-
Ahora bien, la comparación con la maravillosa victoria de Bugno ante Museeuw (para mi el mejor en estas lides), Tchmil y Ballerini está totalmente fuera de lugar y no sólo por el escenario (en mi opinión Harelbeke es claramente la hermana menor de DeRonde), sino también por las propias caracerísticas de la carrera, pues no olvidemos que el viernes llegó a meta un grupo de más de 40 corredores.
Si no te hubiera leído durante años, pensaría que eres uno más de esos defensores del producto nacional por encima de todo.
Por cierto, imperdonable que Freire diga que no conocía la llegada. Si llegan a decir eso Flecha o Piti seguro que el post sería bastante menos elogioso.
En cualquier caso grande Freire y a ver qué sucede hoy en GW. Algún enlace para verla?

Anónimo dijo...

Antes de criticar a la organización de la Volta por lo de la etapa del prepirineo, hay que comprender que según AEMET ese día había alerta por nevadas hasta las 14:00 horas a partir de 1.500 m en Gerona y de 1.800 m en Lérida. Según eso, sólo había alerta en la Collada de Tosses, que sí se subió y bajó. En realidad, la etapa sé paró después de la hora a la que, supuestamente, terminaba la alerta. Por lo visto la nevada continuó incluso toda la noche. Tuvieron muy mala suerte. Podemos decir que jugaron fin fuego porque no tenían un plan B... pero aprobar otro recorrido no depende del organizador, sino de las autoridades de tráfico. No sabemos si hubo alguna propuesta o no. Si la hubo y los mossos no la autorización, la organización nunca dirá nada públicamente, lo último que necesita un club es enfrentarse con la autoridad de tráfico.

Sergio ciclismo dijo...

Gracias por vuestros comentarios. Martín: envidia sana que te tengo, disfruta.

Anónimo: yo soy incluso más fan de Bugno que de Freire, sabía que la comparación era forzada, pero hay elementos en común, y creo que los explico bien. En cuanto a enlaces para hoy en sporza.be se podrá ver y ahora estoy viendo el criterium aquí:

http://sports-livez.com/channel/ch-54.php

Anónimo: la culpa, del utillero. Ya hablaré de la Volta la próxima semana.

Martin dijo...

Parece que Rabobank ha esperado a que se fuera del equipo para trabajar para Freire! Hoy le están haciendo más favor que en 8 años en el equipo, intentando pillar al grupo de Cancellara y Sagan

pasosypedales dijo...

Sergio, tus resúmenes valen más que una retransmisión con Perico; gracias.
No sé a vosotros, pero me encanta ver los vídeos de ciclismo en Sporza, llevan el lenguaje del adoquín.

Berto dijo...

Yo sigo alucinando con el estado de forma de Boonen. En las declaraciones post-carrera, Freire declara que lanzó demasiado pronto el sprint. Sin embargo, si veis la toma aérea, se puede ver como Boonen ya iva lanzando el sprint (aunque desde mucho más atrás) y és el único que va a más hasta la línea de meta (de los que les vá dando el aire en la cara).
A saber qué nos depara la "Ronde" pero la verdad que la cosa promete muy mucho ya que no se ve a nadie 2 puntos por encima del resto (o eso creemos).

Anónimo dijo...

Se escribe "loser", no "looser". Hay que estudiar más inglés.